El sexo de los ángeles

El Ayuntamiento pide 223.880 euros al fondo estatal del empleo para  gastárselos en “la corrección del lenguaje sexista en los documentos soportados por los sistemas informáticos”. Hasta ahora, por ejemplo, se usa el término “los ediles” para referirse indistintamente a concejales de sexo masculino y femenino, lo cual constituye un agravio de género que vulnera la bibianesca ley de Igualdad al no discriminar positivamente a la mujer. Peor aún: las féminas municipales no deben ser incluidas en el determinante masculino plural “los”. ¿Cómo gastaremos el dinero en corregir este sexismo lingüístico? Podría emplearse el término “los edilos” para designar a los concejales varones y  “las edilas” para las concejalas. Cuando se quiera nombrar conjuntamente a “edilos” y “edilas”, para ser políticamente correctos debería de usarse “les ediles”.  La historia cuenta que con el Imperio a punto de caer ante el Islam, Bizancio perdía el tiempo discutiendo sobre el sexo de los ángeles. Aquí, con 70.000 parados, el Ayuntamiento gasta el dinero en cuestiones bizantinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.