El bizcocho

Zoido perdió  su primera votación pese a sus 20 concejales. A parte de su grupo no le dio tiempo a volver al Pleno debido a que, en comandita con ediles de la oposición, ¡se estaban comiendo fuera un bizcocho hecho por Asunción Fley y que todos coincidieron en que estaba de rechupete!. La situación fue de Berlanga, pero en vez de indignarnos por tal irresponsabilidad veamos el lado positivo del escandalillo gastronómico. Ha quedado demostrado que la delegada de Hacienda, apodada la Dama de Hierro por cómo recorta fríamente en el Consistorio, tiene corazón y no es de metal. También que al compartir el bizcocho ediles del PP, del PSOE y quizás hasta de IU, pueden ser todos amigos como lo eran durante la Transición y acababan de copas en El Portón. Ojalá redunde en el Pacto por Sevilla. Pero quedan dos incógnitas por despejar. ¿Empleó Fley el boicoteado yogur Danone para hacer el bizcocho? Y, lo más importante: si logró un insólito  consenso gracias al dulce, debe revelar la receta. A lo mejor sirve también para unir a Zoido y Griñán y acabar con la confrontación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.