Tres mil empleos menos en los hoteles de Sevilla durante el agosto del coronavirus

Hundimiento del turismo extranjero: los escasos 23.750 turistas foráneos supusieron un -87,63%

Casi medio millón menos de pernoctaciones en los establecimientos de Sevilla capital y provincia

La mitad de los hoteles ya decidieron no abrir en agosto al temer lo que se avecinaba

El grado de ocupación por habitaciones y plazas ha sido de sólo un tercio en comparación con 2019

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el sector turístico español durante el mes de agosto de 2020, el sexto desde el estallido de la pandemia del coronavirus, ratifican el hundimiento que ha sufrido en Sevilla capital y provincia, especialmente por la falta de visitantes extranjeros.

El número de turistas foráneos se redujo en 168.350 en comparación con agosto del año anterior, cuando imperaba la “vieja normalidad”. Ello ha significado una caída del 87,63%. La magnitud de esta disminución del turismo extranjero se aprecia mejor al comparar los 27.750 que se han alojado este año en los hoteles sevillanos con los 192.100 de agosto de 2019.

Los pocos muebles que se han salvado ha sido gracias, sobre todo, al turista nacional, que ha triplicado en número al foráneo. Aun así, se han perdido más de 57.000, lo que ha supuesto una disminución del 45%.

La suma de viajeros de todo tipo, nacionales y extranjeros, no ha llegado a cien mil en el pasado agosto y por el camino se han quedado más de 225.000 de un año para otro. En conjunto, pues, los clientes de los hoteles sevillanos se han reducido en un 71% (dos tercios de los que vinieron un año antes).

Obviamente, esta menor afluencia turística a los hoteles se ha reflejado en sus pernoctaciones: en conjunto se han reducido en un 72,3% (otros dos tercios en comparación con agosto del año anterior). Se han perdido más de 460.000 pernoctaciones ( el 86% de las internacionales y el 45% de las nacionales).

A la vista del panorama que se avecinaba, confirmado ahora por los datos del Instituto Nacional de Estadística, sólo abrieron en agosto en Sevilla y su provincia 188 establecimientos hoteleros, con lo que la oferta se redujo a la mitad de agosto del año anterior, con un 44% menos de habitaciones y de plazas.

La ocupación, medida tanto por habitaciones como por plazas, ha sido de tan sólo un tercio en comparación con agosto de 2019, y con tendencia a la cuarta parte durante los fines de semana.

Y toda esta cascada de datos negativos ha tenido su automática traducción en el empleo: si en agosto del año pasado 4.657 trabajadores atendieron en los hoteles a los turistas que se alojaron en Sevilla capital y provincia, en agosto de este año sólo han prestado sus servicios 1.519, o sea 3.138 menos. Esto ha supuesto una caída del empleo del 67%, casi dos tercios del total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.