Espadas compromete 24,5 millones hasta que llegue la ayuda para el tranvía

El IDAE no haría el primer pago trimestral hasta octubre de 2021

Entre el Ayuntamiento y Tussam deberán desembolsar 11,7 millones

El 30 de septiembre de 2023 es el plazo límite para cobrar la subvención

El gobierno de Espadas se ha comprometido con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) y en al menos dos ocasiones -la última, en la víspera de que se decretara el estado de alarma- a reservar 24.510.000 euros con destino a la primera fase de las obras de ampliación de la línea del tranvía, siempre que se le conceda la subvención solicitada de 19.680.000 euros, aunque previsiblemente no comenzaría a cobrarla, de forma trimestral, hasta octubre del año 2021. 

El coordinador general de Análisis, Datos y Planificación Estratégica del Ayuntamiento, Gaspar Llanes, ha asumido ante el IDAE en nombre del alcalde Espadas el compromiso de disponer en el Presupuesto Municipal del crédito suficiente, por importe de 24.510.000 euros, de acuerdo con la distribución establecida en el proyecto de construcción de la plataforma para la ampliación de la línea del tranvía, la superestructura y las instalaciones desde la parada en San Bernardo hasta el centro comercial Nervión Plaza (en realidad, en el proyecto sometido a información pública la línea ampliada llegaría hasta el cruce con la avenida Luis Montoto)-.

Gaspar Llanes, el hombre de Espadas para el tranvía

Asimismo, el compromiso de reserva financiera abarca la dotación de equipamiento a las nuevas paradas del tranvía, incluidas marquesinas, máquinas expendedoras  de billetaje, paneles informativos, sistema de megafonía e interfonía y sistema de videovigilancia a bordo (CCTV)…todo ello condicionado a la concesión de la subvención formalmente solicitada al IDAE el pasado 5 de diciembre de 2019 pese a que el Ayuntamiento no podía acreditar en aquel entonces que, como establece el Real Decreto regulador, tenía aprobado el preceptivo Plan de Movilidad Urbana Sostenible del que debe derivar la ampliación del tranvía.

Aun así, en caso de que el IDAE obvie lo dispuesto en el Real Decreto y conceda la subvención, esta reserva de los 24,51 millones de euros “se elevará al órgano municipal competente para su aceptación, previo informe de la Intervención Municipal”.

REPARTO DE COSTES

Dicha cantidad es el coste “elegible” para la actuación, del que el Consistorio solicitó una subvención del 80% y se comprometió también a financiar el 20% restante. Ahora bien, según reza en el proyecto sometido recientemente a información pública la factura total de la primera fase de la ampliación asciende a 31.351.408 euros. Por tanto, en caso de que se conceda la ayuda solicitada con cargo a los fondos Feder de la Unión Europea, el Ayuntamiento y Tussam (la empresa municipal debería hacerse cargo, entre otros, de la compra de dos trenes por valor de 7 millones de euros) tendrían que aportar entre ambos 11.743.408 euros, una cantidad que deja en evidencia al portavoz de Ciudadanos, Álvaro Pimentel, el cual declaró que esta vez la ampliación no tendrían que pagarla los sevillanos porque la asumiría Bruselas.

Según la normativa reguladora, en caso de obtener la subvención el Ayuntamiento de Sevilla debería enviar al IDAE con periodicidad trimestral copia de las facturas y de sus correspondientes justificantes bancarios de pago, correspondientes al pago diferido de la inversión elegible. El IDAE no admitirá justificaciones con fecha posterior al 30 de septiembre de 2023, ni las que de forma acumulada excedan del valor de la inversión elegible justificada por la empresa que acometa las actuaciones.

Además, antes del 30 de septiembre de 2023, el Ayuntamiento deberá acreditar que, con base en el contrato formalizado, ostenta la propiedad de las obras, equipos e instalaciones que conformen la ampliación de la línea del tranvía. Así pues,el 30 de septiembre es el plazo límite para la conclusión de la obra si el Consistorio sevillano pretende cobrar hasta el último euro de subvención.

Por otra parte, dado que el IDAE sólo pagará la ayuda de forma trimestral y previa acreditación de los pagos realizados por el Ayuntamiento, conforme a la estimación del calendario de la obra, que se iniciaría en julio del año 2021, el organismo perteneciente al Ministerio para la Transición Ecológica no haría el primer desembolso hasta octubre de ese mismo año, lo que obliga al gobierno de Espadas a tener inmovilizados prácticamente hasta ese mes los 24.510.000 euros comprometidos como garantía ante el IDAE. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.