Las tijeras

Finalmente he comprendido la razón del agravio comparativo de los políticos malagueños con Sevilla y su leyenda negra sobre el centralismo sevillano: el Ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol, con 31 concejales, sólo tenía ocho coches oficiales, según las cuentas de María Rionegro; el de Sevilla, con 33 ediles, 27, más el equivalente en conductores cobrando horas extra. No es lo mismo apretujarse cuatro capitulares en un mismo coche que gozar prácticamente de uno ‘per cápita’ como en Sevilla. Supongo que Monteseirín atribuiría esta flota al ‘efecto capitalidad’; Zoido, al ‘efecto derroche’, más injustificable aún por la crisis. El alcalde le ha metido un recorte tal al parque móvil ministerial, perdón, quería decir municipal, que se va a ahorrar 900.000 euros en todo su mandato “racionalizando” el servicio, de lo que se colige que era manifiestamente irracional, en plan nuevos ricos. Recordarán que en la Oposición Zoido pidió una escoba para barrer debajo de las alfombras de Monteseirín. Por la poda que está haciendo en sobrecostes le van más unas tijeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.