Archivo de la etiqueta: Plan de Movilidad Urbana Sostenible Sevilla

Espadas tampoco fue capaz en 2020 de aprobar su Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

El 31 de diciembre también expiró el plazo de solicitud al IDAE de subvenciones para implantar medidas previstas en los PMUS  

La petición de Espadas para ampliar el tranvía no está amparada por el Plan de Movilidad vigente, que es el redactado por Zoido

Las demandas de los ayuntamientos españoles de ayudas para aplicar sus PMUS superan en un 50% el dinero existente

La cuestión que se plantea es si el IDAE rechazará peticiones acordes a la norma de los PMUS con tal de financiar el tranvía de Espadas, que no lo es

El IDAE es en esta materia un órgano intermediario del Parlamento Europeo, que ha pedido a la Comisión de la UE una investigación sobre el tranvía sevillano

El Gobierno aplica al túnel de la SE-40 el criterio de ahorro en las obras públicas, del que queda exento el redundante y cada vez menos demandado tranvía de Monteseirín

El pasado 31 de diciembre de 2020 concluyó el plazo, ampliado, de un año y medio otorgado por el Ministerio para la Transición Ecológica a través del IDAE (Real Decreto 316/2019, de 26 de abril, por el que se modifica el Real Decreto 616/2017, de 16 de junio) para la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso de una economía baja en carbono en el marco del Programa Operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.

El Ayuntamiento de Sevilla se acogió a dicho Real Decreto para registrar el 5 de diciembre de 2019 ante el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), con el número de expediente FEDER-EELL-2019-003596, la solicitud de subvención de 19.608.000 euros para la primera fase de la ampliación del recorrido del tranvía, cuyo coste total se ha estimado en 24.510.000 euros.

La solicitud presentada ante el IDAE por el Ayuntamiento de Sevilla de ayuda para ampliar el tranvía

El Consistorio sevillano ha tratado de tomar la parte por el todo, ya que en el Real Decreto no se habla de ayudas específicas a proyectos concretos, sino, tal como establece la medida Nº 8 de la norma, a la implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).

Se da la circunstancia de que a 31 de diciembre de 2020 el gobierno de Espadas tampoco ha sido capaz de aprobar, siquiera inicialmente, un nuevo Plan de Movilidad en el que se incluya la ampliación de la línea del tranvía, la cual no figura en el PMUS actualmente vigente y también vigente cuando hace más de un año solicitó la subvención al IDAE.

Por ende, el actual PMUS, un documento de trámite redactado a la carrera y sin proceso de participación ciudadana por el gobierno de Zoido con el fin de lograr subvenciones para la arruinada Tussam que había dejado Monteseirín, fue totalmente descalificado por Espadas.

https://www.manueljesusflorencio.com/2010/04/las-perdidas-de-tussam-con-monteseirin-como-tres-estadios-olimpicos/

El ahora alcalde socialista no dio valor ni credibilidad al PMUS de Zoido, ni cuando él era el líder de la Oposición municipal ni cuando luego accedió a la Alcaldía, ya que pensaba sustituirlo por el suyo propio, un PMUS que fuera reflejo de su concepto de movilidad con medidas como, por ejemplo, la reintroducción del Plan Centro, modificado. En cuanto a la ampliación del tranvía, ni siquiera figuró en su programa electoral para las municipales. La decidió a mitad de mandato porque, como declaró en una entrevista, “algo había que hacer para las elecciones (siguientes)”. Hacer por hacer, gastar por gastar, aunque no esté justificado por razones objetivas. Así mostró su auténtica personalidad Espadas.

AHORA EL DE ZOIDO SÍ VALE

Sin embargo, tras casi seis años en la Alcaldía, el regidor socialista no ha sido todavía capaz de pasar del documento de diagnóstico de su propio PMUS, por lo que, por puro interés político y electoralista, de pronto redescubrió el Plan de Movilidad de Zoido y de la noche a la mañana lo convirtió en un documento plenamente válido y útil…..para tratar de justificar ante el IDAE que la petición de subvención cumplía la condición “sine qua non” establecida por dicho organismo: el proyecto a subvencionar debe estar insertado en un PMUS.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/09/espadas-acaba-reivindicando-a-zoido/

El problema es que el PMUS que en principio Espadas dice que tiene pero que no presenta ante el IDAE para no quedar en evidencia (tuvo que ser dicho organismo del Gobierno central el que se lo exigiera “a posteriori”) no incluyó la ampliación de la línea del tranvía, ya que en tiempos de Zoido quedó claro que era un medio de transporte con cada vez menor demanda de viajeros,

pese a que luego Espadas ha ignorado dicha realidad en los estudios previos con los que se ha tratado de justificar un proyecto antieconómico y cada vez más cuestionado por colectivos ciudadanos, ya que para su ejecución requiere la tala de arboleda en Nervión a pesar de que es presentado como ecológico y de que hay alternativas más baratas y eficientes que salvarían los árboles.

Espadas sólo ha dado credibilidad al PMUS de Zoido cuando lo ha necesitado como pretexto para pedir dinero al IDAE

El Real Decreto citado no deja lugar a dudas: la medida Nº 8 no está destinada a subvencionar una actuación aislada, sino “aquéllas que se deriven de un PMUS o Plan Director específico que evalúe la redacción de emisiones y los ahorros energéticos”. La ampliación de la línea del tranvía, el proyecto estrella de Espadas, no deriva del vigente Plan de Movilidad -el de Zoido-, al que se acogió en diciembre de 2019 con tal de que le concedan la subvención y pueda presentarse a las elecciones municipales dentro de dos años con la foto hecha en el tranvía prolongado.

No sólo se establece tal requisito en el Real Decreto, sino también en el documento del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020, que la Secretaría General de la Comisión Europea avaló ante la Representación Permanente de España ante la UE con fecha 3 de agosto de 2015 (documento A14-64097).

En el Programa Operativo sellado por Bruselas se dice que el apoyo económico de la UE en materia de Movilidad Urbana Sostenible se da “al desarrollo y puesta en práctica de Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)”, tal como se ratifica en las páginas 4, 13, 24, 72, 75, 76, 77, 154, 157, 282 y 284.

Así, en la página 75 se refleja de forma aún más taxativa: “Las actuaciones a cofinanciar en el ámbito del transporte urbano sostenible derivarán necesariamente de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible en el que se evalúen la reducción de emisiones y/o los ahorros energéticos. No se apoyarán acciones aisladas que no cuelguen de un plan o estrategia global de movilidad urbana”.

En la medida Nº 8 (Implantación de PMUS) del Real Decreto, acorde con el contenido del Programa Operativo, no se habla de tranvía, Metro o similares, sino de promoción de la movilidad peatonal, fomento del uso de la bicicleta, camino escolar y, dentro del transporte público, de la introducción de vehículos con tecnologías o combustibles alternativos (es decir, biocarburantes).

Y si se consulta el Programa Operativo se comprueba que uno de los indicadores a tener en cuenta es el número de viajes en transporte público urbano. Tal como vimos en un anterior informe, el coste del kilómetro de tranvía en Sevilla supera con creces el del kilómetro de línea de alta velocidad ferroviaria (AVE) y hay seis líneas de autobús de Tussam que tuvieron en 2019 más demanda de viajeros que el tranvía,

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/10/el-ayuntamiento-de-sevilla-se-acabara-gastando-148-millones-en-un-tranvia-que-transportara-solo-un-6-mas-de-viajeros-que-la-linea-2-de-autobus-barqueta-heliopolis-de-tussam/

por lo cual resultaría mucho más eficiente dedicar la subvención del IDAE con cargo al Programa Operativo no a ampliar la redundante línea del tranvía, sino a propulsar con biocarburantes al menos la parte de la flota de autobuses de Tussam que en la relación coste/número de viajeros transportado es mucho más rentable y eficaz que el costoso tranvía de Monteseirín, el cual se empecina Espadas en prolongar de manera poco o nada justificable.

La línea Barqueta-Heliópolis, la más demandada de Tussam

Resulta paradójico comprobar cómo  el Ministerio de Transportes recomienda a través de la Dirección General de Carreteras que se aplique a la ronda de circunvalación exterior SE-40, con tal de ahorrarse el túnel y justificar a futuro el más barato puente, la Orden FOM/3317/2010

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2010-19708

para la mejora de la eficiencia en la ejecución de las obras públicas de infraestructuras ferroviarias, carreteras y aeropuertos, con el fin de evitar sobrecostes, duplicidades….y usar de la manera más eficaz el dinero público para el ahorro de recursos.

En este sentido, la resolución de la Dirección General expresa que el túnel bajo el Guadalquivir no es estrictamente necesario dada la naturaleza del obstáculo a salvar, y que existen razones para pensar que una alternativa en puente puede cumplir los requisitos funcionales y ambientales exigibles a un coste sensiblemente menor….

