Tussam aún tiene casi 30 millones de viajeros menos que antes del Covid

Cerró 2021 con 53,58 millones, frente a los 83,36 millones de 2019

El Ayuntamiento ha cubierto sus pérdidas con 30 millones de euros extra

La empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) cerró el ejercicio de 2021 con un total de 53.586.772 viajeros transportados, cuando dos años antes de la aparición del coronavirus el número se elevó a 83.362.555. Por tanto, los datos muestran que su demanda actual equivale al 64,29% de la que tenía antes de la pandemia. En estos dos años ha necesitado de aportaciones extraordinarias del Ayuntamiento por valor de 30 millones de euros en números redondos. A la vista del cierre de 2021 no son descartables nuevas inyecciones suplementarias a lo largo del año en curso.

El número de viajeros perdidos por Tussam en 2021 en comparación con 2019, el último año de la antigua normalidad, es de 29.775.783 y supone una disminución superior a un tercio, concretamente del 35,71%. Dicho de otro modo, ese es el número global y la proporción que aún le quedan a la compañía pública para recuperar su propia antigua normalidad y volver a la demanda que tenía hace tres años, antes de la pesadilla del Covid. Hoy Tussam transporta el equivalente al 64,21% de sus antiguos pasajeros.

En 2020, el año del inicio de la catástrofe sanitaria, la empresa municipal se dejó casi 39 millones de usuarios: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/tussam-perdio-en-2020-el-ano-del-coronavirus-casi-39-millones-de-viajeros/

De esa cantidad ha recuperado en el último ejercicio algo más de 9 millones (9.175.169), cuando quizás habría sido esperable una cifra mayor.

Si en 2020 perdió uno de cada dos viajeros, en el pasado año aún perdía uno de cada tres, en números redondos.

De las 47 líneas en servicio en 2021, la empresa municipal gestionó de forma directa 45, el conjunto de las cuales perdió un 36,07% de sus usuarios.

Hay dos líneas externalizadas, la 16 y la 29, las cuales perdieron pasajeros en menor proporción: un 25,83%.

Ya en el año 2020 el Ayuntamiento tuvo que realizar transferencias extraordinarias a la empresa municipal por valor cercano a los 20 millones de euros, con el fin de compensarla por las pérdidas provocadas por el coronavirus.

Esta cantidad fue compensada posteriormente por el Gobierno de España con 18,2 millones de euros mediante el Fondo especial creado para apoyar a las empresas públicas de transporte urbano.

Un autobús de la línea Circular 2, de las más afectadas por la caída de la demanda

A mediados de noviembre de 2021, la Junta de Gobierno de la Corporación Local acordó realizar, a través de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, una nueva aportación extraordinaria a Tussam, por valor esta vez de 11 millones de euros y con la misma finalidad que antes.

Para realizar esta nueva aportación a Tussam, el Ayuntamiento usó en primer lugar ahorros generados durante el año 2021 en el capítulo de personal por las plazas vacantes, condicionadas, en buena medida, por la tasa de reposición cero. En total, a través de esta vía se financiaron5,5 millones de euros de esta aportación extraordinaria. En segundo lugar, ante la suspensión en 2021 de las fiestas de la primavera se habían generado ahorros en el Área de Fiestas Mayores por un importe de 1,2 millones de euros, que se destinaron al transporte público.

La tercera vía para incrementar las transferencias corrientes a la empresa municipal de transportes fue un reajuste de las aportaciones que realiza el Ayuntamiento por cada uno de los títulos bonificados. De esta forma se dotaron 4,3 millones de euros. Para ello se hizo una revisión del número de viajes en cada uno de los títulos bonificados y se concluyó que se podían reconvertir en transferencias a la empresa 3,7 millones de euros asignados a la tarjeta de la tercera edad; 281.000 euros de la tarjeta joven; 250.000 euros de la tarjeta escolar; 50.000 euros de la tarjeta escolar y 14.000 euros de la tarjeta social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.