Espadas deberá dedicar al menos cuatro días del mes a asistir a los Plenos del Senado en vez de a dirigir el PSOE(A)

En puertas de un año electoral en Andalucía, con posibles elecciones anticipadas, sólo lo conocen el 61,9% de los andaluces

Juan Espadas será un secretario general del PSOE(A) y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía tan a tiempo parcial como lo fue como alcalde de Sevilla, ya que su interés en asegurarse un buen sueldo como senador le obligará a estar presencialmente en el Senado al menos cuatro días al mes en vez de dedicarse a sus labores orgánicas y a su carrera como aspirante a San Telmo. Da el salto a Madrid justo cuando el nuevo Barómetro Andaluz constata que casi un 40% de los andaluces lo desconocen.

La página oficial del Senado explica que el Pleno de la Cámara Alta está formado por todos los senadores debidamente convocados y que se reúne normalmente en los periodos de sesiones durante dos semanas alternas cada mes.

La reunión del Pleno comienza los martes a las 16 horas y continúa con sesiones matinales y vespertinas los miércoles y, en su caso, los jueves.

Así pues, el dimitido alcalde de Sevilla, Juan Espadas, con el anunciado propósito de concentrarse en sus tareas como secretario general del PSOE(A) y en su candidatura por dicho partido a la Presidencia de la Junta de Andalucía, no podrá hacerlo tampoco a tiempo completo porque deberá sacrificar parte del mismo con tal de asegurarse un buen sueldo público del Senado: tiene la obligación de acudir a los Plenos al menos cuatro días al mes, que podrían llegar a ser hasta seis.

Su falta de dedicación al 100% a los asuntos orgánicos del partido y a su carrera como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía resalta aún más cuando se analiza el último Barómetro Andaluz, que fue publicado el mismo día (20 de diciembre) de la dimisión de Espadas como alcalde de Sevilla y publicado por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (CENTRA) a partir de una encuesta realizada entre el 24 de noviembre y el 13 de diciembre.

Espadas, en su toma de posesión como senador el pasado 21 de diciembre

En puertas de un año electoral en nuestra tierra, e incluso de unas posibles elecciones anticipadas, el Barómetro Andaluz refleja que el 58,3% de los andaluces califica como buena o muy buena la gestión de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía y que es el líder político andaluz más conocido (92,3%) y mejor valorado, con una media de 6,36 puntos.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, es conocido por el 74,2% de los encuestados y recibe una valoración media de 5,34 puntos.

En relación con su grado de conocimiento y valoración, les siguen Teresa Rodríguez (69,9% / 4,14 puntos); Juan Espadas (61,9% / 4,58 puntos); Macarena Olona (43% / 4,56 puntos); Manuel Gavira (20,3% / 4,12 puntos); Esperanza Gómez (16,9% / 4,74 puntos) y Martina Velarde (12,8% / 4,38 puntos).

Por tanto, Espadas en estos momentos no recibe ni un aprobado por parte de los andaluces y es un desconocido para el 38% de los mismos.

A la pregunta de qué político le gustaría que fuese ahora el presidente de la Junta de Andalucía, el 40,7% se decanta por Juanma Moreno y sólo el 11,1% por Juan Espadas.

Y cuando la cuestión versa sobre si creen que si Espadas fuera presidente de la Junta lo haría mejor, el 45,9% responde que no; un 25% contesta que no lo conoce y el 12,7% estima que sí.

Pese a este grado de desconocimiento y de valoración, el líder de los socialistas andaluces ha preferido irse dos o tres días en semanas alternas al Senado en Madrid en vez de dedicarse por completo a la tarea de recuperar para el PSOE el Gobierno andaluz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.