La VPO

Emvisesa adjudicó en 2005 una VPO al hoy delegado del distrito Norte, Juan García Camacho, el cual ha reconocido que la usa de forma tan esporádica (para indignación de Espadas y Torrijos y de los miles de sevillanos en lista de espera de una vivienda pública) que hay vecinos que nunca lo han visto por allí en todos estos años. Tampoco lo localizaron la Jefatura de Tráfico, el Ayuntamiento de La Algaba y, oh paradoja, el Ayuntamiento de Sevilla y su Agencia Tributaria ni aun cuando era ya concejal, por lo que recurrieron once veces al Boletín Oficial de la Provincia para enviarle notificaciones sobre multas, embargos y demás. Pese a tal cúmulo de evidencias, al gobierno de las luces y los taquígrafos y que alardeaba de que no toleraría corruptelas como en la era Monteseirín no se le ocurre otra explicación que ésta: “Es habitual no poder localizarlo en su casa por su elevado ritmo de trabajo”. Si este concejal es, según la versión oficial, tan estajanovista o un ‘workaholic’, entonces lo que necesita no es una VPO, sino que le pongan una litera en el Ayuntamiento.

 

1 comentario en “La VPO

  1. ffgfgfg

    Pregúntele a Rafael Carmona antigua militante del PA y delegado de urbanismo por este partido en el ayuntamiento de Sevilla, y actualmente diputado autonómico por el PP, que le paso a la sede de la historia que montó el Sr. Camacho con unos cuantos, y que «reciclaban» las subvenciones que recibía CANF-COCEMFE, y que están siendo investigada por los tribunales y donde el Sr. Camacho era miembro activo. ¿Porque? le concedió la licencia de apertura, y porque se cayo el techo de la misma y que sentido tenía que estuviera en un polígono industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.