El Ayuntamiento de Madrid habría ingresado entre 15 y 20 millones de euros por el canon a los autobuses turísticos en los años en que Espadas lleva negándose a aplicarlo en Sevilla

El alcalde hace caso omiso de un acuerdo del Pleno municipal en tal sentido adoptado en enero de 2017

Las empresas del transporte turístico no pagan nada al Consistorio sevillano desde hace un cuarto de siglo, al contrario que en otras ciudades

Podemos ha sido incapaz durante un mandato y medio de lograr del PSOE la regulación de la actividad por concurso público

La portavoz municipal del grupo Adelante Sevilla, Susana Serrano, ha instado al gobierno de Espadas a activar “con urgencia” el proceso de licitación para regularizar la actividad de los autobuses turísticos que operan en Sevilla, “una iniciativa que fue avalada por el Pleno municipal en enero de 2017 pero cuya puesta en marcha -ha denunciado Serrano- ha sido aparcada por el alcalde, Juan Espadas (PSOE), en diversas ocasiones desde aquella fecha”. En los casi cinco años años transcurridos desde entonces, el Ayuntamiento de Madrid habría ingresado entre 15 y 20 millones de euros por el canon a los autobuses turísticos que operan en la capital de España.

El alcalde a tiempo parcial de Sevilla, Juan Espadas, lleva casi cinco años boicoteando la aplicación de un acuerdo unánime que adoptó el Pleno del Ayuntamiento el 27 de enero de 2017 a propuesta del grupo Participa Sevilla para que se regule la actividad de los autobuses turísticos de dos plantas mediante su licitación por concurso público, al modo de otras urbes españolas y del resto del mundo.

Se da el insólito caso de que las empresas propietarias de los autobuses turísticos que operan en la capital de Andalucía desde hace al menos un cuarto de siglo no han pagado nada al Ayuntamiento por el ejercicio de tal actividad, como vimos en su día: https://www.manueljesusflorencio.com/2018/05/autobuses-turisticos/ .

“La licitación pública del servicio de tour turístico, además de solventar una
deuda histórica con la ciudad, significará un incremento sustancial en los ingresos
municipales –sin coste alguno para los ciudadanos-, regulando una actividad muy
poco controlada en la actualidad. Con ello, se compensará parte de los gastos que el
turismo supone, y asimismo se trasladará a los sevillanos esa necesaria reparación
por las molestias que la actividad turística les genera”, puede leerse en la propuesta que Participa Sevilla elevó al Pleno del 27 de enero de 2017, según consta en la página 101 y siguientes del acta, que puede consultarse en el siguiente enlace: https://www.sevilla.org/ayuntamiento/el-ayuntamiento/pleno-municipal/actas-plenos/2017/pleno-ordinario-27-de-enero.pdf .

Susana Serrano, portavoz del grupo municipal Adelante Sevilla

Participa Sevilla acabó aceptando dos enmiendas del grupo municipal del PSOE, del siguiente tenor:

-Regular la actividad específica de Servicio de Transporte Turístico en autobuses de dos plantas en la Ciudad de Sevilla, previo estudio de los títulos habilitantes en el plazo de seis meses, para a continuación licitar el correspondiente concurso público de manera inmediata.

-Los actuales usos que se están realizando del dominio público quedarán sin efecto a la fecha de adjudicación del meritado concurso público”.

A fecha de hoy no hay noticia de ese concurso que según el grupo municipal que sustenta al gobierno de Espadas tenía que convocarse “de manera inmediata”, pese a que desde el acuerdo plenario han pasado cuatro años y casi nueve meses.

Autobús turístico circulando junto a la Torre del Oro

En ese mismo periodo, el Ayuntamiento de Madrid, que en 2011 adjudicó la prestación del servicio de autobuses turísticos a la UTE Juliá-Luarca-Bacoma por un canon fijo de 3 millones de euros anuales y un variable mínimo de un 6% de la facturación (estimado en al menos otro millón de euros), habría ingresado entre 15 y 20 millones de euros.

Susana Serrano ha destacado en una nota de prensa que la recuperación del sector turístico “ha dejado al alcalde sin excusas para sacar del limbo económico una actividad lucrativa que basa sus ganancias en mostrar el patrimonio sevillano, sin aportar de forma ordenada y transparente ni un solo euro a la conservación de zonas verdes, monumentos o edificios emblemáticos como sí ocurre en otras grandes ciudades del país que legislaron al respecto”.

La portavoz de Adelante Sevilla ha denunciado que el texto de la licitación se encuentra redactado desde hace meses, y ha vuelto a pedir al gobierno de Espadas que no renuncie a una fuente de ingresos que permitirá mejorar el mantenimiento de zonas cuyas necesidades se incrementan por el alto volumen de turismo y mantener un mayor control sobre su actividad en la ciudad, además de evaluar su incidencia en aspectos como el impacto medioambiental o la accesibilidad de los vehículos.

Espadas lleva desde enero de 2017 boicoteando un acuerdo del Pleno

“Defendemos un turismo controlado y sostenible”, ha insistido la portavoz, que considera que la regulación de esta actividad turística es “una cuenta pendiente difícilmente justificable”. Además, Susana Serrano se ha mostrado partidaria de eliminar cuanto antes el paso de estos vehículos de gran volumen por la Alameda de Hércules, la Plaza del Duque y la calle Alfonso XII, ya que según asevera han causado desperfectos en diversos edificios, como recientemente sucedió en uno de los accesos a la calle Feria.

“Si realmente queremos tener un casco histórico saludable y sostenible, no es comprensible que se tolere el tránsito continuo de vehículos pesados”, ha remarcado Susana Serrano, la cual pide que urgentemente se diseñe un nuevo recorrido de los buses turísticos “en busca de una movilidad amable con los peatones y que proteja los edificios y el patrimonio de Sevilla”.

FRACASO POLÍTICO

En el fondo, la nueva y reiterada denuncia de Susana Serrano sobre el boicot de Espadas a que se regule mediante concurso público el servicio de autobuses turísticos vuelve a poner de manifiesto la debilidad y falta de oficio políticos de Podemos, primero bajo la denominación Participa Sevilla y ahora como Participa Sevilla, ya que habiendo hecho bandera de esta exigencia ha sido incapaz en seis años (un mandato y medio) de que Espadas la satisfaga, y pese a haber dependido éste de los votos del grupo de izquierdas para salir elegido alcalde en su primer mandato, aprobar los Presupuestos y las Ordenanzas y sacar adelante otras iniciativas.

El fracturado grupo municipal de Adelante Sevilla

En resumen, el boicot de Espadas a regular mediante concurso público una actividad que podría reportar millones de euros a Sevilla refleja que obtuvo el apoyo de Podemos (Participa/Adelante) a cambio de nada, gratis total.

Ahora que Ciudadanos anuncia que no dará un cheque en blanco a Espadas para los próximos Presupuestos es probable que el alcalde vuelva a depender de los votos de Adelante Sevilla. En tal caso surgiría la oportunidad de comprobar la fuerza real del grupo izquierdista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *