Un solo hotel más que en octubre abrió en Sevilla capital en noviembre (2021)

Los 204 establecimientos en servicio ya se acercan a los 237 del mismo mes previo a la pandemia

En el mes de noviembre de 2021 estuvieron operativos en Sevilla capital 204 hoteles, uno más que en octubre. Aunque la cifra supone todavía el 84% de los que estaban abiertos en el noviembre previo a la pandemia del coronavirus, ya es el segundo mes consecutivo del año en curso en que se superan los dos centenares en servicio y 55 más que el número con que arrancó el verano.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos a noviembre del año en curso (2021) y su comparación con el mismo periodo del año pasado (en plena pandemia del COVID) y de 2019, antes de la propagación planetaria del virus, muestran que aún no han abierto sus puertas la totalidad de los 237 establecimientos hoteleros que estaban en servicio en noviembre de hace dos años. Si bien se ha superado el listón de los 200 (hay 204 operativos), aún 33 siguen cerrados.

A menor número de hoteles abiertos, menor número de habitaciones y de plazas. De las 11.611 habitaciones ofertadas hace ahora dos años se ha pasado a 11.261 (-350); y de las 23.582 plazas, a 22.539 (-1.043).

Como consecuencia, ha caído el porcentaje de ocupación diario de habitaciones y de plazas de alojamiento en comparación con la etapa preCOVID,  pero se ha superado  durante los fines de semana: 74,97% en noviembre pasado frente a 73,92% en 2019.

Si se analiza la evolución de la ratio pernoctaciones por hotel desde julio, ya en pleno verano y con la normalidad recuperada por entonces, hasta ahora se observa que aunque en noviembre, temporada baja, ha caído en comparación con los tres meses previos, ha sido superior a la de julio; y que la de octubre ha sido la mejor de lo que llevamos de segundo semestre de este 2021.

El empleo en los hoteles de la capital de Andalucía tampoco se ha recuperado plenamente. Antes de la pandemia la planta hotelera dio ocupación en noviembre a 3.829 personas. Dos años después la cifra se ha reducido a 2.852 (-977), lo que significa una pérdida del 25,51%, algo más de la cuarta parte. Dicho de otro modo, uno de cada cuatro trabajadores de los hoteles sigue sin volver a su puesto de trabajo.

Y a menos número de empleados, mayor carga de trabajo para los que quedan. Cada trabajador ha pasado de atender 58 viajeros de media antes del COVID a 67 ahora, y de 122 pernoctaciones en números redondos a 138.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.