La avenida de La Palmera tiene todavía casi 200 alcorques vacíos

El Ayuntamiento ha plantado 42 sóforas, pero aún faltan por reponer 79 robinias, 70 naranjos y 42 palmeras

La asociación Parque Vivo del Guadaíra revela que el 58% de las fincas de la avenida han perdido arbolado

El Ayuntamiento de Sevilla difundió el pasado fin de semana una nota para informar de la plantación en los días previos de 42 sóforas en la emblemática avenida de La Palmera, con lo que según sus cuentas sumaría 150 ejemplares en los dos últimos años. Sin embargo, eso no significa que todos los árboles sembrados hayan sobrevivido, según se colige cuando se contrastan los datos municipales con el de un amplio informe realizado por la asociación Parque Vivo del Guadaíra terminado el pasado 26 de enero (2022) y difundido este 14 de febrero.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Parques y Jardines de la Delegación de Transición Ecológica y Deportes, afirma haber avanzado con la campaña de plantaciones 2021-2022 en la Avenida de la Palmera, donde en la semana del 6 al 13 de febrero de 2022 se ha llevado a cabo la plantación de 42 nuevos árboles de sombra, de la especie ‘Sophora japonica’.

El delegado David Guevara asiste a la plantación de un árbol en la avenida de La Palmera

Dentro de esta campaña, el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara, junto a responsables del Servicio de Parques y Jardines, asistió a esta nueva plantación en La Palmera a la altura de la calle Torcuato Luca de Tena. “Estamos recuperando la doble alineación de arbolado y, en total, en los últimos dos años, se han plantado alrededor de 150 árboles en esta avenida”, destacó el delegado, el cual ha valorado positivamente la marcha de la campaña de plantaciones 2021-2022 en todos los distritos.

Sin embargo, a fecha 16 de febrero de 2022 el Servicio de Parques y Jardines había dejado sin plantar árboles en el tramo final de la acera derecha sentido Centro (la protegida legalmente) comprendido entre la glorieta Plus Ultra y la calle Torcuato Luca de Tena, a lo largo de la fachada de la Fundación Unicaja, un llamativo hueco (faltarían al menos ocho árboles) que por lo que se ve no llamó la atención del delegado municipal, quizás más preocupado por aparecer en la foto.

El Servicio de Parques y Jardines ha dejado sin plantar en el último tramo hasta la calle Luca de Tena
El tramo de la Palmera delante de la Fundación Unicaja dejado sin replantar

El delegado dice que el Ayuntamiento está recuperando la doble alineación de árboles, pero no es exactamente así en el tramo que nos ocupa y que él visitó para asistir a la plantación de nuevos ejemplares. Una parte del mismo, que «in illo tempore» se supone la propia Corporación Municipal llenó de losetas en detrimento del albero y de los árboles que se presupone debieron de estar allí, ha sido ocupado previamente por -se supone de nuevo- otra Delegación del Consistorio para llenarlo no de plantas, sino para instalar una parada de bicicletas de Sevici y de vehículos de movilidad personal, justo por delante de la fachada del Colegio Mayor Almonte.

Tras la moto que ya invade la zona recién plantada se ve cómo gran parte de un tramo que debió ser de albero se enlosó en su día y semanas antes fue convertido en parada de bicis y patinetes eléctricos

En este mismo tramo, en sentido hacia la glorieta Plus Ultra, también se llenó de losetas el albero, pero no totalmente, sino que se dejó al menos una franja para los árboles, como se ve en la siguiente imagen:

Tramo colindante con la casa Ave María (hoy clínica Quirón) que debió ser originalmente de albero y que se enlosó (a la izquierda), pero en el que al menos se dejó una franja para la segunda línea de arbolado

Si hubiera una coordinación entre las Delegaciones Municipales se podría al menos haber eliminado algunas filas de losas donde se ha instalado la parada de bicicletas y patinetes para reponer el albero y plantar sobre el mismo más árboles, con lo que se hubiera logrado lo que dice David Guevara pero que no se corresponde con la realidad, la recuperación de la doble alineación de árboles en todo el tramo entre la glorieta Plus Ultra y la calle Torcuato Luca de Tena, pero el enlosado por completo lo sigue impidiendo, tal como se ve en la imagen:

Carril bici, parada de bicicletas y patinetes y losetas de una punta a otra, sin franja de albero para la típica doble alineación de árboles de la avenida de la Palmera, pese a lo dicho por el delegado Guevara

Apenas un día después de la nota del Ayuntamiento, la asociación vecinal Parque Vivo del Guadaíra ha difundido un informe de 12 páginas en el que analiza la situación del arbolado en la avenida de La Palmera, informe que terminó el pasado 26 de enero de 2022.