Resolución de la Dirección General de Carreteras en que se cuestiona sin reparo alguno el túnel de la SE-40

Resulta paradójico, decía, que este razonamiento de la máxima eficiencia y ahorro del dinero público no se aplique también a la ampliación del tranvía, pese a que es una auténtica irracionalidad económica, tal como vimos en un anterior informe:

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/la-irracionalidad-economica-del-tranvia-de-sevilla/

Un tranvía que si en el símil del Ministerio de Transportes equivale al túnel de la SE-40 entonces debería ser sustituido por su equivalente al puente: una línea de autobús de tránsito rápido (BTR, o BRT en sus siglas en inglés), máxime si se tiene en cuenta que incluso ampliado discurriría en superficie en un 82,30% por tramos similares a los que soterrados ya sirven el Metro más el Cercanías de Renfe.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/07/los-trenes-del-cercanias-unen-ya-san-bernardo-y-santa-justa-en-la-mitad-de-tiempo-que-lo-hara-el-tranvia-ampliado/

Por tanto, nos hallamos ante un auténtico despilfarro del dinero del contribuyente -tanto el español como el europeo- con la duplicación de una infraestructura (coincidente en superficie y en subterráneo), ese despilfarro que el Ministerio proclama querer evitar, pero casualmente sólo para el túnel de la SE-40.

En resumen, el irracional, ruinoso y redundante tranvía de Monteseirín que debería haber sido sustituido por una línea BTR de Tussam ni siquiera cumple para su ampliación por Espadas el mínimo requisito exigible de estar amparado por un Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

INTERPRETACIÓN A LA CARTA

Sin embargo, para el Gobierno de Pedro Sánchez, correligionario éste de Espadas, ese hecho es irrelevante, ya que en respuesta a una pregunta de dos diputados de Más País en las Cortes sostuvo el pasado 9 de octubre de 2020 que a la fecha de solicitud de la subvención (diciembre de 2019) por el Ayuntamiento de Sevilla no hacía falta el cumplimiento de tal requisito del Real Decreto y que basta con que la ampliación de la línea del tranvía se incluya en un nuevo PMUS, ese nuevo PMUS que más de dos meses después (y de seis años) Espadas sigue sin poder aprobar.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/10/el-gobierno-de-pedro-sanchez-retuerce-la-interpretacion-de-la-normativa-para-que-espadas-pueda-hacer-su-tranvia/

Esta arbitraria interpretación del Real Decreto equivale a sostener que, por ejemplo, se podría haber construido un centro comercial en la antigua comisaría de la Gavidia hace años, aunque el PGOU lo impidiera, ya que habría bastado con la voluntad de modificar más adelante el Plan General y recalificar el suelo “a posteriori”, al margen de la fecha en que se hubiera solicitado la licencia de obras para el complejo mercantil, cumpliera o incumpliera el PGOU vigente en aquel momento. Habría sido una auténtica aberración jurídica.

Juan Espadas se abraza con Pedro Sánchez

Esta “sui generis” interpretación del Real Decreto por el Gobierno de Pedro Sánchez, a la carta o medida de los intereses políticos y electoralistas de Espadas, supone el imperio de la inseguridad jurídica (ya demostrado en otras ocasiones por este Ejecutivo a la hora de retorcer la legislación), porque es la demostración de que el Poder aplica la norma a su antojo más allá de su literalidad. Esta arbitraria e interesada interpretación atenta contra el principio de “seguridad jurídica mediante normas más claras” establecido en el citado Programa Operativo de la Unión Europea (página 270) para España.

Y esta discriminación en favor del Ayuntamiento de Sevilla coloca en situación de desigualdad a esos otros ayuntamientos españoles que en conjunto han presentado solicitudes de subvención al IDAE para proyectos de movilidad sostenible (tal como puede leerse en el Real Decreto 1185/2020, de 29 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 616/2017, de 16 de junio) que superan en un 50% la dotación presupuestaria existente y que “a priori” sí cumplen el requisito exigido de que aquéllos derivan de un PMUS.

¿Se atreverá el IDAE a dejar sin subvención alguno de esos proyectos que cumplen la norma con tal de financiarle a Espadas la ampliación del tranvía, que no estaba amparada por un PMUS en el momento de la solicitud de la subvención, que es el acto administrativo que debe tenerse en cuenta?

