Archivo de la etiqueta: First Quantum

Cobre Las Cruces solicita entre 2 y 5,5 millones de m3 de aguas públicas anualmente para su nueva mina

Necesita de 1,44 a 3,33 millones de m3 anuales de aguas subterráneas

Ecologistas teme que ponga en peligro las reservas de Sevilla en caso de sequía

La mina reutilizaría también un máximo de 2,2 millones de m3 de la depuradora de San Jerónimo

La compañía minera Cobre Las Cruces, filial de la multinacional canadiense First Quantum, ha solicitado a la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir el aprovechamiento de entre 2.052.000 y 5.560.000 m3 de aguas públicas para su nuevo proyecto de mina subterránea (proyecto PMR), una concesión que a juicio de Ecologistas en Acción podría poner en peligro las reservas de agua subterránea para Sevilla capital en caso de sequía.

Sigue leyendo

Nuevo revés judicial a Cobre las Cruces y la Junta de Andalucía

Ecologistas en Acción ha logrado que el TSJA suspenda la autorización para la nueva planta metalúrgica, vital para mantener la explotación

Medios de comunicación destacan únicamente que la multinacional canadiense presenta un ERE para 200 trabajadores al agotarse el yacimiento de mineral

El miércoles 25 de noviembre de 2020 ha habido dos noticias relacionadas con la empresa minera Cobre las Cruces, pero medios de comunicación -salvo honrosas excepciones- sólo han publicado una y han silenciado la otra, a pesar de que las dos están concatenadas. Es decir, aplicando criterios estrictamente periodísticos, las dos noticias deberían haberse publicado. La ocultación de una de ellas plantea la cuestión de cuáles son los criterios por los que se rigen algunos medios de comunicación sevillanos, en los que a la vista de los hechos parece que prima no molestar a los poderes económicos ni a los políticos.

Se publica que la filial española de la multinacional canadiense First Quantum ha presentado un ERE que afectará en los próximos años a 200 de sus 230 trabajadores debido al agotamiento del yacimiento minero y mientras espera los permisos administrativos para la puesta en marcha del nuevo proyecto, el cual ya no sería una explotación a cielo abierto como hasta ahora, sino en galería subterránea y dotado con una nueva planta polimetalúrgica.

Pero algunos no publican la noticia concatenada y conocida el mismo día: Ecologistas en Acción, según una nota de prensa de esta organización, ha logrado que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) suspenda la autorización urbanística para la instalación justamente de esa nueva planta industrial, vital para la continuidad del negocio minero de Cobre las Cruces.

Empiezo por hacerme eco de la nota de prensa de Ecologistas para que al menos los lectores del blog estén bien informados. Dice así:

“A instancias de Ecologistas en Acción el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía suspende la autorización urbanística para instalar la nueva planta industrial del proyecto de refinería polimetalúrgica (PMR). El reciente proyecto de refinería polimetalúrgica (PMR) de la empresa minera Cobre Las Cruces (CLC) pretende instalar y construir una nueva planta de beneficio industrial en un espacio del recinto minero. Allí se localiza la Escombrera Sur del complejo minero en este momento, en el término municipal de Salteras. Para ello se tramitó la Tercera Modificación del Plan Especial de Actuación Minera que regula el uso de esos suelos. Esa modificación fue aprobada definitivamente el 11 de julio de 2019 por la Comisión Territorial de Sevilla de Ordenación del Territorio y Urbanismo. Esa aprobación definitiva se hizo ignorando completamente dos hechos cruciales:

– La sentencia firme del 18 de enero de 2019 de la Sección Segunda de la Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anuló la Segunda Modificación de ese mismo Plan Especial, por ausencia de Evaluación Ambiental Estratégica.

– El derrumbe masivo del 23 de enero de 2019 de la escombrera y zona norte de la corta minera de Las Cruces.    

Foto del derrumbe de la mina de Cobre las Cruces acaecido el 23 de enero de 2019. En primer plano, la zona donde según Ecologistas en Acción se pretende construir la nueva planta industrial

Ecologistas en Acción recurrió y pidió ante el TSJA la suspensión de la aprobación definitiva de la Tercera modificación del Plan Especial de Actuación Minera. Esta organización considera que esa aprobación es una burla a la anterior sentencia firme del TSJA, y además no se ha evaluado el riesgo que implica instalar una planta industrial en una zona de escombrera muy similar a la del derrumbe de enero de 2019. 

El pasado 3 de noviembre la Sala del TSJA ha dictado auto estimando la medida cautelar solicitada por Ecologistas en Acción. Esta medida consistente en la “suspensión de la aprobación definitiva del acuerdo de la Comisión Territorial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Sevilla, de 11 de julio de 2019, de la 3a. Modificación del Plan Especial de la actuación minera “ Las Cruces” en los municipios de Gerena, Guillena y Salteras, publicado en el BOJA de 25 de febrero de 2020”. El auto se basa fundamentalmente en la jurisprudencia existente sobre medidas cautelares cuando se vulnera el contenido de sentencias firmes. Es decir, han ignorado la sentencia del TSJA para aprobar la Tercera Modificación del Plan Especial.

La suspensión decretada por el TSJA implica la paralización de todas las obras y movimientos de tierras que se hayan podido iniciar, así como la suspensión de todas las licencias que haya podido otorgar el Ayuntamiento de Salteras para esas obras. Por eso, Ecologistas en Acción ha exigido la paralización de esas obras al Ayuntamiento de Salteras.

La nueva planta industrial del PMR todavía no ha obtenido la Autorización Ambiental Integrada (AAI). En el procedimiento de información y participación pública, Ecologistas en Acción ha puesto de manifiesto la medida cautelar adoptada por el TSJA. Esta debería implicar como mínimo el replanteamiento de su ubicación en base a los informes técnicos que se realizaron tras el derrumbe de enero de 2019. Sin embargo, la empresa CLC los ha ignorado completamente. En esos informes se detallaba la posible inestabilidad de las escombreras debido a las filtraciones de aguas de lluvia y a los desvíos de arroyos realizados dentro del complejo minero desde 2005.

La nueva planta industrial del PMR supone una importante regresión ambiental. Pretende usar el clásico sistema de flotación que incrementa notablemente las afecciones en materia de aguas. Supone un aumento brutal del consumo de aguas subterráneas para uso industrial, incumpliendo los objetivos medioambientales establecidos en el vigente Plan Hidrológico del Guadalquivir para las masas de aguas subterráneas de Gerena y de Guillena-Cantillana. El proyecto de CLC pasa de un consumo actual (e ilegal) de 1.000.000 m3/año hasta una autorización propuesta que puede alcanzar los 3.300.000 m3/año. Todo esto sin haber realizado una Evaluación de Impacto Ambiental sobre las afecciones a las masas aguas subterráneas afectadas. 

También supone un incremento brutal la contaminación que CLC pretende verter al estuario del Río Guadalquivir en La Algaba. La autorización que la empresa ha solicitado pasa de los actuales 900.000 m3/año hasta un máximo de 2.340.000 m3/año, con contenido en metales pesados como arsénico, plomo, cadmio, cinc, níquel y mercurio. En este caso, tampoco se ha realizado una Evaluación de Impacto Ambiental sobre las afecciones de ese vertido en las aguas receptoras del Guadalquivir”.

EL PERIODO TRANSITORIO

Hasta aquí la nota de Ecologistas en Acción. Veamos ahora qué dijo la compañía minera en su momento. Según una nota publicada en su página web el pasado 4 de septiembre, Cobre Las Cruces (CLC) pondrá en marcha a partir de 2021 un proyecto industrial transitorio para extender durante dos años más la actividad productiva del complejo minero sevillano, cuya finalización estaba prevista inicialmente para enero próximo, una vez que ya se han agotado las reservas del actual yacimiento.

Para ello, CLC ha desarrollado una solución tecnológica mediante la cual se volverá a procesar en la planta hidrometalúrgica el mineral extraído durante los primeros años de producción de la mina (el denominado ‘tailing’), que todavía conserva un porcentaje aprovechable de cobre (ley media de metal del 1%).

Durante los próximos dos años se espera producir en total 22.000 toneladas de cátodos de cobre de la máxima calidad. En los últimos diez años de producción en CLC, la media ha sido de unas 72.000 toneladas anuales.

Para la viabilidad del proyecto de reprocesado será necesario realizar labores de reacondicionamiento de la planta metalúrgica para adaptar el proceso industrial a las características del material que va a tratarse (diferentes a las del mineral recién extraído). Igualmente deberán acometerse cambios en la estructura organizativa y de personal, que ya han comenzado a negociarse con la representación de la plantilla del complejo minero.

Planta de producción de cobre

La previsión, condicionada a la evolución de los precios del cobre, es que esta actividad pueda extenderse durante los próximos dos años. Durante este tiempo se continuará avanzando en la tramitación de los permisos administrativos y la ingeniería del nuevo proyecto minero de Las Cruces, denominado PMR (Polymetallurgical Refinery). La compañía explotará durante 15 años un nuevo yacimiento polimetálico ubicado bajo el depósito actual, para lo que se construirá una mina subterránea y una nueva planta industrial, única en el mundo, en la que se producirán cuatro metales: cobre, zinc, plomo y plata.

Como explica el director general de CLC, Pedro Soler, “el escenario previsto hasta ahora era el de un parón en la producción de varios años, hasta la construcción y puesta en marcha del proyecto PMR. Este proyecto transitorio, aunque mucho más modesto que el actual en términos de producción y rentabilidad, va a permitir continuar la actividad productiva y mantener una parte importante del empleo, acortando ese paréntesis”.

Como ocurre habitualmente con instalaciones industriales innovadoras de estas características, la planta hidrometalúrgica de Cobre Las Cruces tuvo un periodo de tiempo para ajustar su funcionamiento hasta alcanzar su plena capacidad de procesamiento y alcanzar niveles óptimos de recuperación de metal. Esto significa que en el mineral procesado durante aquel periodo, que quedó almacenado de manera separada, queda aún una media de un 1% de cobre que ahora va a aprovecharse mediante una técnica de reprocesamiento.

Cátodos de cobre producidos en Las Cruces

Esta solución ha confirmado su viabilidad mediante una prueba industrial realizada en los últimos meses en las instalaciones de CLC. La puesta en marcha de este proyecto representa no solo un avance notable en términos tecnológicos, sino también un exponente de economía circular en el sector minero, mediante el uso de las mejores técnicas disponibles para el máximo aprovechamiento de los recursos.

   

Las Cruces producirá 25.000 toneladas menos de cobre tras el derrumbe

PLANTA HIDROMETALÚRGICA

First Quantum estima que obtendrá 45.000 toneladas durante 2019, un 36% menos

 

REDUCCIÓN SIMILAR

La previsión para el año próximo, último de la mina a cielo abierto, también se reduce en 25.000 toneladas

 

First Quantum, la multinacional canadiense propietaria a través de su filial Cobre las Cruces del yacimiento minero del mismo nombre radicado fundamentalmente en el término municipal de Gerena, ha hecho una primera estimación del impacto que en la producción del metal rojo tendrá el derrumbamiento de parte de los taludes de la corta a cielo abierto acaecido el pasado 23 de enero: una reducción de 25.000 toneladas.

 

La multinacional minerometalúrgica presentó en Toronto (Canadá) los resultados económicos del año 2018 y sus previsiones para el primer trimestre del año en curso, en una jornada que en su mayor parte estuvo centrada en su nuevo gran proyecto, denominado Cobre Panamá, localizado en este país centroamericano.

 

A Cobre las Cruces, al menos en el comunicado de la multinacional, apenas se le dedicaron unos párrafos, aunque aportó algún dato más en su página web. Según la matriz, la previsión de producción de cátodos de cobre en la planta hidrometalúrgica de Gerena reflejará las consecuencias del deslizamiento de tierras acaecido hace ahora casi un mes, con una pérdida estimada actualmente de 25.000 toneladas para este año 2019. Como se recordará, tras el cierre de la explotación minera decretado por la Junta de Andalucía durante un periodo de seis meses por motivos de seguridad, la planta hidrometalúrgica se está nutriendo de mineral que había sido almacenado previamente.

 

En su página en Internet añade que la producción para el año en curso sea de 45.000 toneladas. Las cifras dadas permiten colegir que la previsión era de 70.000 toneladas en números redondos. Por tanto, el recorte será de un 36%.

