El avión solar que no vino a Sevilla

Europa ha celebrado su Día Solar, motivo por el cual la Junta ha divulgado una
estadística sobre energías renovables que ratifica lo que proclama ‘urbi et orbi’ Valeriano Ruiz,
catedrático de Termodinámica y uno de los ‘padres’ de la energía solar española: “España es la
campeona del mundo termosolar”. Y dentro de España, Andalucía. Y dentro de Andalucía,
Sevilla.
No hay ninguna provincia como la nuestra, cuna de la primera central termosolar
comercial de la historia (la PS10 de Abengoa) que albergue tantas plantas termosolares, nueve,
repartidas entre Sanlúcar la Mayor (cinco), Lebrija (una), Ecija (dos) y Fuentes de Andalucía
(una). Sevilla tiene la mitad de las termosolares andaluzas y casi el 30% de las españolas, con
una potencia de 350 MW. Y en avanzado estado de construcción hay dos más, en Morón.
LA MECA TERMOSOLAR
Si hay una que destaca por sus innovaciones es Gemasolar, levantada  por Torresol
Energy en Fuentes de Andalucía. Desde su inauguración a fines de 2011 por el Rey y el emir de
Abu Dabi, se ha convertido en la meca termosolar, a la que vienen en peregrinación
delegaciones extranjeras para admirar este avance tecnológico que consolida nuestro liderazgo
mundial del sector, uno de los pocos que prestigian la ‘marca’ España y la ‘marca’ Sevilla.
Gemasolar es la primera termosolar comercial que usa la tecnología de receptor de torre
de alta temperatura de forma conjunta con el almacenamiento térmico en sales fundidas, por lo
que puede verter electricidad de origen solar a la red durante 15 horas aunque sea de noche.
Así genera energía limpia para abastecer a 27.500 hogares y reduce en más de 30.000
toneladas/año el CO2. Gemasolar, pues, encarna a la perfección uno de los rasgos distintivos
de la termosolar: la gestionabilidad. Mientras que la electricidad de otro tipo de centrales debe
ser producida y consumida al instante, en la termosolar es posible almacenarla y liberarla
cuando más convenga.
TAMBIÉN LOS CHINOS
Sesenta altos cargos chinos han venido a Sevilla a conocer nuestra central-estrella
porque el gigante asiático, que ya es líder mundial en energía eólica y solar fotovoltaica,
proyecta instalar 3.000 MW termosolares para el año 2020 y esta tecnología ha sido
desarrollada en Andalucía, desde la Plataforma Solar de Almería hasta la central de Fuentes de
Andalucía y el complejo de Abengoa en Sanlúcar.
El Plan termosolar chino supera en 600 MW la potencia de las 60 centrales que España
está construyendo hasta 2014, y si se tiene en cuenta que una central de 50 MW supone una
inversión de unos 300 millones de euros, puede estimarse el ingente negocio en ciernes que
representaría el mercado energético chino para el sector termosolar sevillano.
EL ‘SOLAR IMPULSE’
Coincidiendo con la visita de la delegación china se producía otro hito solar: el aterrizaje
en Madrid, procedente de Suiza y como escala en su vuelo a Marruecos, del ‘Solar Impulse’, el
primer avión capaz de volar, de día y de noche, exclusivamente con energía solar merced a las
12.000 células fotovoltaicas que recubren sus inmensas alas y a sus cuatro baterías especiales
de litio que la almacenan. El liviano aparato con la apariencia de un planeador tiene la
envergadura de un Airbus A340 (63 metros), pero pesa como un coche: tan sólo 1.600 kilos.
Esta maravilla tecnológica que ha promovido el aventurero suizo Bernard Piccard con el
apoyo de grandes multinacionales ha hecho escala en Barajas camino de Marruecos, en el
primer vuelo solar intercontinental,  por invitación del Gobierno marroquí con motivo de la
primera piedra de lo que será en Ouarzazate una de las mayores termosolares del mundo, con
160 MW, dentro de los planes del país vecino de construir cinco parques termosolares hasta
2020 con una potencia de 2.000 MW. Otra oportunidad de oro para nuestra industria. Para
Piccard, el vuelo a Marruecos es un fantástico rodaje del ‘Solar Impulse’ en su objetivo de dar la
vuelta al mundo en 2014.
PRIMICIA DESAPROVECHADA
Grandes empresas como Schindler, Omega, Solvay, Deutsche Bank y Dassault
Aviation han aportado ya 70 millones de euros para el desarrollo del avión solar en áreas como
diseño, aviónica, nuevos materiales ultraligeros, giroscopios que permitan la mejor orientación
hacia el sol, baterías avanzadas, sistemas de predicción meteorológica…..El ‘Impulse Solar’, en
su aparente sencillez, es pura I+D+i, probablemente el futuro de la aviación y por tanto con un
enorme y triple interés para Sevilla por ser la cuna termosolar, su tradición aeronáutica (desde
Tablada hasta el A400M) y puerto de salida y arribada de la primera vuelta al mundo de Juan
Sebastián Elcano, una vuelta al globo que trata de emular este avión en 2014 y cuyo quinto
centenario se conmemora en 2022.
En mayo de 2011, antes de su investidura como alcalde, Zoido recibió en el hotel
Macarena al máximo representante del sector termosolar, que le pidió su apoyo institucional al
proyecto de convertir Sevilla, por ese triple simbolismo, en la base del avión solar en su futura
vuelta al mundo y conectar así la industria solar española con el nuevo futuro que se abre a la
aviación y con las multinacionales que lo respaldan, sin necesidad más que de apoyo logístico y
para crear ‘marca’ Sevilla.
Un año después, el ‘Solar Impulse’ ha sobrevolado Sevilla, sí, pero camino de
Marruecos, que le ha dado a Zoido el ‘pisotón’ de llevarse el avión y vincularlo a su proyecto
termosolar pese a que nuestro alcalde tuvo toda la información 365 días antes. Según Zoido, en
este año “no se ha podido hacer más”. Marruecos, al parecer, sí ha podido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *