Vecinos del Centro defensores del adoquín tradicional de Gerena piden que el Ayuntamiento de Sevilla no reasfalte el entorno de la plaza Cristo de Burgos

El gobierno local ha seguido manteniendo proyectos de reurbanización con granito gris extremeño pese a que se adhirió en octubre de 2020 al Manifiesto en Defensa de la Pavimentación Histórica

Vecinos del entorno de las plazas de San Leandro y Cristo de Burgos, con el apoyo de entidades defensoras del patrimonio como el grupo MP9 y Ben Basso, han redactado un escrito en el que reflexionan sobre las últimas intervenciones del Ayuntamiento de Sevilla en espacios públicos de la ciudad y hacen una petición concreta sobre las obras de la calle Dormitorio (que incluyen el reasfaltado de las calles limítrofes con la segunda de las plazas citadas) y otras que se han anunciado para un futuro inmediato.

Los vecinos empiezan recordando que el partido en el gobierno local (PSOE) y todos los grupos políticos del Ayuntamiento acordaron por unanimidad en el Pleno celebrado el 15 de octubre de 2020 adherirse, a propuesta de Ciudadanos, al Manifiesto en Defensa de la Pavimentación Histórica, suscrito por representantes de la sociedad civil sevillana e instituciones locales y regionales como los Colegios de Arquitectos, Registradores de la Propiedad, Cámara de Comercio, Administradores de Fincas, la Universidad y entidades culturales como Ben Baso y Adepa.

El Manifiesto puede leerse en el siguiente enlace: https://grupomp9.wordpress.com/manifiesto/

Y el acuerdo del Pleno municipal, a partir de la página 79, en este otro:

https://www.sevilla.org/ayuntamiento/el-ayuntamiento/pleno-municipal/actas-plenos/2020/16o-pleno-2020-10-15-pl.pdf

Los firmantes de la misiva dicen que creyeron entender que ello implicaba que, a partir de esa fecha, por coherencia deberían revisarse todos los proyectos en curso a la luz de los criterios de sostenibilidad, patrimonio y paisajismo que ese documento incluye. Y que se tendrían que adoptar una serie de medidas a corto y medio plazos para la consideración del espacio público como hecho esencialmente vinculado al planeamiento y la protección patrimonial de la ciudad, reconsiderándose los instrumentos y procedimientos de proyecto y obra que se vienen aplicando.

En cuanto a los pavimentos en sí, hay una conclusión clara a favor de la reposición de los valiosos materiales patrimoniales existentes (vistos u ocultos), relabrándolos cuando sea preciso, acompañada de otras medidas conexas relativas a la investigación, la adecuación de los presupuestos de mantenimiento o la mejora de las instalaciones de almacenaje de materiales a reciclar.

Reurbanización de la calle Mateos Gago tras el acuerdo plenario en defensa del adoquín de Gerena

Todo lo contrario. Dicen haber corroborado «la finalización sin cambios del proyecto (gris) de Mateos Gago (más allá de una reconsideración parcial de un lienzo de Rodrigo Caro)», y que «ha tenido que ser la intervención de la Comisión Provincial de Patrimonio la que paralice por ahora la intervención en calle Zaragoza».

(Acta de la reunión de la Comisión Provincial de Patrimonio del 25 de noviembre de 2020, punto número 14, sobre el proyecto municipal para la calle Zaragoza: https://www.juntadeandalucia.es/export/drupaljda/organo/19/02/ACTA%2025-11-2020_FDO.pdf )

En ese contexto destacan la reurbanización prácticamente ya terminada de la calle Dormitorio que, en su opinión, insiste nuevamente en soluciones discrepantes con el Manifiesto en Defensa de la Pavimentación Histórica, al eliminar el adoquín de Gerena coloreado, ya extraído, para sustituirlo por el gris procedente de Quintana (Extremadura), con el complemento de marmolillos (que Ortiz de Zúñiga revela innecesarios). Y, además, en el expediente de la reurbanización aparece la ejecución de otras obras, como el reasfaltado -piden que no se ejecute- de las calzadas que rodean la plaza Cristo de Burgos, que no pueden -afirman- ser entendidas de forma parcial e inocua.

«Es más -añaden- nos encontramos con esa intervención en plena negociación con la vecina Plaza de San Leandro, en la que sus vecinos ya han manifestado los criterios de ampliación de su espacio central, levantamiento del asfaltado de las calzadas que la circundan y la reposición de la piedra existente bajo el mismo».

Miembros de Ciudadanos visitan las obras de la calle Dormitorio

Una aparentemente inocua intervención como la que se ejecuta en la calle Dormitorio y en el ámbito debe abordarse preceptivamente -a juicio de los firmantes- en el marco de un proyecto global y que responda a lo establecido en el PGOU y sus directrices, cuyo Catálogo de Espacios Urbanos establece en el caso de la Plaza del Cristo de Burgos (Enclave E19) que “el proyecto de intervención sobre el espacio libre deberá contemplar la totalidad del espacio central de la plaza, aunque pueda desarrollarse por fases”, con una directriz concreta que debe cumplirse, cual es la “reestructuración de la circulación rodada, prohibición del estacionamiento anexo a la plataforma central que la asfixia (directriz particular nº 2) y reordenación de ésta en base a la disponibilidad de mayor anchura para el ámbito peatonal más la consideración del ámbito frente a la antigua Iglesia de Los Descalzos atendiendo a la relación histórica de la plaza con dicho monumento».

