Espadas demuestra que, al contrario de lo que proclama, su candidatura a la Junta es incompatible con la Alcaldía de Sevilla

Dice que le dedica las 24 horas del día a pensar en Sevilla y como alcalde pero da una rueda de prensa con Susana sobre cuestiones orgánicas del PSOE como nuevo número uno del partido

El alcalde a tiempo parcial de Sevilla, Juan Espadas, ha proclamado por activa y por pasiva en una rueda de prensa junto a Susana Díaz en la sede regional del PSOE(A) que va a demostrar que su liderazgo regional de los socialistas es compatible con su condición de alcalde, pero ya el tiempo dedicado a la comparecencia ante los medios en clave de política andaluza constituye la demostración de todo lo contrario de lo que afirma: no le puede dedicar las 24 horas del día a pensar en la ciudad y desde el cargo para el que lo eligieron los sevillanos.

Espadas compareció en la sede regional del PSOE (A) en la calle San Vicente junto a Susana Díaz para explicar la fórmula que han acordado ambos para que él pueda sustituirla como secretario general de los socialistas andaluces a lo más tardar en el mes de septiembre y afirmó que todavía tiene «tareas pendientes» como alcalde de Sevilla, por lo que va a simultanear el liderazgo del PSOE(A) con la Alcaldía porque a su juicio es «perfectamente compatible».

Es más, Espadas proclamó que va a «demostrar» la compatibilidad de ambas funciones e instó a quienes quieren que deje el Ayuntamiento a esperar «un poquito». Recordó que ni siquiera tiene «otras responsabilidades orgánicas» en el PSOE-A más allá de su papel como candidato socialista elegido y proclamado para las próximas elecciones autonómicas, por lo que abogó por dejar «transcurrir el tiempo», si bien quiso dejar claro en todo caso que sus «24 horas del día son para cualquier cuestión que esté dentro» de sus «responsabilidades como alcalde».

Espadas, durante la rueda de prensa conjunta con Susana Díaz

«En el momento en que considere que mi responsabilidad no la puedo ejercer con plenitud, en ese momento dejaré la Alcaldía, no necesitaré otros plazos», aseguró Espadas, el cual añadió que él es «muy responsable, y si sé que no puedo ejercer distintas responsabilidades a la vez tomaré la decisión de renunciar al cargo de regidor de manera inmediata».

Espadas acabó confesando la razón por la que se mantiene como alcalde, cuando aseveró: «mi papel como alcalde de Sevilla en estos momentos es crucial desde el punto de vista político» ya que tiene «más peso político que simplemente siendo candidato si, además, como alcalde de Sevilla alzo la voz y le digo al presidente de la Junta que se tiene que sentar con los alcaldes a negociar la gestión de los fondos europeos».

Reconoció que se trata de «una cuestión de carácter político», y aseveró que «quien quiera entenderla, que la entienda, y quien no, que probablemente lo que quiere es que me vaya cuanto antes del Ayuntamiento, todavía tiene que esperar un poquito».

De la rueda de prensa del alcalde a tiempo parcial de Sevilla quedan claros extremos como los siguientes:

-Por más que diga que sus 24 horas del día son para cualquier cuestión que esté dentro de sus responsabilidades como alcalde y que lo va a «demostrar», el tiempo que duró la rueda de prensa dedicada a la sustitución de Susana Díaz como secretaria general del PSOE(A) ya se lo restó a su responsabilidad como alcalde, luego demostró que no puede compatibilizar las dos funciones si no es una en detrimento de la otra, salvo que invente un día con 48 horas.

Espadas, a su llegada al grupo parlamentario socialista en las Cinco Llagas

-Cada vez que, como el otro día, visite el grupo parlamentario socialista en las Cinco Llagas y reciba una llamada o llame a la nueva portavoz que él ha nombrado, Ángeles Férriz, para dictarle instrucciones o enterarse de alguna cuestión relativa a la política andaluza, le estará robando el tiempo a su función como alcalde de Sevilla, salvo que se invente un día con 48 horas.

-El otro día se reunió con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, no en su calidad de alcalde de Sevilla, sino como nuevo número uno del PSOE (A), luego le estaba robando el tiempo a la Alcaldía de la ciudad, salvo que se invente un día con 48 horas.

Espadas, pues, viene demostrando justo lo contrario de lo que pregona, que no puede dedicarle las 24 horas que dice le dedica a la Alcaldía, y además le traiciona el inconsciente cuando revela por qué no la deja: porque como líder extraparlamentario (sin escaño en la Cámara que le sirva de tribuna y altavoz frente a Juanma Moreno) tendría menos peso político que como alcalde de la capital de Andalucía. Con lo cual, si se vuelve su oración de revés, queda traducida del siguiente modo: está poniendo la Alcaldía de Sevilla al servicio del nuevo líder del PSOE(A), o sea de su partido y de él mismo.

Espadas, el político que va camino de acabar en plan Doctor Jekyll y Míster Hyde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.