Agosto de 2017 deja 1.600 parados más en Sevilla capital

El número total de desempleados asciende ahora a 74.000

Se rompe una racha de seis meses consecutivos de caída del paro

El desempleo vuelve a golpear a todos los sectores, salvo agricultura, y grupos de edad

Es el peor mes de agosto desde el año siguiente al estallido de la crisis

En la provincia, los 5.129 nuevos parados elevan el total a 206.937

El mes de agosto de 2017 se ha cerrado en Sevilla capital con 1.600 parados más, con lo que se rompe una racha de seis meses consecutivos (desde febrero hasta julio) de caída del desempleo. Ahora se ha pasado de 72.400 desocupados a 74.000 (un 2,20% más), según los datos oficiales difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez, la cual declaró recientemente que España vivía “una primavera del empleo”.

Agosto es un mes tradicionalmente malo para los trabajadores en la capital de Andalucía. De hecho, desde el estallido de la crisis, en septiembre de 2008, sólo se había registrado un agosto con descenso del paro: el del año 2013, con el inicio de la recuperación económica, cuando treinta sevillanos abandonaron las listas del paro.

Sin embargo, la consolidación de la recuperación, dada por hecho por el Gobierno y por la mayoría de los economistas; el hecho que desde febrero el paro descendió un mes tras otro en Sevilla capital y el ‘boom’ turístico, con continuos récord batidos, ya también en verano (antiguamente temporada baja en la ciudad), permitían albergar la esperanza de que agosto de 2017 fuera otra excepción a la regla y arrojara cifras positivas de ocupación laboral.

No sólo no ha sido así, sino que los 1.600 parados registrados el pasado mes suponen la segunda peor cifra en un agosto desde el inicio oficial de la crisis en septiembre de 2008, sólo superada por los 1.617 nuevos parados de agosto de 2009. Al principio de la crisis también se superó el millar de nuevos desempleados en agosto de 2010 (1.128 parados más entonces) y de 2012 (1.237 más). Paradójicamente, a partir de 2013, cuando hubo un incremento (hasta ahora único) del empleo en agosto, el dato no ha hecho más que empeorar pese a que en paralelo la coyuntura económica iba mejorando y teóricamente podría haberse esperado lo contrario: de algo más de dos centenares de nuevos parados se pasó en 2016 a 700 más y, este año, a los citados 1.600.

Con este cambio de tendencia se rompe, como dijimos anteriormente, la racha de seis meses acumulada desde febrero de caída del paro y no se supera otra de similar duración que se produjo en el año 2013 (duró entonces desde marzo a agosto).

Aun así, el paro interanual, el registrado de agosto de 2016 a agosto de 2017, experimenta una bajada que beneficia a 6.121 sevillanos en la capital (pasa de 80.121 hace un año a los citados 74.000, lo que supone un 7,63% menos).

En cuanto al mandato de Espadas, en este periodo al frente del gobierno de la ciudad hay 10.470 desempleados menos (se ha pasado de 84.470 en junio de 2015, cuando tomó posesión como alcalde, a 74.000, una caída del 12,39%).

DESGLOSE

Por sexos, el incremento del paro ha afectado casi por igual a hombres y mujeres. En los varones, el número de parados pasa de 30.641 en julio a 31.637 en agosto (726 más); y en las féminas, se ha pasado de 41.759 a 42.633 (874 más).

Por sectores, sólo se libra la Agricultura, único en que desciende el desempleo en lugar de subir, mientras que el paro se ha disparado en sector clave de los Servicios: el 74% en números redondos de los nuevos parados sevillanos se ha registrado en este sector, lo que significa que el turismo no ha actuado de motor ocupacional el mes pasado. La distribución queda ahora de la siguiente forma: Agricultura, 1.478 parados (-12); Industria, 4.054 (+93); Construcción, 5.836 (+54); Servicios, 52.434 (+ 1.178) y colectivo Sin empleo anterior, 10.198 (+287).

Y en el pasado agosto el desempleo ha subido en todos los grupos de edad sin excepción, especialmente entre los menores de 30 años, aunque donde sigue habiendo mayor número de parados es entre quienes tienen entre 45 y 54 años, únicos grupos en los que hay más de diez mil parados.

El número de desempleados se distribuye de la siguiente forma: menos de 20 años, 1.140 parados (+67); de 20 a 24 años, 4.313 (+221); de 25 a 29 años, 6.721 (+ 369); de 30 a 34 años, 7.386 (+ 164); de 35 a 39 años, 8.454 (+ 174); de 40 a 44 años, 9.314 (+ 210); de 45 a 49 años, 10.431 (+103); de 50 a 54 años, 10.668 (+ 104); de 55 a 59 años, 9.185 parados (+79), y mayores de 59 años, 6.388 (+ 109).

Por tanto, en Sevilla capital hay 12.174 parados menores de 30 años (suponen el 16,45% del total); 15.840 entre 30 y 40 años (el 21,40%); 19.745 entre 40 y 50 años (el 26,68% del total) y 26.241 mayores de 50 años (el 35,46%), una edad a la que cada vez es más difícil encontrar un trabajo.

DATOS DE LA PROVINCIA

En la provincia de Sevilla se repite prácticamente el mismo patrón que en la capital, ya que el paro también aumentó en agosto en todos los sectores salvo en la Agricultura, y cuantitativa y proporcionalmente todavía más: se ha pasado de 201.808 desempleados en julio a 206.937 en agosto, con 5.129 desocupados más (incremento del 2,54%).

Cifras similares de incremento del desempleo en hombres y mujeres. El número de féminas paradas pasa de 116.802 en julio a 119.399 el mes pasado, lo que supone 2.597 más. En cuanto a los hombres, pasa de 85.006 a 87.538, un incremento de 2.532.

Por sectores económicos, sólo se libra la Agricultura del incremento en el número de parados, y los Servicios acumulan el mayor incremento (el 73,50% del total). La distribución de parados queda así: Agricultura, 13.592 desempleados (-267); Industria, 14.045 (+378); Construcción, 20.607 (+594); Servicios, 135.108 (+ 3.770) y colectivo Sin empleo anterior, 23.585 (+654).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.