El Ayuntamiento dice ahora que autorizó la tala porque los tratamientos al ficus no dieron resultado cuando antes afirmó que no se había hecho nada

Su Servicio de Parques y Jardines informó a la Comisión de Patrimonio de la falta de supervisión técnica y control sobre el árbol

«Conforme a criterios de seguridad e integridad patrimonial y teniendo en cuenta que los tratamientos realizados al ficus no resolvían los problemas, este gobierno municipal, por responsabilidad, concedió la licencia a la iglesia de San Jacinto (para la tala del árbol)», ha declarado el portavoz del gobierno local de Sevilla, Juan Manuel Flores. Esta afirmación es justo la contraria del Servicio Municipal de Parques y Jardines, que el pasado febrero elevó un informe a la Comisión de Patrimonio en el que denunciaba la falta de acciones de conservación en el árbol por parte de la parroquia, perteneciente a la Orden de los Dominicos.

El portavoz del gobierno municipal, Juan Manuel Flores, ha informado este jueves (18 agosto 2022) de que el Ayuntamiento de Sevilla ha dado «cumplimiento inmediato» al auto judicial emitido esta misma mañana por el juzgado de lo contencioso-administrativo número 9 de Sevilla por el que se suspende cautelarmente la licencia concedida a la Orden de Predicadores Dominicos que regenta la iglesia de San Jacinto para sus trabajos de tala del ficus del atrio mientras que el juzgado resuelve el recurso presentado por la Asociación Multisectorial de la Jardinería Andaluza (AMJA) contra la licencia otorgada.

«El gobierno ha actuado en todo momento siguiendo las resoluciones judiciales que se han emitido y que, en el día de ayer, primero, no solo no instaban a la paralización de la licencia en cuestión, sino que emplazaban a la entidad recurrente a resolver defectos procedimentales antes de admitir a trámite la petición que realizaba para suspenderla cautelarmente», según ha explicado Flores en una nota de prensa.

«Inmediatamente después» de que el juzgado trasladara al Ayuntamiento el auto con la suspensión cautelar de la licencia, «con absoluta diligencia, se ha redactado y tramitado con carácter de urgencia la resolución administrativa necesaria para acatar y dar cumplimiento a la resolución judicial emitida y notificada a media mañana de este jueves», ha detallado el portavoz y delegado de Hábitat Urbano.

Juan Manuel Flores

Desde la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente se aportará al Juzgado el acuerdo de la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente del 31 de mayo de este año por el que se concedía esa licencia a la a la Orden de Predicadores Dominicos, así como toda la documentación que le sea requerida. Desde la aprobación de la licencia en la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo el 31 de mayo de 2022, no se había presentado ninguna alegación o recurso por parte de ninguna entidad o grupo político al expediente. «Es más, la licencia fue aprobada por unanimidad con voto favorable del grupo municipal del Partido Popular», ha subrayado.

El Decreto de la Gerencia por el que se acata el auto y notificado a la Orden de Predicadores Dominicos insta a adoptar las medidas necesarias para garantizar la integridad de las personas y así evitar daños para las personas o bienes que pudieran producirse como consecuencia de la paralización de la licencia, con asesoramiento de los propios técnicos de la Gerencia. Si por cuestiones de recursos el titular del bien no puede atender esta obligación, se procederá por parte de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente al acotamiento del recinto para a fin de evitar tales daños.

«Queremos insistir en que la licencia se ha otorgado siempre atendiendo criterios técnicos que nos advertían de la peligrosidad del árbol para la seguridad de las personas de una zona tan concurrida y también por la afección a un templo que está declarado Bien de Interés Cultural. Por ello, además, el expediente cuenta también con el informe de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Conforme a esos criterios de seguridad e integridad patrimonial y teniendo en cuenta que los tratamientos realizados al ficus no resolvían los problemas, este gobierno municipal, por responsabilidad, concedió la licencia a la iglesia de San Jacinto», ha abundado Juan Manuel Flores.

La iglesia de San Jacinto ya «luce» sin la copa del ficus

«Como no puede ser de otra manera, el Ayuntamiento no puede acatar y dar cumplimiento a las decisiones judiciales hasta que se producen y se notifican, y esa circunstancia no ha ocurrido hasta avanzada la mañana de este jueves», ha remarcado el delegado. Además, todos los partidos políticos, salvo Podemos que se abstuvo, y todas las entidades vecinales, culturales, empresariales y deportivas que conforman la Junta Municipal del Distrito Triana apoyaron instar a la Orden de los Dominicos a apear el árbol.

¿De qué tratamientos realizados al árbol habla Juan Manuel Flores para justificar la concesión del permiso de tala a la parroquia de San Jacinto? ¿Puede decir cuáles han sido y cuándo se han aplicado? Su afirmación contrasta con el contenido del informe elevado por el Servicio Municipal de Parques y Jardines a la Comisión Provincial de Patrimonio el pasado 16 de febrero, y que volvemos a reproducir:

En vez de exigir a los dominicos y a la parroquia de San Jacinto, en cuanto propietarios de un árbol centenario integrante de un Bien de Interés Cultural, la conservación, supervisión técnica y control especializado del ejemplar para que no supusiera un peligro para el templo y los viandantes, el Ayuntamiento ha optado por darles el permiso de tala para así, nunca mejor dicho, «cortar por lo sano» y ahorrarle a la Iglesia cualquier gasto de conservación del árbol, justo lo que ésta pretendía al dejarlo abandonado a su suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.