 

Asimismo, First Quantum estima que la producción en su filial sevillana también se reducirá en otras 25.000 toneladas en 2020 a partir de las cantidades previamente calculadas como mineral de alta ley extraíble a cielo abierto.

 

ESTIMACIONES

 

Aunque la minería no es una ciencia exacta porque generalmente se hacen nuevas investigaciones y sondeos que pueden derivar en descubrimientos de más vetas de mineral extraíble o con mayor ley y por tanto más rentable, First Quantum estimó al finalizar el mes de mayo de 2015 que le quedaban 5,5 años de reservas de mineral, de los que podría extraer 42.040 toneladas más de cátodos de cobre hasta la finalización de ese ejercicio; 72.500 toneladas en cada uno de los cuatro años siguientes (2016 a 2019, ambos incluidos) y 53.890 en 2020.

 

Luego resultó que cerró 2015 con 71.029 toneladas, superó las 73.000 en los dos años siguientes y obtuvo 70.738 el año pasado, si bien en este caso sus ventas (71.523 toneladas) superaron a la producción.

 

En términos de fases trimestrales de producción, First Quantum estima que la mayor bajada se producirá en la explotación que tiene en Zambia durante este primer trimestre, y reconoce que el primer y segundo trimestres también se verán afectados por una menor producción en Cobre las Cruces como consecuencia del derrumbamiento.

 

En el resumen de hechos y estadísticas de 2018, la multinacional informa de que la ley media del mineral de cobre procesado fue del 4,95%; que tiene 250 empleados y hay 650 operarios que trabajan en contratas y que la vida actual del yacimiento a cielo abierto se acabará en 2020. El futuro dependerá, por tanto, del proyecto de explotación en subterráneo.

 

Producción cátodos de cobre en Las Cruces (Estimación)

Año                                 Toneladas

2009                                      5.421

2010                                   28.453

2011                                   42.140

2012                                    67.700

2013                                     69.300

2014                                      71.090

2015                                      71.029

2016                                      73.643

2017                                      73.644

2018                                      70.738

Nota.- Estimación a partir de informaciones divulgadas en diversas épocas. En 2009 la planta hidrometalúrgica sólo tuvo medio año de actividad y su grado de operatividad fue incrementándose con los años hasta alcanzar el 100%.





 

First Quantum oculta el parón de Cobre las Cruces por la Junta

COBRE

La multinacional canadiense sólo destaca la reactivación de la planta hidrometalúrgica
NORMALIDAD

Asimismo, la futurible extracción de mineral en la fase 6 del actual proyecto

REACCIÓN

Dice ahora que su personal identificó “un riesgo” antes del derrumbe y activó los protocolos

 

La multinacional propietaria de la mina de Cobre las Cruces, First Quantum, con sede en Vancouver (Canadá), oculta a sus accionistas y a la opinión pública canadiense, en su último comunicado sobre el derrumbamiento que ha sepultado buena parte de la corta, la orden de paralización de las labores mineras durante medio año que ha decretado la Junta de Andalucía, una decisión de la que tampoco se hace eco en sus notas su filial en España.

First Quantum divulgó el pasado 1 de febrero en Toronto, sede de la tercera Bolsa de valores más importante de América del Norte y la séptima del mundo por capitalización, su tercer comunicado público sobre el derrumbamiento acaecido en la mina sevillana de su propiedad, Cobre las Cruces, en el que silencia la orden previa de la Junta de Andalucía de paralización de las labores mineras en la corta durante seis meses, hasta que no se garantice la seguridad de los trabajadores, con la excepción de las labores necesarias para estabilizar el terreno que ha cedido. Con la ocultación de la orden del Gobierno andaluz ante los mercados y la opinión pública canadienses trata de evitar el presumible efecto en la cotización de sus acciones y en su reputación corporativa.

Al contrario, la multinacional destaca en su comunicado la reanudación de la producción de cobre en la planta hidrometalúrgica “para los próximos meses” merced al mineral que ya tenía almacenado y mientras obtiene “las aprobaciones reglamentarias necesarias para poder comenzar la extracción en la fase 6, un área que no se ve afectada por el incidente”.

