El PP no tendría la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Sevilla extrapolando los resultados de las elecciones andaluzas

Le faltaría un edil y necesitaría el apoyo de Vox o su abstención

El PSOE volvería a los 8 ediles de las primeras municipales de la Democracia (1979)

La histórica victoria del PP de Juanma Moreno en las elecciones andaluzas del 19 de junio de 2022, en que ha barrido al PSOE de Juan Espadas en todas las provincias y en feudos tradicionalmente socialistas como Dos Hermanas, no le serviría para lograr en el Ayuntamiento de Sevilla capital la misma mayoría absoluta que en el Parlamento andaluz si se extrapolan los resultados regionales a unas elecciones municipales que se celebrarán dentro de once meses, en mayo de 2023.

La extrapolación de los resultados dibuja un escenario en el que el PP ganaría siete ediles y pasaría de sus actuales ocho a 15, tan sólo a uno de la mayoría absoluta, cifrada ahora en 31 concejales. Esos 15 serían los mismos que obtuvo Zoido en el año 2007, antes de que en 2011 lograra aquella histórica mayoría absoluta con 20 ediles.

Los resultados autonómicos dejarían al PSOE de Antonio Muñoz, el actual alcalde, con tan sólo ocho ediles y retrotraerían al partido al año 1979, el de las primeras elecciones municipales de la Democracia, cuando obtuvo esa misma representación en el Ayuntamiento de Sevilla.

Vox pasaría de dos a cuatro concejales, número que podría sumar a los del resto de fuerzas políticas para dejar al PP en minoría, algo que ya ha hecho alguna vez en el Parlamento andaluz en la reciente legislatura. Por tanto, el apoyo explícito o la abstención de Vox serían condiciones necesarias para que el PP pudiera sacar adelante sus iniciativas en la Plaza Nueva en un escenario que reprodujera hipotéticamente los resultados de las elecciones andaluzas. En tal posibilidad, el PP de José Luis Sanz, que aún ostenta la condición de alcaldable popular, se vería obligado en la próxima campaña electoral a repetir la misma apelación de Juanma Moreno al voto útil para tratar de alcanzar la mayoría absoluta y no depender de la extrema derecha de Vox.

Ciudadanos no alcanzaría el mínimo del 5% de los votos con los resultados de las elecciones andaluzas para obtener representación en el Ayuntamiento de Sevilla en unas municipales, aunque se ha quedado cerca, a tan sólo 0,69 puntos. Si hubiera alcanzando el mínimo exigido podría haber obtenido un edil en la extrapolación de los resultados.

La división de la izquierda más allá del PSOE entre Adelante Andalucía y Por Andalucía se saldaría, siempre según los resultados de las autonómicas, con un salomónico reparto de dos ediles para cada formación, por lo que esta corriente política volvería a contar con cuatro concejales en el Ayuntamiento, probablemente tan a la gresca como lo están actualmente pese a haber concurrido todos bajo las mismas siglas en las últimas elecciones locales.

PERAS CON MANZANAS

¿Hasta qué punto tienen validez las extrapolaciones de los resultados de unas elecciones a otras de distinto signo, como en este caso de unas autonómicas a unas municipales? Nos hallaríamos en la hipótesis de mezclar, como coloquialmente se dice, peras con manzanas o churras con merinas.

Vamos a verlo con un ejemplo concreto. En diciembre de 2018 se celebraron las elecciones andaluzas previas a las de este domingo (19 junio 2022) y cuando por entonces faltaban seis meses para las elecciones municipales de mayo de 2019. Ahora faltan once meses para las próximas elecciones municipales, aunque en la práctica hay que descontar el paréntesis estival de tres meses. Por tanto, nos hallamos en un escenario temporal muy similar al de hace cuatro años, con unas municipales en puertas tras unas autonómicas.

En la extrapolación de resultados de aquellas elecciones andaluzas (año 2018) el PSOE habría obtenido nueve concejales en las siguientes municipales. En la realidad seis meses después fueron trece (cuatro más). La proyección del PP era de seis ediles. A la hora de la verdad fueron ocho (dos más). Tanto para Adelante Andalucía como para Ciudadanos la extrapolación autonómica indicaba que podían obtener seis concejales. Realmente fueron cuatro (dos menos para cada uno). Igual le ocurrió a Vox, que de una extrapolación con cuatro posibles ediles se quedó realmente en dos.

El contraste es la demostración de que no hay una traslación automática de los resultados de unas elecciones a otras y de que al menos en las últimas elecciones municipales los dos grandes partidos tradicionales, PSOE y PP, obtuvieron digamos una sobrerrepresentación en comparación con los resultados que habían cosechado en las autonómicas medio año antes.

Y ello a pesar de que ambos partidos venían de obtener los peores resultados de su historia en unas elecciones andaluzas, tanto el PSOE de Susana Díaz como el PP de Juanma Moreno, a pesar de lo cual éste pudo convertirse en presidente de la Junta de Andalucía merced al apoyo de Ciudadanos y de Vox.

Sin embargo, siempre hay matices a considerar. Así, el PSOE pudo haber obtenido en las municipales un plus de votos debido al conocimiento de la figura de Juan Espadas, que ya llevaba cuatro años de alcalde. De hecho obtuvo dos ediles más, aunque tampoco lo sirvieron para la mayoría absoluta.

Ahora, el matiz es que Antonio Muñoz llegará a las elecciones municipales de mayo de 2022 con un bagaje de menos de año y medio como alcalde, encabezando la lista de un partido que ha cosechado los peores resultados de su historia en Andalucía y frente a un PP que viene de lograr justamente el hito histórico contrario.

Un PP que va a tener el tiempo suficiente para, desde el gobierno de la Junta de Andalucía y con los Presupuestos autonómicos, impulsar en Sevilla capital iniciativas e infraestructuras que colocar en el escaparate de unas elecciones municipales frente a la inhibición, bloqueo o pasividad socialista de tantos años: el Metro, la Ciudad de la Justicia, la culminación del Hospital Militar, el inicio de la restauración de las Atarazanas, el nuevo hospital en la isla de la Cartuja…

En la cita de las municipales del próximo mes de mayo, pues, el principal rival de Antonio Muñoz no será el exalcalde de Tomares, el senador José Luis Sanz, sino el reelegido presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.