Espadas liquida otro ‘bluf’ de Monteseirín: la Ciudad de la Imagen

Tras 15 años no se ha instalado ninguna empresa audiovisual en el Higuerón Sur

La idea consistía en una copia de la Ciudad de la Imagen de Pozuelo de Alarcón

El gobierno de Monteseirín anunció también otras ‘ciudades’ fracasadas como la del Baloncesto, Empleo, Caballo y Tránsito

El delegado de Hábitat Urbano del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, ha anunciado una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para «poner en carga» suelos urbanizados en el Higuerón Sur que el gobierno de Monteseirín destinó a la ‘Ciudad de la Imagen’, de la que no se ha visto ni un fotograma en quince años porque allí no tenía interés en instalarse ninguna empresa audiovisual. De esta manera, el Consistorio presidido por Espadas da la puntilla a otro de los ‘blufs’ de Monteseirín dentro de lo que podría calificarse como ‘urbanismo temático’ y que se ha saldado con un fracaso tras otro.

En una rueda de prensa en la que informó de los acuerdos adoptados en los órganos de gobierno de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, Muñoz ha valorado el hecho de «poner en carga» algunos de los suelos urbanizados que estaban destinados a albergar la denominada ‘Ciudad de la Imagen’.

«Esos terrenos iban a acoger a la industria audiovisual, pero allí no ha aterrizado ninguna empresa asociada a ese sector, por lo que estaban bloqueados desde 2006, a pesar de que hubo buenas intenciones», ha subrayado Muñoz.

En este sentido, la superficie en cuestión, de algo más de 35.000 metros cuadrados, estará destinada a usos terciarios (13.170 m2), industria (5.000m2), y comercio minorista (8.800 m2), entre otros.

Antonio Muñoz, en la rueda de prensa en que anunció el carpetazo a la Ciudad de la Imagen tras 15 años de espera

La idea, promovida por el equipo Monteseirín y retomada por el de Zoido, consistía en aglutinar en el Higuerón Sur a todo el sector audiovisual, que hasta entonces estaba desperdigado por el área metropolitana al igual que lo sigue estando ahora, y crear una sede unificada que se iba a convertir, decían, en un referente regional y nacional.

Las obras tenían un presupuesto de más de 15 millones de euros y se anunció que en aras de complementar el entorno se habían reservado distintas parcelas para parques, complejos deportivos, equipamiento cultural y zonas lucrativas, comerciales y de almacenaje.

En cualquier caso, lo más significativo -se leía en las crónicas de la época- es que la Ciudad de la Imagen creará actividad económica en Sevilla antes, durante y después de su puesta en funcionamiento. De hecho, se estimaba que generaría 750 puestos de trabajo mientras se ejecutaran las tareas de construcción, y una cifra similar cuando concluyeran. Y continuaba el cuento de la lechera: «Por tanto, será un balón de oxígeno para periodistas, publicistas, productores, comunicólogos, técnicos audiovisuales y otros profesionales que podrían tener cabida en este nuevo perímetro que, sin duda alguna, favorecerá el crecimiento de la ciudad en términos financieros».

EL MODELO DE POZUELO DE ALARCÓN

Monteseirín, que vendió la piel del oso antes de cazarlo al anunciar un parque empresarial especializado en el sector audiovisual sin haberse garantizado previamente el traslado de las compañías ya existentes o/y la incorporación de otras nuevas, trató de copiar la Ciudad de la Imagen de Pozuelo de Alarcón.

Sede de TeleMadrid en la Ciudad de la Imagen de Pozuelo de Alarcón

En la localidad madrileña se habían ido ubicando sedes o dependencias de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España, Filmoteca Nacional, TeleMadrid, la cadena de cines Kinépolis, la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid, MEDIA España, Egeda, Kiss FM, Real Madrid Tv, Overon Tv, Crea SGR, TBN, Game Videomedia, Least Cost Routing Telecom LCR y La Sexta Televisión, entre otras.

Cómparese la amplia lista de empresas concentradas en Pozuelo de Alarcón con el ‘balance cero’ del proyecto de Monteseirín al cabo de quince años, que ha obligado al gobierno de Espadas a darle el carpetazo definitivo.

LAS OTRAS ‘CIUDADES’

La Ciudad de la Imagen no ha sido el único ‘bluf’ en materia de parques temáticos empresariales anunciado por Monteseirín durante sus mandatos. Veamos algunas más de las ensoñaciones del ex alcalde socialista en su afán de querer pasar a la historia como el gran artífice de la Sevilla de la modernidad, conforme al repaso que hizo en su día el diario La Razón:

Ciudad del Baloncesto: La necesidad de presentar una sede a la altura para acoger el Mundial de baloncesto de España 2014 hizo que el Ayuntamiento anunciara a bombo y platillo la creación de la Ciudad del Baloncesto, un edificio deportivo multiusos con capacidad para 15.000 personas. Se habló inicialmente de Los Bermejales o el Auditorio de la Cartuja–, y el propio Consistorio admitió que la iniciativa estaba «parada» por no contar con financiación.

San Jerónimo iba a albergar la Ciudad del Empleo

Ciudad del Empleo: Gran entorno destinado a acoger las sedes de la patronal de empresarios, la CES, y de los dos sindicatos mayoritarios (UGT y CC OO). El conjunto se iba a ubicar en San Jerónimo, pero carecía de un plan consensuado y concreto de ejecución; tanto era así que el entonces delegado de Economía y Empleo, Carlos Vázquez, anunció un «nuevo rumbo» para el proyecto, que tampoco se ha hecho realidad.

Ciudad del Caballo:  Proyectada en Torrecuéllar. Dos años antes, la negativa del Puerto obligó al Consistorio a devolver al promotor 2,9 millones de euros, tras finalizarse únicamente las cocheras municipales de caballos. La «ciudad» debía completarse con un centro hípico, un picadero, un espacio de celebraciones, una clínica veterinaria, un hotel y oficinas, además de más de 110.000 metros cuadrados de zona verde. Nada de nada.

Ciudad de Tránsito: Este proyecto, surgido del seno de Izquierda Unida dentro del gobierno de Monteseirín, consistía en un espacio con dispositivos de intervención social y laboral para asistir a chabolistas en proceso de realojo en otras zonas de la capital. Aunque no se detallaron las características de este Instituto de Realojo, que carecía de plan definido, de presupuesto y de plazos, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ya mostró su rechazo a esta «ciudad».

Conclusión: cinco anuncios por el gobierno de Monteseirín de otras tantas «ciudades» temáticas, cinco «blufs».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.