Denominada sucesivamente como avenida Reina Victoria, de Mayo, de la Victoria y, finalmente, Paseo de la Palmera, fue diseñada por Juan Talavera en 1910 para embellecer la entrada de la ciudad y facilitar su expansión hacia el Sur. Su construcción -destaca la asociación- está ligada a dos eventos: la construcción de la corta de Tablada, que permitió la extensión del puerto histórico, y la celebración de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929. Se diseñó una gran avenida de 1.400 metros de
longitud con una potente calzada central de 24 metros y dos caminos arbolados de 10 metros a cada lado.

En sus inmediaciones pronto se instalaron casas palacio y viviendas unifamiliares de estilo historicista y regionalista. Para regular este crecimiento, en 1920 el Ayuntamiento aprobó unas Ordenanzas, según las cuales las viviendas deben estar retiradas al menos 15 metros de las lindes con el Paseo.

Vista de la avenida en los años 50 del siglo XX, según la web todocoleccion.net

Denuncia la asociación Parque Vivo del Guadaíra que estas Ordenanzas no se han respetado en los últimos años, ya que las nuevas construcciones no han cumplido esta distancia (concretamente 7 fincas de las 64 existentes colindantes).

Con el desarrollo de la ciudad gracias a la Exposición Iberoamericana de 1929, la avenida se conecta con los nuevos desarrollos urbanísticos y acoge numerosos pabellones y el conocido como “stadium”.

El paseo tiene una doble riqueza vegetal y paisajística. En el ámbito público destaca una sencilla composición arbolada protagonizada por dos alineaciones de palmeras datileras acompañadas en secuencia con dos naranjos entre cada palmera.

En la hilera interior, una alineación de robinias (falsa acacia) de hoja caduca que aporta cromatismo y sombra durante los meses estivales. Un seto de tuya protege a los peatones del tráfico, y las buganvillas que trepan por las palmeras completan el panorama aportando una nota de color.

En el ámbito privado, los jardines contiguos al Paseo de la Palmera tienen un triple fin: el disfrute de los propietarios, la ostentación y la defensa de su intimidad. Destacan por sus valores, especialmente por la singularidad de las especies de arbolado presentes,
los jardines de la Casa Rosa, de la Casa Sundhein, Winterthur, Pabellón de Cuba, IES Fernando Herrera, el colegio de las Adoratrices y otras fincas públicas y privadas.

CRECIENTE DETERIORO

Según el informe de la asociación, en los últimos años se observa un notable deterioro del Paseo de la Palmera, más acusado en el trienio reciente y debido a una triple causa:

1.-La sustitución de los usos residenciales por los terciarios: los árboles molestan, ya que ocultan fachadas donde está presente la imagen corporativa de las empresas instaladas; además, los jardines son usados ahora como aparcamientos. La tipología de vivienda unifamiliar es sustituida en algunos casos por nuevas edificaciones que ocupan parte de los jardines, o su totalidad, como ha sucedido en Palmera 17 y 30 y está previsto que suceda en Palmera 38.

Residencia universitaria construida tras el derribo de la casa de la Botella, en la Palmera

2.-Las sucesivas corporaciones municipales al menos de los últimos 20 años han sido muy poco sensibles con el arbolado: apenas han repuesto los ejemplares que por circunstancias naturales o por otras causas iban desapareciendo. La situación se agravó particularmente en el verano de 2013 (mandato de Juan Ignacio Zoido), cuando se apearon 150 ejemplares y no se repusieron. La mayoría, robinias o falsas acacias.

Robinias cortadas en la Palmera en 2013, en el mandato de Zoido, que no han sido sustituidas hasta 2022

No ha sucedido así con la reposición de las palmeras, aunque las sucesivas plantaciones han tenido poco éxito. Se han registrado numerosas pérdidas, en muchos casos por el escaso mantenimiento de las palmeras plantadas.

3.-El aumento de tráfico deteriora la calidad del aire, provoca contaminación acústica y fortalece el efecto de barrera de la calzada sobre los paseos. La Intensidad Media Diaria de Vehículos fue en el año 2019 de 25.525 en la entrada a la avenida y de 24.058 en la salida de la misma.

El carril-bici, que se prolonga hasta la avenida de Jerez y que no deja apenas espacio a los peatones

A ello hay que unirle que la instalación del carril ciclista. Aunque responde a una demanda lógica de movilidad sostenible, no ha sido resuelta satisfactoriamente, ya que la convivencia entre peatones y ciclistas es conflictiva, especialmente por la escasa sección de la calzada ciclista, la deficiente resolución de los cruces con las vías perpendiculares y la discontinuidad del carril ciclista existente en la acera Este, que traslada casi todo el tráfico ciclista a la acera Oeste.

EVOLUCIÓN DEL ARBOLADO PÚBLICO

Se ha observado en los últimos 20 años un notable deterioro del arbolado, de los elementos ornamentales y del escaso mobiliario urbanos existentes. El hito negativo más significativo, según el informe de la asociación, sucedió en el verano de 2013 (mandato de Juan Ignacio Zoido como alcalde), en el que se apearon cerca de 150 robinias y numerosos naranjos. Lo sorprendente -se asombra Parque Vivo del Guadaíra- es que no se repusieron ninguno de estos árboles perdidos.