La compañía dice ahora que informó anteriormente sobre un “importante deslizamiento de tierras”, cuando en realidad nunca reconoció la magnitud y gravedad del mismo y se limitó a hablar de “incidente” sin más que había logrado aislar. También dice ahora que “antes del incidente el personal de la mina identificó un riesgo e implementó de inmediato los protocolos de seguridad. Después del incidente -añade- la corta fue evacuada y no hubo heridos”.

En su comunicado del pasado 23 de enero First Quantum no presentó la evacuación de la mina como previa al deslizamiento, sino como consecuencia del mismo, en estos términos: “la compañía activó de inmediato los procedimientos establecidos de seguridad y emergencia ambiental, evacuando el área y aislando el incidente. Además -añadió-, las Administraciones competentes han sido informadas sin demora y la empresa está en constante comunicación con ellas”.

CONSECUENCIAS

Más recientemente, en su comunicado fechado el pasado 1 de febrero, afirma que “el deslizamiento afectó principalmente al talud norte de la mina y parte del área de almacenamiento de estériles. Estos materiales, en su mayoría de arcilla, se desplazaron al interior de la corta y cubrieron la mayor parte de la misma, pero no impactaron en el área 6, ni en el acceso a la misma”.

Según First Quantum, mientras se completa la investigación sobre lo sucedido “el trabajo para reparar la corta continuará con el objetivo de reanudar la actividad minera normal, lo que puede ocurrir una vez se hayan recibido las aprobaciones regulatorias. Se espera -continúa el comunicado- que la minería se reanude en la fase 6, que no se vio afectada por el derrumbamiento” y que contiene la mayoría de las reservas de mineral pendientes de explotación en la etapa actual del proyecto.

Así pues, la multinacional silencia la orden de paralización de las labores mineras durante medio año dictada por el nuevo Gobierno andaluz y proyecta una situación de aparente normalidad, en la que ha vuelto a funcionar la planta hidrometalúrgica para la producción de cátodos de cobre y parece inminente la extracción de nuevo mineral en la última fase del actual proyecto (dos años más de explotación a cielo abierto), porque justamente es la fase 6 la que no ha sido afectada por el derrumbamiento.

 

MISMA ESTRATEGIA

 

La filial española de First Quantum, la compañía Cobre las Cruces, abunda por su parte en la misma estrategia en el comunicado difundido también el pasado 1 de febrero, en el sentido de omitir por completo referencias a la orden de paralización por medio año dictada por la Junta de Andalucía, con la que dice estar en coordinación permanente, al igual que con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

La filial de First Quantum afirma que en el ámbito medioambiental se han intensificado los estudios y análisis, “que hasta la fecha señalan la normalidad en el arroyo Garnacha y no encuentran indicios de afección medioambiental al acuífero”.

“La seguridad de las personas y la protección del medio ambiente -concluye- es nuestra principal prioridad. No puede negarse que se ha producido un impacto importante en la operación, pero estamos trabajando para restablecer lo antes posible la normalidad en nuestra producción y en el empleo”, ha señalado el director general de Cobre Las Cruces, Iain Anderson.

Millones de m3 de estériles sepultan la corta de Cobre las Cruces

AFECCIÓN

Gran parte de la explotación a cielo abierto ha quedado inutilizada

TALUDES

Han colapsado unos 300 metros y volcado los estériles mineros

CAUSA POSIBLE

Inestabilidad geotécnica provocada por la reducción del nivel del acuífero

 

De “catastrófico” han calificado expertos geólogos consultados y a la luz de las fotografías aéreas que se han podido tomar en las últimas horas el derrumbamiento acaecido el pasado miércoles en la mina a cielo abierto de Cobre las Cruces, sita fundamentalmente en el término municipal de Gerena y cuya corta ha quedado en gran parte sepultada por tierra y por estériles de mina.

Medios de Canadá, país de origen de First Quantum, la compañía propietaria de mina Cobre las Cruces, se han hecho eco de un comunicado de la misma, según el cual durante las primeras horas de la mañana del día 23 de enero se produjo “un deslizamiento de tierras en la ladera Norte” que “no causó daños a ninguna persona ni ningún impacto en instalaciones o terrenos de terceros”.

