De Pepsi al PP

Steve Jobs (izquierda) y John Sculley (derecha), en su época en Apple

Steve Jobs (izquierda) y John Sculley (derecha), en su época en Apple

“¿Quieres dedicarte a vender agua azucarada durante toda tu vida o prefieres la oportunidad de cambiar el mundo?”. Con esta pregunta, Steve Jobs, el genio creador de Apple, convenció al por entonces vicepresidente de Pepsi Cola, John Sculley, para que le siguiera hasta California y se convirtiera junto a él en el máximo ejecutivo de la compañía de la manzana.

Sculley pasó a la historia como un maldito por acabar echando a Jobs de su propia empresa (éste volvió como salvador en una segunda etapa triunfal), si bien no tardó en verse tan en la calle como él, pero mientras la atención se ha centrado sobre  su época en Apple, lo más interesante de su vida empresarial, recogida en el libro ‘De Pepsi a Apple’, radica en la compañía de refrescos. Pepsi Cola era históricamente la segundona del mercado de las colas, tras el sempiterno líder, Coca Cola.

Pues bien, Sculley, un estudiante de arquitectura reconvertido en experto en marketing, diseñó una estrategia denominada ‘Desafío Pepsi’ con la que acabó superándola. Sculley dio la batalla a su eterno rival “botella por botella”, con una precisión militar. Y a la larga, triunfó, si bien tras su marcha a Apple, Coca Cola se rehízo bajo el mando de Goizueta.

UNA MARATÓN DIARIA

La estrategia de Sculley en la Pepsi recuerda a la del PP en Andalucía y Sevilla bajo el liderazgo de Arenas y cuyos frutos está recogiendo a lo largo del año que acaba: una decena de sondeos augurando su victoria por primera vez en 30 años, culminados por el último barómetro del IESA, que ya le da prácticamente la mayoría absoluta.

La crisis y el volantazo político de un Zapatero caído del pedestal  por el baño de realidad de los mercados han influido en este cambio, pero se equivocaría gravemente el PSOE si redujera a estos únicos factores el vuelco en la opinión pública.

Añadido a ello hay un trabajo constante que ha contribuido a que, sobre todo en la Andalucía profunda, se haya perdido el miedo a esa derechona caciquil con que el PSOE identificaba tópicamente al PP y que, al contrario, ahora se le vea como un partido de gobierno. Los 300 kilómetros diarios y 8 pueblos a la semana que se recorre Arenas no están siendo en balde.

Los populares han extrapolado los datos del barómetro del IESA y concluido en que son ahora la primera fuerza en toda Andalucía salvo en Sevilla, donde aún el PSOE gana con dos puntos de ventaja. Parece obvio que en la batalla por Sevilla va a estar la clave de las próximas elecciones autonómicas, con el preludio casi definitivo de las municipales de mayo.

El PSOE se juega su ser o no ser en toda Andalucía en la cuna de Felipe González y Alfonso Guerra, y aunque mantiene su ventaja en Sevilla, el recorte a tan sólo dos puntos por parte del PP es espectacular si se considera que hace tan sólo dos años y medio los socialistas ganaron las autonómicas en la provincia por una diferencia de 242.337 votos.

REMONTADA

En la remontada en Sevilla se está notando la labor callada de una Ejecutiva Provincial presidida un municipalista, el alcalde de Tomares. José Luis Sanz se ha rodeado de un equipo que no hace alta política, sino micropolítica a pie de calle, como Zoido en la capital.

Jaime Raynaud será el candidato del PP en Dos Hermanas

Jaime Raynaud será el candidato del PP en Dos Hermanas

Al igual que éste ha desafiado en su terreno a PSOE e IU y penetrado en los barrios otrora considerados cotos cerrados de la izquierda, ya no hay ‘territorios comanches’ vetados para el PP en la provincia. Así, pesos fuertes como el senador Rafael Salas se están integrando en o liderando futuras listas electorales en municipios tan poco proclives como Marinaleda. El propio Salas ha resumido la nueva ‘filosofía’ en esta etapa con estas palabras: “Existe el compromiso de ir a por todas, y eso implica a los municipios grandes, urbanos y rurales. Esa apuesta va sin complejos y afecta a pueblos, digamos, complicados. El objetivo es ser alcalde, pero si hay que ser concejal en la Oposición, lo seré”.

Y además de Salas en Marinaleda,  Raynaud en Dos Hermanas; González Vigo en Guillena; Tarno en Mairena; Rodríguez en Palomares….. la implicación de cargos públicos nacionales y autonómicos en la vida local supone un aporte de experiencia y de personajes con un grado de notoriedad que eleva la presencia del PP en el granero tradicional de votos del PSOE.

El adelanto en los nombramientos de estos candidatos, frente a las dilaciones y divisiones del PSOE en Sevilla capital como ejemplo, también redunda en un mayor grado de conocimiento y de interacción con el electorado.

PUERTA A PUERTA

Arenas está apoyando la estrategia en Sevilla con más de cien viajes por la provincia, pero la clave es el día a día, el puerta a puerta y la labor de hormiguitas impulsada por Sanz, con equipos de militantes recorriendo cada pueblo, dejándose ver, dialogando con los vecinos, tomando nota de sus inquietudes y trasladándolas a la Dirección. La campaña electoral  no se reducirá a mera cartelería y a un coche con megáfono por las calles en vísperas de los comicios, sino que es permanente, en lucha por arañar hasta el más mínimo voto, como Sculley festejaba cada vez que una botella de Pepsi suplía en el stand de un supermercado a una de Coca Cola.

El marcaje entre Coca Cola y Pepsi a las puertas del National Museum

El marcaje entre Coca Cola y Pepsi a las puertas del National Museum

Cuenta la leyenda que cuando Pepsi vendió por primera vez más que Coca Cola, insertó un anuncio en los periódicos. Aparecían dos desafiantes pistoleros del Oeste a punto de desenfundar, con este texto: ‘Tras 70 años mirándonos a los ojos, por primera vez uno de los dos ha pestañeado’.

Tras 30 años en el Poder y el último sondeo del IESE, por primera vez el PSOE pestañea ante el PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *