El ‘corredor verde’ del tranvía permitirá a Emasesa ahorrarse un tanque de tormentas en la avenida de La(s) Raza(s)

Las protestas ecologistas y cívicas contra el arboricidio logran un doble efecto

Hacer de la necesidad virtud. El denominado ‘corredor verde’ que el gobierno de Espadas presenta como proyecto asociado a la ampliación de la línea del tranvía hasta El Corte Inglés de Nervión le va a permitir a Emasesa ahorrarse la construcción de un tanque de tormentas en el distrito Bellavista-La Palmera, por lo que las protestas de los opositores a la prolongación del ‘Metrocentro’ y el consecuente arboricidio van a tener este doble efecto.

El gobierno de Espadas nunca pensó en gastar dinero en crear lo que luego ha denominado pomposamente ‘corredor verde’ de Nervión complementario a la ampliación de la línea del tranvía. Ni se le había ocurrido el corredor ni figuraba entre los proyectos a financiar, tal como se demuestra por su ausencia del ‘Plan extraordinario de Inversión Municipal’: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/espadas-trata-de-desactivar-la-oposicion-al-tranvia-con-el-anuncio-de-una-arcadia-verde-en-nervion/

El ‘corredor verde’ no es más que un intento de Espadas de desactivar las protestas de colectivos ecologistas y ciudadanos por el arboricidio que va a causar la ampliación de la línea del tranvía, una lucha que, además, va a tener otro efecto añadido: ahorrarle a Emasesa la construcción de un tanque de tormentas, tal como refleja el ‘Proyecto de renovación de infraestructuras de Emasesa y actuación urbanística en las avenidas San Francisco Javier y Luis de Morales en el distrito Nervión’.

Recreación del ‘corredor verde’ de Nervión complementario a la ampliación de la línea del tranvía

«Es este el contexto -puede leerse- en el que hay que analizar el proyecto de renovación de infraestructuras de EMASESA y actuación urbanística en las avenidas San
Francisco Javier y Luis de Morales, aprobado en Comisión Ejecutiva de esta
empresa el día 15 de mayo de 2021. El conocimiento de este proyecto -se añade- es
indispensable para poder valorar y conocer de manera integral el resultado
sobre el espacio público de las actuaciones proyectadas como consecuencia
de la ejecución de las obras y puesta en funcionamiento del metro Ligero entre
San Bernardo y el centro Comercial de Nervión».

Protestas ciudadanas contra el arboricidio que va a provocar la ampliación de la línea del tranvía

El proyecto tiene como objeto inmediato la renovación de la red de
saneamiento por colectores con capacidad suficiente mejorando el
funcionamiento hidráulico, imbornales y acometidas, así como la renovación de
los ramales secundarios. A la vez que se lleva a cabo esta intervención, se
procederá a la renovación de la infraestructura hidráulica de la zona y a la
ejecución de un nuevo colector que derive parte de las pluviales de la cabecera
de la cuenca, en la avenida Luis Montoto.

Este nuevo colector discurre bajo la avenida Luis de Morales, hasta llegar a la avenida Eduardo Dato, donde también intercepta parte de las aguas aliviadas de la cuenca de esta avenida, para continuar por San Francisco Javier, cruzando e interceptando la cuenca de Ramon y Cajal, hasta llegar a la calle Nuestra Señora de las Mercedes.

Calle Almirante Topete, en el barrio del Tiro de Línea, baja la cual discurrirá el nuevo colector de Emasesa

En este punto se desviará por Almirante Topete, en el Tiro de Línea, interceptando
la avenida Alfonso Lasso de la Vega, para continuar por el Polígono Sur, bajo
la calle Victoria Domínguez Cerrato, girando en la calle Mago de Oz, hasta
encontrar la calle Orfebre Cayetano González y la nueva Estación de bombeo
de aguas Pluviales del Tamarguillo, ubicada en la margen derecha del Río
Guadaíra.

Dado que la intervención para la renovación de la infraestructura hidráulica
(abastecimiento y saneamiento) en las Avenidas San Francisco Javier y Luis de
Morales, junto con la disposición del nuevo colector interceptor, supone actuar
prácticamente en la sección completa de las avenidas, demoliendo acerados y
pavimentos y reordenando algunos servicios urbanos, se requiere que el
proyecto acometa también la integración urbana, ambiental y paisajística del
entorno.

«Ello supone -dice el proyecto- la reurbanización del ámbito de la actuación mediante las siguientes estrategias: movilidad, ciclo del agua y drenaje sostenible, arbolado
y vegetación, mobiliario urbano y activación de la vida urbana, mejora de la
accesibilidad y la seguridad. Para la redacción del proyecto constructivo, se ha
tenido en cuenta la actuación prevista del Tranvía por la Avenida San
Francisco. Javier, que actualmente se encuentra en proceso de contratación».

Y continúa el texto de Emasesa: «La confluencia de los dos proyectos, el del Metro ligero en superficie y de la reposición de infraestructuras hidráulicas, para realizar el trasvase de cuenca, implica la mejora la capacidad del sistema de drenaje y un importante ahorro de inversión, evitando con ello la construcción de un gran depósito de retención de aguas pluviales en la Avenida de Las Razas y una dura intervención de obra de colectores.

En este sentido, en el Plan Director de Saneamiento de la cuenca sur de Sevilla, redactado por EMASESA en noviembre de 2019, se identificaron una serie de problemas o incidencias en el entorno específico de las Avenidas Luis de Morales, Eduardo Dato, San Francisco Javier y Ramón y Cajal, que el propio Plan resolvía con actuaciones concretas en estas avenidas.

Obras para el tanque de tormentas en la avenida Kansas City, que han costado al menos 14 millones de euros

La necesidad de evacuar los caudales de pluviales procedentes de estas
avenidas en la cabecera de la subcuenca La Palmera-La Buhaira, dan lugar,
según el Plan Director, a una actuación muy importante de modificación del
colector emisario actual que discurre por la propia Avenida de La Buhaira, cuya
ejecución presenta dificultades muy importantes en algunos puntos por la falta
de espacio físico en la vía, necesitando, además, de la ejecución de un
Depósito de Retención de Aguas Pluviales en la avenida de Las Razas, aguas
abajo de la avenida Cardenal Bueno Monreal, de forma que retenga las
pluviales y permita bajar elevada lámina de agua en el Emisario Puerto.

Con las dificultades constructivas mencionadas anteriormente para la ampliación del
interceptor general por la Avda. de la Buhaira y la necesidad de ejecución de
un gran depósito en la avenida de Las Razas, resulta muy adecuado la
oportunidad de poder actuar en la avenida San Francisco Javier, en
coordinación con las obras de Metrocentro».

Así pues, los ecologistas y asociaciones ciudadanas opuestas al arboricidio del tranvía han acabado provocando la creación del ‘corredor verde’, la renovación de las infraestructuras de Emasesa en Nervión y que la empresa metropolitana se ahorre sus buenos millones de euros al no tener ya que construir un tanque de tormentas en la avenida de La(s) Raza(s).

¿Hay quien duda ahora del efecto mariposa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.