First Quantum ha afirmado que activó de inmediato los procedimientos establecidos de seguridad y emergencia ambiental, evacuado el área y “aislado el incidente”. La compañía ha reconocido, no obstante, que la producción de la planta hidrometalúrgica se ha suspendido temporalmente mientras se llevan a cabo investigaciones sobre lo sucedido y afirma que está supervisando la situación continuamente y adoptando “todas las medidas necesarias para resolver el incidente” y que “proporcionará actualizaciones según corresponda”.

 

Sin embargo, las fotos aéreas que se han podido tomar en las últimas horas e inspecciones visuales sobre el terreno de observadores independientes revelan, a juicio de geólogos consultados,  que no se ha tratado de “un incidente aislado”, sino de un derrumbamiento catastrófico de al menos 300 metros de los taludes situados en la parte Norte de la explotación a cielo abierto.

 

COLAPSO

Este colapso masivo de los taludes ha movilizado millones de metros cúbicos de material que se ha expandido por el interior de la corta y ha sepultado gran parte de la misma dejándola inutilizada. Se han depositado los minerales que denominan “estériles de mina” y que no sería más que el “gossan” almacenado para poder recuperar el oro posteriormente, “gossan” que ahora se habría mezclado con las margas azules. Asimismo, el derrumbe casi ha llegado a la zona de almacenamiento en pilas del mineral listo para su tratamiento en la planta hidrometalúrgica, cuya actividad ha quedado paralizada.

Por fortuna, el derrumbamiento se produjo durante el cambio de turno en las labores mineras y no ha habido que lamentar ningún tipo de desgracia personal ante semejante avalancha de tierra y estériles mineros.

Fotos de la corta justo antes y después del derrumbe

 

Según los expertos consultados, dados los millones de metros cúbicos de material depositado en el fondo de la explotación minera a cielo abierto se van a necesitar bastantes meses para poder retirarlos, reconstruir los taludes y reemprender las labores de extracción y tratamiento del mineral de cobre.

Para José Manuel Cantó, ex presidente del Colegio de Geólogos de Huelva, a primera vista  los taludes no se habrían derrumbado por cálculos incorrectos, sino “por un asunto que nunca se ha tenido en cuenta, las actuaciones sobre el acuífero de Niebla-Posadas, cuyo nivel piezométrico ha sido reducido de forma forzada. Con ello -continúa- se ha creado una inestabilidad geotécnica nueva y ésta ha funcionado como una superficie de discontinuidad gigantesca que para nada fue tenida en cuenta en los cálculos técnicos realizados para el proyecto y que ha dado como resultado la formación de la enorme cuña de material que ha acabado deslizándose”.

MENOR PRODUCCIÓN

 

Según medios canadienses, Cobre las Cruces produjo 70.738 toneladas de cátodos de cobre en el año 2018, un 4% menos que en 2017, cuando la producción se elevó a 73.664 toneladas.

La operación utiliza la minería a cielo abierto convencional, basada en palas y camiones hidráulicos, con perforaciones y voladuras en las margas inferiores y zonas de mineral. El proyecto tiene una proporción de desmonte relativamente alta, respaldada por el mineral de alta ley, según First Quantum, y utiliza mineros contratados para toda la producción de la mina.

La planta metalúrgica de CLC se basa en un proceso de lixiviación atmosférica para recuperar el cobre del rico mineral de calcocita de Las Cruces. Una característica única de la planta es el uso de ocho reactores agitados con OKTOP para disolver el cobre en condiciones de alta temperatura y alta acidez. También se agrega oxígeno a los reactores para completar la reacción. La alimentación a los reactores de lixiviación es mineral extraído que ha pasado por tres etapas de trituración.

Una vez lixiviado, el líquido se separa de los sólidos molidos para convertirse en PLS, la alimentación para el área de extracción con solvente (SX). En el área SX, el cobre se pasa a una solución orgánica y luego al electrolito que alimenta las celdas de electrodeposición. Las celdas electrolíticas producen cátodos de cobre de grado LME.

  • Más información, en el siguiente enlace:

 

https://andaluciainformacion.es/sevilla/802714/desastre-sin-paliativos-en-la-mayor-corta-minera-de-europa/