Espadas vuelve a demostrar que no es un alcalde de Sevilla 24 horas

Sigue restando tiempo a la Alcaldía con sus responsabilidades orgánicas en el PSOE

Al decir que no se va por ser imprescindible relega a una segunda categoría a los ediles de su grupo

Y al expresar que sigue como alcalde por tener interlocución directa con la Junta minusvalora la Secretaría General del PSOE(A)

Juan Espadas volvió a demostrar el pasado viernes que es tanto alcalde a tiempo parcial de Sevilla como candidato  tiempo parcial por el PSOE (A) a la Presidencia de la Junta de Andalucía, al igual que será secretario general a tiempo parcial de los socialistas andaluces si mantiene las tres funciones simultáneamente y por más que siga negándose a aceptar evidencias que se caen por su propio peso de que no dedica las 24 horas del día a ninguna de las tres.

Espadas pasó la mañana del viernes 23 de julio (2021) en la sede del PSOE regional de la calle San Vicente, donde cumplió el trámite de ser elegido nuevo secretario general de los socialistas andaluces en sustitución de una Susana Díaz en huida hacia el Senado; presentó al equipo que dirigirá el partido, con Felipe Sicilia como su hombre de confianza, y, cumpliendo con las obligaciones de su nuevo cargo, ofreció una rueda de prensa para transmitir a la opinión pública sus mensajes a través de los medios de comunicación.

Como el movimiento se demuestra andando, Espadas demostró al pasar la mañana ocupado en tareas orgánicas del PSOE en la calle San Vicente que no estuvo dedicado a los asuntos de Sevilla, para la que los sevillanos lo eligieron alcalde, desde su despacho de la Alcaldía en la Plaza Nueva.

La página oficial del PSOE de Andalucía ya presenta a Espadas como secretario general autonómico

El pasado 28 de abril, Juan Espadas declaró “tener su «conciencia muy tranquila», porque a su trabajo como alcalde «me dedico 24 horas» al día, «ni una menos», y agregó  que «incluso cuando duerme uno está pensando justamente en el trabajo y en las cosas que tengo que hacer (como alcalde)». E insistió:»mi prioridad son los sevillanos, mi gestión como alcalde y los proyectos en los que estamos».

El político que decía tener la conciencia muy tranquila porque le dedicaba 24 horas al día a la Alcaldía, e incluso soñaba cuando dormía con las cosas que tenía que hacer como alcalde, no tiene ahora ningún cargo de conciencia en decir que no renuncia a la Alcaldía para concentrarse en sus nuevas responsabilidades como aspirante a la Presidencia de la Junta de Andalucía por el PSOE y secretario regional de este partido.

¿Y por qué no renuncia y deja de ser un alcalde de Sevilla a tiempo parcial? Veamos algunas de las razones que ha dado últimamente:

Soy imprescindible: En el reciente debate sobre el estado de la ciudad, cuando ya había sido elegido el candidato del PSOE(A) a la Presidencia de la Junta de Andalucía, expresó que si tuviera dudas sobre su capacidad o fuera un obstáculo, ya habría renunciado como alcalde, pero consideró que él es “imprescindible” para la buena marcha de la ciudad, y volvió a hablar de su “trabajo las 24 horas” como alcalde.

Entonces, si trabaja las 24 horas como alcalde está expresando que no le dedica ninguna al PSOE de Andalucía, por el que ha sido elegido aspirante a San Telmo y, desde el 23 de julio (2021), secretario general.

Juan Espadas, en el reciente debate sobre el estado de la ciudad

Sus palabras no sólo fueron un acto de soberbia, que la tiene como demostró en aquel incidente en el Pleno municipal con una portavoz ecologista https://www.manueljesusflorencio.com/2020/11/doble-error-de-espadas-usa-una-disculpa-para-presentarse-como-victima-y-acusar-a-los-ecologistas-de-ser-tan-irrespetuosos-como-el-en-vez-de-asumir-su-error/, sino que dejan en pésimo lugar a sus compañeros del grupo municipal socialista.

Los ha colocado en un plano inferior al quedar automáticamente calificados como prescindibles porque el imprescindible sólo es él, ya que ninguno queda a su altura política. Cualquiera que dentro de su partido lo pudiera sustituir sería un alcalde de segunda categoría frente al “imprescindible” Espadas.

El alcalde de Sevilla puede tener interlocución directa con el presidente de la Junta de Andalucía. En la rueda de prensa que ofreció tras su elección formal y oficial como secretario general del PSOE(A) declaró que «el alcalde de una ciudad como Sevilla puede hacer bastante en la interlocución directa con el presidente de la Junta» de Andalucía «en defensa de intereses municipalistas, de ayuntamientos andaluces».

En esa línea, Espadas defendió que no sólo tiene «que velar, y lo hago diariamente, por el gobierno» de la capital andaluza, sino que cree que además debe «intentar equilibrar y poner en valor el trabajo que hacen los ayuntamientos andaluces, y que no se está respaldando», a su juicio, «como debería por el Gobierno andaluz».

Espadas, a la izquierda, con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

¿Se pueden cometer más errores políticos en menos tiempo? Espadas reconoció con estas declaraciones que el alcalde de Sevilla tiene más poder y capacidad de interlocución con la Junta de Andalucía que el secretario general del PSOE(A) y el aspirante del PSOE(A) a San Telmo, condiciones que también reúne él mismo.

Por tanto, apenas recién elegido para ambas funciones, Espadas las ha minusvalorado en comparación con la de alcalde de Sevilla. ¿Hay quien dé menos como secretario general y como aspirante a la Junta? De ahí a fomentar las baronías entre los alcaldes andaluces de su partido sólo media un paso: correligionarios alcaldes de capitales, búsquense la vida directamente con San Telmo porque a través del partido y la Secretaría General en San Vicente poco vais a conseguir, viene a ser su mensaje.

Y al arrogarse la representación de los ayuntamientos andaluces en esa interlocución directa con Juanma Moreno deja fuera de juego a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), cuyo presidente es su compañero y conocido mentor y partidario de Susana Díaz, Fernando Rodríguez Villalobos.

De otro plumazo Espadas se ha cargado a Villalobos, relegado también, como sus concejales en el Ayuntamiento, a la categoría de “prescindible”, y se ha autoproclamado presidente de facto de la FAMP.

¿Es o no soberbio Juan Espadas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.