El Ayuntamiento de Sevilla penaliza desde ahora las bajas excesivas en los contratos

Adopta la medida tras el fiasco con la empresa adjudicataria de Los Pajaritos

Ofertó un 38% menos que el presupuesto base y luego exigió revisión al alza

La fórmula que puntúa menos las bajas se aplica ya en dos contratos por 12 millones

 

La Gerencia de Urbanismo ha creado una fórmula matemática para penalizar las ofertas con bajas desproporcionadas que se presenten a los concursos municipales, con el fin de que no se repitan en la ciudad casos como el de la comisaría de Bellavista y la frustrada regeneración de la barriada de Los Pajaritos, en que las empresas adjudicatarias de los trabajos exigieron revisiones económicas al alza tras haberse adjudicado los contratos con una considerable rebaja sobre el presupuesto base de licitación.

A mitad del pasado mes de diciembre, la Gerencia se vio obligada a abrir un expediente administrativo para rescindir el contrato adjudicado el 1 de junio de 2015 a la empresa Vías y Construcciones para la edificación de dos bloques de viviendas sociales de nueva planta en Los Pajaritos que debían sustituir a dos edificios municipales previamente demolidos en el marco de la operación de regeneración urbana de la barriada.

El presupuesto base de licitación de las obras fue de 5.251.347 euros, IVA incluido, y se adjudicó a Vías y Construcciones el 1 de junio porque hizo, supuestamente, la mejor oferta: 3.261.611 euros, cifra que suponía un ahorro del 38% en números redondos para las arcas municipales.

Sin embargo, al cabo de casi medio año la empresa no había iniciado las obras y se había escudado en excusas, sin fundamento a juicio del gobierno local, para acabar exigiendo una revisión al alza de las condiciones económicas del contrato.

Esta actuación, unida a otras similares como en las obras de la comisaría de Bellavista, fue la que colmó el vaso de la paciencia de Urbanismo, que ha empezado el año aplicando una fórmula matemática de su creación para penalizar las ofertas que supongan una baja claramente desproporcionada sobre el proyecto base de licitación municipal.

VIA PUBLICA

La primera vez que se utiliza la fórmula es en los contratos de conservación de la vía pública, que ascienden en conjunto a 12,4 millones de euros para los tres próximos años y en los que, para evitar sobresaltos de entrada, la licitación se ha hecho con un incremento del 11,31% respecto de la cantidad del contrato anterior, que data del inicio del mandato de Zoido.

Según fuentes municipales, la experiencia está demostrando que unas bajas económicas excesivas, aunque las empresas licitadoras sean capaces de justificarlas sobre el papel cuando se las requiere de manera previa a la adjudicación, provocan luego en la realidad problemas, porque frecuentemente las adjudicatarias salen diciendo que falta dinero en el presupuesto de las obras.

Por ello, se ha empezado ya a utilizar esta fórmula,  que penalizará  bajas económicas en las ofertas que no respondan a una capacidad real de ahorro de costes por las empresas. Para ello el sistema se basa en puntuar menos que proporcionalmente a partir de un determinado porcentaje de baja.

La idea de trabajo es que a partir de un porcentaje que resultará del conjunto de bajas ofrecidas, las bajas que sean superiores (es decir, que ofrezcan precios mucho más bajos al del conjunto de licitadores) se irán puntuando menos que proporcionalmente. De este modo, el licitador se encontrará que si hace una baja exagerada se le va a puntuar poco a partir de un determinado valor, con lo cual se desincentiva que la baja que ofrezca sea excesiva. Quien ofrezca el precio más barato tendrá más puntos, pero menos que proporcionalmente.

Tras esta primera experiencia con la conservación de las vías públicas de la ciudad se tratará de aplicar con carácter general, aunque previamente se analizará cada licitación. Hasta la fecha, el Ayuntamiento venía adjudicando los contratos a las empresas que realizaban las ofertas más bajas, sin aplicación de límite alguno o factor de corrección.

 

LA FÓRMULA, PARA ENTENDIDOS
Para determinar la puntuación económica de una oferta (Propuesta Económica, o PE) se procederá del siguiente modo:

–  Se asignarán 100 puntos a la oferta más económica entre todas las ofertas que no hayan sido excluidas (BAJAmáx).

–  Si BAJAmáx ≤10,00:

PE=100*BAJAoferta/BAJAmáx

–  Si BAJAmáx>10,00:

Si BAJAoferta <10,00

PE=90*BAJAoferta/10,00

– Si BAJA>10,00:

PE=(10* (BAJAoferta-10,00)/(BAJAmáx-10,00)) + 90

Se  considerarán,  en  principio,  desproporcionadas  o con  valores  anormales las ofertas cuya baja supere a la baja media más cinco. En el caso de empresas pertenecientes al mismo grupo se estará a lo dispuesto en el art. 86 del RGLCSP (Reglamento General de la Ley de Contratos del Sector Público).

Serán  criterios  objetivos  para  apreciar  o  no  el  carácter  desproporcionado  o anormal de la oferta y en función de la documentación que presente el adjudicatario en  el  trámite  de  justificación  de  la  oferta,  o en la documentación ya presentada, los siguientes:  adecuada  justificación  de  los  precios  ofertados  conforme  a  lo  establecido  en  el  artículo  152.3  TRLCSP (Texto Refundido de la Ley de Contratos del Sector Público),  que  como  mínimo  comprenderá  una  explicación  de  los precios de los medios propuestos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.