El Festival de las Naciones volverá a instalarse en los jardines del Prado por quinto año desde que Espadas le instó a buscarse otro sitio

No sólo no se ha ido a otra parte sino que el Ayuntamiento aparece como patrocinador oficial pese a las quejas de los vecinos por sus ruidos y molestias

Ya ha empezado el montaje en los jardines del Prado de San Sebastián de Sevilla, sin miramientos por la arboleda, de la XXVII edición del Festival de las Naciones, que ocupará el espacio central de esta zona verde de 58.384 m2 por quinto año (la edición de 2020 se canceló debido a la pandemia del coronavirus) desde que el gobierno de Espadas le instó a buscarse otro emplazamiento tras las reiteradas quejas de los vecinos del entorno debido, dicen, al ruido y las molestias que causa.

El 5 de octubre del año 2015, el diario ABC publicó una información con el siguiente título y subtítulo: ‘¿Seguirá el Festival de las Naciones en el Prado de San Sebastián? El Ayuntamiento dice que hay que reconsiderar el formato actual para adecuarlo al entorno o buscar alternativas’.

Esa Corporación Municipal era la primera de Juan Espadas como alcalde, ya que el actual líder del PSOE(A) había tomado posesión de su cargo el 13 de junio de dicho año, casi cuatro meses antes, y había heredado los compromisos adquiridos por el gobierno anterior, que presidía el popular Juan Ignacio Zoido, por lo que del contexto de la información se sobreentiende que no había tenido más remedio que tolerar la celebración del Festival de las Naciones en los jardines del Prado de San Sebastián, calificados por el propio Ayuntamiento en su página oficial en Internet como «espacio urbano fundamental para la comprensión de la ciudad y perfecto filtro entre la grandiosidad de  la Plaza de España y el carácter íntimo de los  Jardines de los Alcázares o los recoletos Jardines de Murillo».

«Los Jardines del Prado de San Sebastián -continúa-aportan con su trazado geométrico y su estructura despejada, donde todavía la glorieta o el estanque tienen peso en la obra de jardinería,  el grado de modernidad preciso en un entorno cuajado de historia»: https://www.sevilla.org/servicios/medio-ambiente-parques-jardines/parques/jardines-de-distrito/jardines-del-prado-de-san-sebastian

Foto satélite de Google en septiembre de 2011 que muestra el espacio central de los jardines ocupado por el Festival de las Naciones

«El Ayuntamiento de Sevilla le ha comunicado a la dirección del Festival de las Naciones, que se celebra tradicionalmente en el Prado de San Sebastián, que «hay que replantearse el formato actual para adecuarlo al espacio, hacer ajustes o buscar alternativas de ubicación» y le recuerda que tiene por delante todo el año, hasta septiembre de 2016, explicaron a ABC fuentes municipales», añadía la información.

El anuncio coincidió con las quejas que habían planteado vecinos de la zona y, en concreto, la asociación Jardines de la Buhaira, cuyo secretario, Julio del Junco, denunciaba que se sentían engañados por el Ayuntamiento, ya que «nos prometieron -declaró a ABC- que no habría más celebraciones como ésta y este año, a pesar de que el anterior se clausuró porque no tenía licencia, le premian con la posibilidad de que se instale otra vez en el Prado».

Uno de los espectáculos en medio de los jardines del Prado de San Sebastián

Sostenía el secretario de la asociación vecinal que los jardines no son sitio para el festival o para una pista de hielo, por citar algunos ejemplos de atracciones que se han montado y se siguen montando todavía años después, y criticaba que habían solicitado dos veces el expediente de concesión de la licencia para conocerlo y no lo habían obtenido ni visto.

En los seis años transcurridos desde aquel anuncio del gobierno de Espadas la situación no ha variado o ha ido a peor: los vecinos siguen clamando en el desierto y el Festival de las Naciones, ocupando año tras año, con la excepción de 2020 por la pandemia, el espacio central de los jardines durante cinco semanas en esta edición, en lo que supone «de facto» la privatización de un espacio público en la Sevilla a la que Espadas pretende además convertir en capital verde de Europa.

De hecho, tal como muestran las imágenes, los troncos de los árboles más cercanos a la zona central de los jardines, la que ocupa habitualmente el Festival, ni siquiera han sido protegidos para evitar que sufran daños durante el montaje de las instalaciones del evento lúdico.

Inicio del montaje del Festival de las Naciones de 2021 sin protección alguna del tronco de los árboles
Materiales para el montaje del Festival de las Naciones en el espacio central de los jardines del Prado

El Ayuntamiento no sólo ha seguido autorizando (se presupone) la permanencia del Festival, de cuyos ruidos se quejan año tras año amargamente los vecinos, en el Prado de San Sebastián contrariamente al propósito expresado en el año 2015, sino que también aparece, y el primero, en el cartel anunciador del evento como patrocinador oficial junto a la Fundación Cajasol.

Cartel anunciador del Festival de 2021, con el logotipo del Ayuntamiento

Es la evidente demostración de que a Espadas, el alcalde que presume de la participación ciudadana pese a no tenerla en cuenta salvo cuando le conviene como coartada para sus proyectos https://www.manueljesusflorencio.com/2021/02/el-gobierno-de-espadas-lleva-mas-de-cuatro-anos-sin-convocar-ni-la-comision-de-seguimiento-del-pgou-ni-la-mesa-de-la-movilidad/ ,le importa más facilitar el negocio del Festival de las Naciones en unos jardines públicos que atender las peticiones de los vecinos (que pagan religiosamente sus impuestos) de los barrios del entorno, los cuales dicen sufrir su particular Calle del Infierno con el equivalente a otra Feria que dura cinco veces más que la de Abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.