Insuficiente

Si Beltrán Pérez, otrora ‘enfant terrible’ del PP y martillo de Zoido contra los primos de Monteseirín y Lolo Silva, pide disculpas por el escándalo de los primos, novias y cuñados peperos enchufados en los talleres de distrito y dice que se ha producido “una mínima grieta en el procedimiento” nos hallamos no ante un caso de estética, argumento dado para justificar el sacrificio de cinco cabezas de turco, sino de ética. Beltrán ya ha admitido explícitamente al hablar de grietas (coladeros más bien cuando hay unos 30 contratados a dedo) que ha habido irregularidades en el proceso de selección (¿?), o sea, trato de favor, tráfico de influencias, clientelismo o como quiera llamarse, y entonces eso debe implicar necesariamente la exigencia de responsabilidades políticas. Con el maquillaje de las dimisiones “estéticas” no basta. Ahora han caído algunos de los recomendados que cursaron las solicitudes, si las cursaron siquiera para cubrir el expediente, pero no se pueden quedar impunemente de rositas los que otorgaron el trato de favor a este lado de la ventanilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.