Vista aérea de la plaza Cristo de Burgos y, a la derecha, la calle Dormitorio, objeto de reurbanización por el Consitorio

Estiman los vecinos que ese planteamiento, que se podría desarrollar por fases según las disponibilidades económicas municipales, tendría una clara manifestación ejemplificadora para otros ámbitos de la ciudad histórica, posibilitando un tratamiento uniforme que incluya las precisas mejoras de conservación de calles aledañas; en este caso, desde Imperial, dotada de un espléndido pavimento, pero falto de cuidado y agobiado por aparcamientos excesivos, hasta Perez Galdós, aún asfaltada, e incluyendo Alhóndiga con su carácter de calle fundacional.

Subrayan los firmantes que las propuestas que hacen están en la línea que marcan los actuales tiempos respecto a patrimonio, sostenibilidad y paisajismo, y que deben ser asumibles por el Ayuntamiento al ser más económicas.

También deben superar las dificultades de tipo administrativo que puedan objetarse: operar con criterios orientados hacia la rehabilitación mediante tratamientos de mejora y recuperación de materiales patrimoniales existentes, hoy ocultos o en mal estado.

Adoquines tradicionales de Gerena en el muelle de la sal

Por todo ello, requieren que los trabajos en ejecución cumplan lo establecido en el vigente PGOU y su Catálogo de Espacios Urbanos. Y que éste se complemente con unas Ordenanzas específicas sobre los materiales a emplear en las intervenciones en espacios públicos, en el sentido de primar la recuperación de los materiales de pavimentación tradicionales de Sevilla, entre los que el adoquín de granito de Gerena destaca como elemento identitario de los espacios urbanos de nuestra ciudad.

El Manifiesto en Defensa de la Pavimentación Histórica de Sevilla, al tratar en concreto el uso de materiales para la pavimentación los focaliza en los preexistentes: granito de Gerena, calizas de Tarifa, alberos, enladrillados. Y no lo hace solo por criterios conservacionistas.

En lo que respecta a las calzadas, el vigente Plan General de Ordenación Urbana descarta el uso del asfalto y recomienda la piedra para un uso de calmado del tráfico rodado y por otras razones, como las climáticas.

La cantera de granito para Sevilla está en sus propias vías públicas, como en el caso de la calle Becas

Los impulsores del Manifiesto defienden que, por criterios de sostenibilidad y patrimoniales, la cantera de piedra para Sevilla y tantas poblaciones de su entorno está en sus propias calles: adoquines, bordillos, losas…que, tras su relabrado si fuera necesario, deben reutilizarse.

Una calle del Casco Antiguo con la pavimentación tradicional, aún no sustituida por granito gris de Extremadura

En el caso de los bordillos bastaría observar las hermosas piezas rojas aún almacenadas por la contrata de calle San Vicente o los voluminosos ejemplares extraídos en las obras de la plaza de la Magdalena o la calle Becas, y la absoluta necesidad de atender las exigencias que impone la defensa de la economía circular en la lucha contra el cambio climático.

Francisco (Curro) Oñate, uno de los profesionales que expresa el sentir vecinal, ha escrito en las redes sociales lo siguiente: «Con las obras que se ejecutan actualmente en la calle Dormitorio se perderá de nuevo la oportunidad de reformar la vía pública siguiendo criterios de respeto patrimonial (mantenimiento del pavimento tradicional) y de reutilización de los materiales existentes (adoquines de Gerena) para lograr de esta forma atenuar su impacto ambiental, como es de obligado cumplimiento por las normativa urbanas vigentes.

Sea unas veces por iniciativa de la Gerencia de Urbanismo o en otras de Emasesa, el resultado final de las obras que se llevan a cabo con el loable propósito de mejorar la peatonalización y movilidad en nuestras calles acaba generando un paisaje viario despersonalizado, gris y monótono, al introducir nuevos pavimentos (adoquines de Quintana de la Serena, Badajoz) ajenos a nuestra historia urbana y que alteran sustancialmente la denominada ‘piel de la ciudad’.

Granito gris de Quintana de la Serena, el preferido del Gobierno de Espadas para Sevilla

Y todo esto, una vez más, en el escenario de la adhesión por el Pleno Municipal (15/10/2020) del Manifiesto en Defensa de la Pavimentación Histórica (impulsado por distintos profesionales, entidades e instituciones de la sociedad civil local y regional). ¡¿Cuántos acuerdos plenarios llevan incumplidos en las últimas legislaturas?!

El final de esta argumentación desemboca en una pregunta de la que podemos ahorrarnos la respuesta: ¿para qué sirve la participación ciudadana y la implicación desinteresada de muchas personas en mejorar su ciudad? Mirénselo, munícipes. Esta ciudad necesita menos inercia, más coherencia y suficiente valentía para afrontar los retos que tenemos por delante».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.