Desbarajuste

Tras la declaración judicial del ex-edil piquetero, Carlos Vázquez, sobre el cuasi millón de euros de la Fundación DeSevilla en paradero más desconocido que el ex-espía de la NSA  Edward Snowden, los sevillanos deben estarle agradecidos de que no les pasara la gorra para que contribuyeran con más aportaciones a tapar el agujero, al contrario de lo que les ocurrió a los militantes de IU, obligados a desembolsar 34.000 euros de sus bolsillos con que cubrir la falta de fondos para dotar unas becas comprometidas con los saharauis, aunque luego se los devolviera de forma tan heterodoxa como todo lo relacionado con la Fundación, la cual nos remite a Asimov. Vázquez, que como es natural en estos casos perjura que nunca se enteró de nada y le larga el muerto a Adán, Torrijos y hasta a Eva si le sirviera como coartada, testificó que Monteseirín, pese a ser el teórico máximo responsable, nunca acudió a reunión alguna de los órganos rectores. Conociendo a Alfredo, probablemente sería porque, al contrario que en las empresas municipales, allí no habría dietas que trincar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.