La facturación de los hoteles de Sevilla ha caído en un 80% en el año del coronavirus

Sólo los establecimientos de Barcelona y Madrid han sufrido mayor caída de ingresos

El nivel de facturación del conjunto de los hoteles sevillanos entre enero y noviembre de 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior cayó en un 80,2% por causa del coronavirus, según un estudio realizado por la patronal turística, Exceltur. Sólo los establecimientos de Barcelona (-86,4%) y de Madrid (-80,6%) sufrieron un impacto negativo mayor.

Según la patronal, 2020 se ha cerrado con un desplome turístico sin precedentes que ha retrotraído al sector 25 años atrás. La debacle ha provocado:

o Una caída de 106.000 millones de euros de actividad turística (directa + indirecta), de entre ellos 55.393 millones de euros menos de ingresos en divisas que revierten a España, lo que supone un descenso de actividad del -68,9% respecto a 2019.

o El peso del turismo en la economía española retrocede al 4,3% del PIB, 8 puntos menos respecto al peso con el que cerró el año 2019 (12,4%), el valor más bajo desde que se publican datos al respecto.

o 728.000 trabajadores de las distintas ramas turísticas se ven afectados en diciembre por la falta de trabajo; 435.000 provisionalmente por los ERTEs y 293.000, despedidos o que no han sido contratados en relación a diciembre de 2019.

o Las ramas turísticas concentran el 85% de la caída interanual de los afiliados y el 56% de los afectados por ERTEs.

o La caída de empleo medio en turismo a 31 de diciembre de 2020 ha sido del -38,1% versus el -2,5% en el resto.

o La llegada de turistas extranjeros ha caído un -78% (-65 millones vs 2019); los ingresos que generaban y que revertían a España cayeron en un -77% (-55.393 millones de euros).

El Alcázar de Sevilla, sin las masivas colas habituales de turistas, por causa del coronavirus

o La demanda turística de los españoles por España se estima que ha sufrido una caída del -50% respecto de 2019: un -47,4% en sus viajes por España (-82 millones vs 2019) y del -47,0% en su gasto turístico por España.

• Las empresas turísticas son las que más sufren con diferencia el impacto del coronavirus dentro del conjunto de la economía española: las ventas de las agencias de viajes se desploman un -80%; las empresas de ocio, un -71,1%; los hoteles, un
-66,6%; las líneas aéreas, un -65,5%, y el rent a car un -57,6%, sin que además ningún subsector turístico pueda almacenar servicios no vendidos, mientras que en los otros grandes sectores de la economía apenas bajan del -20% en 2020.

Las ciudades con mayor peso del turismo extranjero (Barcelona, -86,4% en ingresos turísticos; Madrid, -80,6%; Sevilla, -80,2%), los destinos vacacionales de Baleares (Mallorca, -91,8%; Ibiza, -86,8%; y Menorca, -81,6%) y Canarias (Lanzarote, -75,2%;
Fuerteventura, -73,2%; Tenerife, -72,1%; y Gran Canaria, -69,8%) y las costas (de Barcelona, -90,9%; Dorada, -83,0%; la del Sol,79,7%; y la Blanca, -76,6%) son los destinos que más sufren, con caídas en ventas por encima del -70%. Cantabria y Asturias son las
que mejor aguantan, gracias al peso de la demanda española en el verano, aunque cierran 2020 con descensos del -50%.

Para el sector, el nuevo año 2021 vendrá marcado por el ritmo y la eficacia de la vacunación, la rápida implantación de normativas internacionales homogéneas de control sanitario, movilidad y apertura de fronteras, y las capacidades de supervivencia empresarial, y las económicas de familias y empresas para viajar.

• Se espera un primer semestre de 2021 aún muy incierto y complejo. Las actuales y previsibles nuevas medidas de restricción a la movilidad impuestas, tanto por los países emisores como por las propias comunidades autónomas españolas, provocan que en enero un 85,9% de la demanda turística ya esté bloqueada, de ahí que los empresarios turísticos prevean nuevas caídas, del -79% en sus ventas sólo en el primer trimestre.

• Las actuales estimaciones de Exceltur para 2021 anticipan que el PIB turístico español (actividad directa + indirecta) puede alcanzar un valor de 96.369 millones de euros al cierre del año. La patronal espera un primer trimestre de muy baja actividad, una suave y paulatina recuperación de la demanda española en el segundo trimestre, un verano sustancialmente mejor que el de 2020 por el mayor impuso de los españoles y una notable reactivación de los extranjeros.

De confirmarse, tales previsiones supondrían:

o La recuperación de 48.000 millones de euros de actividad turística respecto de la caída de 106.000 millones de euros en 2020.

o Una actividad turística en 2021 todavía un -37,6% por debajo de los 154.487 millones de euros que se generaron en 2019.

o Elevar el peso del turismo en la economía española al 8,2% del PIB, 3,9 puntos por encima de 2020.

A pesar de las esperanzas que abre la vacunación, si se agiliza la misma y no aparecen otros factores exógenos adversos (nuevas cepas) los empresarios consultados no esperan alcanzar la recuperación de sus valores de actividad de 2019 hasta el segundo semestre de 2022 (un 31,6% de ellos), el primer semestre de 2023 ( el 38,3% ) o incluso en años posteriores (un 13,6% lo estima así).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.