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/11/diez-colectivos-denunciaran-ante-la-justicia-al-idae-si-concede-una-subvencion-a-la-carta-para-ampliar-la-linea-del-tranvia/

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/09/analisis-del-documento-en-que-el-ayuntamiento-desestima-las-alegaciones-al-proyecto-de-ampliacion-del-tranvia/

No debe olvidarse que el IDAE, el organismo que concederá las subvenciones, participa en el Programa Operativo FEDER Plurirregional de España como un mero intermediario o delegado del Parlamento Europeo (  Reglamento (UE) n.º 1303/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones comunes relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional)  y que, a petición de diversos colectivos sevillanos, la Eurocámara ha pedido a la Comisión, el Gobierno de la Unión, que abra una investigación sobre lo que está ocurriendo con el proyecto de ampliación del tranvía y el uso de los fondos de Bruselas.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/el-parlamento-europeo-pide-a-la-comision-de-la-ue-que-abra-una-investigacion-preliminar-sobre-la-ampliacion-del-tranvia/

CIUDADANOS SE LO APUNTA TODO

Otra de las paradojas, por calificarla de algún modo, en esta historia es ver cómo Álvaro Pimentel, el portavoz municipal de Ciudadanos (grupo político que con su cambio de criterio y de voto con el fin de ganar mayor visibilidad ante la opinión pública ha facilitado a Espadas la aprobación de la ampliación del tranvía

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/01/ciudadanos-en-plan-veleta-da-un-viraje-politico-para-apoyar-el-tranvia-de-espadas-que-bloqueo-hace-13-meses/

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/el-tranvia-de-capricho-millonario-a-revulsivo/

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/07/claro-que-los-sevillanos-pagaran-el-tranvia-y-toda-la-vida/ ) valoró el pasado 22 de diciembre como “un avance positivo y muy necesario” el anuncio del gobierno municipal de sacar a exposición pública el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla (PMUS).

En este sentido, Pimentel ha recordado que la apertura de este documento normativo a la participación de todos los sevillanos “era una de las condiciones planteadas por nuestro grupo municipal para apoyar la aprobación del Plan, ya que es vital que el texto definitivo que entre en vigor cuente con el mayor consenso posible de todos los agentes y entidades de la ciudad implicadas en la movilidad”.

Añadió que el fomento de la participación es la única garantía de que las medidas que se adopten “acaben llegando a buen puerto” y “no se encuentren con el rechazo de la sociedad sevillana como ocurriera con otras decisiones similares”.

Pimentel cambió el voto contrario de Ciudadanos a la ampliación del tranvía, el proyecto estrella de Espadas

En su afán de patrimonializar todas y cada una de las actuaciones del gobierno tras haberse convertido en la muleta de apoyo para Espadas, Pimentel no se ha enterado todavía de que la participación ciudadana en el PMUS no es consecuencia de la acción política de Ciudadanos, sino de la exigencia de la Unión Europea y del propio IDAE.

Así, la UE habla en el Programa Operativo de que en el diseño de la estrategia debe involucrarse a la población y a los agentes locales, de desarrollo local participativo y de que “la Estrategia de Desarrollo urbano integrado y sostenible debe obtenerse a través de un proceso de concertación social y ciudadana”.

Por su parte, el IDAE edita desde al menos 2006 una ‘Guía práctica para la elaboración e implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible’, proceso en el que dice “se busca la máxima colaboración entre administraciones….así como de la opinión pública”. Y en el que los agentes o actores involucrados se pueden agrupar en tres categorías: Gobiernos y autoridades, empresarios y operadores y “ciudadanos en general, asociaciones locales y vecinales”.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/no-es-el-tranvia-sino-el-plan-de-movilidad-estupidos/

Afirma el IDAE: “La dificultad de un PMUS no reside sólo en el diseño de medidas y técnicas necesarias para la consecución de los objetivos del mismo sino, sobre todo, en modificar las pautas de comportamiento, para lo cual no basta con modificar la oferta de transportes. Es necesario convencer a los ciudadanos de los altos costes económicos, sociales y medioambientales de los modos individuales de transporte, y mostrarles la eficiencia de otras formas alternativas de movilidad. Para ello, la participación pública se convierte en un actor esencial para la eficacia y consolidación de resultados del PMUS”.

Así pues, la participación ciudadana en el PMUS no es consecuencia de una imposición de Ciudadanos al PSOE, sino de las directrices de los organismos promotores y supervisores de los mismos, desde la Unión Europea al IDAE.

En su afán de apuntarse cualquier tanto político, Álvaro Pimentel llega al ridículo de reivindicar lo obvio.