Las pernoctaciones hoteleras en junio en Sevilla capital quedaron a sólo un punto de las registradas en el mismo mes antes del Covid

Queda aún por recuperar casi una quinta parte de los viajeros y pernoctaciones internacionales

La Encuesta de Ocupación Hotelera del Instituto Nacional de Estadística correspondiente al mes de junio de 2022 ha vuelto a confirmar que el auge del turismo nacional es el sostén del sector en Sevilla capital y que aún no se ha recuperado plenamente el número de viajeros y de pernoctaciones de origen internacional en comparación con las cifras existentes antes de la pandemia.

Casi 31.000 viajeros españoles más (concretamente, 30.880) que en el mismo mes de 2019, el último año de la antigua normalidad, se alojaron en junio de 2022 en hoteles de Sevilla capital. En total, 126.646 frente a los 95.766 de hace tres años.

Sin embargo, el número de turistas extranjeros alojados en establecimientos de la capital de Andalucía en el mismo periodo fue de 26.496 menos, al registrarse 117.803 frente a 144.299 del mismo mes previo al Covid.

El balance global de viajeros es ahora superior al de junio de hace un trienio (244.449 frente a 240.065) merced al crecimiento en un 32,24% de los viajeros españoles, pero hay un dato que no deja de ser significativo: en junio ha crecido la diferencia negativa de turistas internacionales en comparación con mayo de este mismo año. Si entonces sólo faltaban 23.767 turistas extranjeros para igualar la cifra preCovid, en junio han sido 26.496 los que habrían hecho falta para conseguir la paridad.

Transcurrida, pues, la primera mitad del año en curso se acentúa el crecimiento del turismo de origen nacional en Sevilla capital y se observa una ralentización en la recuperación del turismo de origen foráneo.

Esta tendencia es aún más evidente en la estadística de pernoctaciones hoteleras. Las 218.138 realizadas por viajeros españoles suponen 50.866 más que en el junio previo al coronavirus y un crecimiento superior al 30%.

Es este gran crecimiento de origen nacional el que permite que en el balance global de pernoctaciones el pasado junio se quedara a tan sólo un 1,01% de igualar las pernoctaciones registradas en el mismo mes de 2019, ya que se ha llegado a 491.821, frente a 496.857 del junio prepandémico.

En el lado opuesto, frente a las 50.866 pernoctaciones más de origen nacional hay que oponer las 55.902 menos de origen internacional.

Por tanto, un mes más hay que reseñar que el turismo foráneo sigue siendo la asignatura pendiente de superar en Sevilla capital tras el Covid, con una mengua aún de entre el 18% (viajeros) y el 17% (pernoctaciones) en números redondos.

En la comparación de la primera mitad del año en curso con el primer semestre de 2019, el balance global es de 118.009 viajeros menos (-8,50%), aunque hay que destacar positivamente que junio ha sido el primer mes en que se ha superado el número de su mes equivalente de 2019, el último año de la vieja normalidad.

Por lo que se refiere a las pernoctaciones hoteleras, en la comparación entre la primera mitad del año en curso y el periodo equivalente previo al Covid se observa cómo ha seguido creciendo el balance negativo acumulado.

Ahora el saldo es de 324.956 pernoctaciones menos que en el primer semestre de 2019. En esta estadística de las pernoctaciones aún no se ha registrado en 2022 ningún mes con cifras mejores que en sus homólogos de hace un trienio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.