Denuncia vecinal: riesgo de que el Ayuntamiento de Sevilla corte árboles centenarios porque estorban en las aceras

Es la razón que invoca para talar una melia de más de 90 años y 14 metros de altura en el barrio de Heliópolis

El Consistorio ha dejado perder más de un centenar de ejemplares que se plantaron allí para la Gran Exposición de 1929

Las asociaciones Parque Vivo del Guadaíra, Los  Andes de Heliópolis  y  Foro de Heliópolis  se  han dirigido al delegado de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Sevilla para denunciar la anunciada tala de una melia de grandes dimensiones  (14 metros de altura) y casi centenaria situada  en la calle Paraguay, y su preocupación por el futuro del arbolado  de este barrio, una de sus señas de identidad,  que ha conocido  un notable retroceso en los últimos años. 

Consideran que este apeo no está de ninguna manera justificado porque el árbol no supone un riesgo y pese a su edad  -más de 90 años- goza de  buena salud. El argumento utilizado para el derribo es que dificulta el tránsito por la acera. Si bien es cierto, obligaría a derribar la mayoría de los árboles casi centenarios del barrio de Heliópolis. La dificultad de tránsito peatonal no sólo está provocada por la arboleda, sino por el mal estado de las aceras, dado que la mayoría del barrio no conoce una actuación integral  de reurbanización desde la década de los 60 del siglo pasado. Los vecinos están acostumbrados a transitar por la calzada; afortunadamente, gracias al relativamente escaso tránsito de vehículos de motor.

Por otro lado, según las entidades denunciantes, la propiedad de la finca colindante afectada ha manifestado su oposición al apeo del árbol, pese a las molestias y daños que le ha ocasionado las raíces. «No se puede confundir la justificada reclamación de daños que ha realizado, con la solicitud de su tala», afirman Parque Vivo del Guadaíra, Los  Andes de Heliópolis  y  Foro de Heliópolis.

El criterio  utilizado  para apear este árbol, el de que afecta al acerado  y  al tránsito de peatones,  es un argumento  que, de aplicarse, sentenciaría a muerte a la mayoría de los árboles de hoja caduca  de gran  porte plantados en 1929 y que han sobrevivido hasta el día de hoy, en lo que constituye una de las herencias patrimoniales de mayor valor que tiene este barrio tan singular y una de sus señas de identidad. 

La melia casi centenaria de la calle Paraguay, 30 (Heliópolis) que el Ayuntamiento quiere cortar porque estorba

El patrón original  de plantación de  dos naranjos  alternando con un árbol de  hoja caduca (acacias, melias, catalpas, plátanos, arces , tipuanas y otras especies)  daba una gran diversidad y riqueza cromática a Heliópolis. Al comparar  los censos del arbolado  realizados  en el 2007 por el Foro del Heliópolis y  en 2018  por Parque Vivo del Guadaíra  se observa la magnitud  de la catástrofe:  en estos años se han perdido 104 árboles  hoja caduca de los 287 existentes, y este proceso no se ha detenido. En este periodo han desaparecido todos los árboles de hoja caduca  originales  en siete calles , y en otras muchas  las especies de hoja caduca ahora son testimoniales.  Sólo las plazas  de los Andes y Chica,  y las calles Bolivia , Ifni, Lima, Paraguay y Perú  aún conservan  esta arboleda en un número  aceptable.  

Además, las asociaciones denuncian que no pueden esperar la reposición de los árboles  perdidos, dado  que se les ha comunicado reiteradamente por el Servicio de Parques y Jardines la dificultad de extraer los tocones y de adaptar los alcorques para la plantación con especies adecuadas. Desde el año 2008 , en el que se plantaron numerosos almeces en la Plaza Chica, prácticamente no se han repuesto árboles de hoja caduca en Heliópolis, salvo casos aislados.

Por todo ello, las asociaciones han solicitado que no se apee ningún árbol más, salvo que suponga un riesgo para la seguridad de las personas, incluso aunque cause daños a las viviendas colindantes si éstos se pueden  minimizar y compensar; y que se  pongan los medios  para la conservación y recuperación de este patrimonio  vegetal que forma parte fundamental de la vida cotidiana  y de las señas de identidad como barrio, además de un eficaz remedio a la situación de emergencia climática que amenaza a la ciudad de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.