Como consecuencia, La Palmera es cada vez más hostil para el paseante y pierde su condición de paseo amable, a lo que contribuyó el deterioro de los 9 bancos existentes, la mayoría inservibles. Por fin, en diciembre de 2020 (mandato de Juan Espadas) el Ayuntamiento toma la iniciativa: se plantan 97 sóforas y 7 naranjos y se rehabilitan los 9 bancos existentes, muy pocos para un paseo de 1.500 metros de longitud.

En noviembre de 2021 la Asociación Parque Vivo del Guadaira realizó un inventario del arbolado existente y de las marras o posiciones sin cubrir. Los resultados muestran el largo abandono que ha sufrido el Paseo de la Palmera durante los últimos años.

Existen 561 árboles y palmeras en el espacio público. Por el contrario, se han identificado 233 marras (29,35% del total del arbolado que debería existir), concentradas espacialmente en las alineaciones más próximas a las viviendas (alineación de acacias).

Por especies, existen 97 sóforas, 113 falsas acacias o robinias, 144 palmeras y 207 naranjos. Faltan: 121 falsas acacias (o sóforas si se ha decidido sustituir las falsas acacias por esta especie), 42 palmeras y 70 naranjos.

Los puntos rojos indican los alcorques vacíos al finalizar 2021. En febrero de 2022 el Ayuntamiento ha plantado 42 sóforas en el tramo entre el campo del Betis y la calle Torcuato Luca de Tena

Los setos de tuya están en regular estado. De las buganvillas, que daban un colorido especial, sólo quedan al pie de algunos ejemplares antiguos de las palmeras.

EVOLUCIÓN DEL ARBOLADO PRIVADO

El arbolado privado supone uno de los elementos que contribuyen de forma decisiva al valor paisajÍstico y patrimonial de la avenida de la Palmera, a la calidad del aire y la lucha contra la situación de emergencia climática en la ciudad. Este arbolado está protegido por el PGOU y su derribo, sometido a licencia urbanística.

El paseo de la Palmera tiene 64 parcelas colindantes, la mayoría de un gran tamaño. Ocupan un sector urbano de 30,79 hectáreas. Las mayores parcelas son: 36.000 m2, la del Real Betis Balompié; 12.400 m2, la del Instituto de Educación Secundaria Fernando Herrera; 14.400 m², la de la Casa Rosa; 10.950 m², la del Edificio Winterthur; 8.200 m², la de la Casa Sundheim; 6.380 m², la del Colegio Mayor Alborán.

Las parcelas de menor tamaño tienen una superficie de 400 m², aunque la inmensa mayoria de las fincas superan los 1.000 m2.

El análisis de la evolución del arbolado en un espacio tan amplio desbordaba la capacidad del estudio de la asociación Parque Vivo del Guadaíra, la cual ha analizado la evolución del arbolado privado colindante con la Palmera, el de mayor interés, a 15 metros de la linde con el espacio público.

Ha utilizado como método de trabajo la comparación de dos ortofotografías del Instituto Geográfico Nacional de los años 2004 y 2019. Los datos son suficientemente significativos como para concluir que el proceso de pérdida de arbolado es muy acusado en estos quince años, y sus consecuencias ambientales y paisajísticas, graves.

Jardines de casas señoriales de la Palmera convertidos en aparcamientos

Los datos obtenidos por la asociación son los siguientes:

-Superficie libre comprendida en los 15 metros desde la linde con el espacio público: 41.540 m².
-Superficie arbolada en 2004 (m2)/ n.º de árboles: 18.700 m2 / 599 árboles.
-Superficie arbolada en 2019 m² / n.º de árboles: 13.462 m² / 472 árboles.
-Pérdida 2004-2019 : 5.238 m² (28.0% superficie);127 árboles.
-En siete fincas se ha ganado arbolado.
-En veinte fincas se ha mantenido.
-En treinta y siete fincas se ha reducido.

Las mayores pérdidas de superficie arbolada han sucedido en los tres últimos años, en parcelas donde se han implantando residencias universitarias: Palmera 17 (550 m2); Palmera 38 (370 m²) y Palmera 30 (250 m²), actuaciones amparadas en los art. 6.6.2, 6.6.3 y 6.6.4 del PGOU vigente, el primero de ellos derogado provisionalmente en junio de 2021 por la presión ciudadana, entre ellas de la asociación Parque Vivo del Guadaíra.

Otras importantes pérdidas, según el informe, se observan en parcelas en la que se han implantado usos terciarios: Palmera 23, 19A, 13, 40, 46 y Alisos 1.

Algunas parcelas han perdido todo su arbolado: Palmera 1 y Palmera 42 B.

Estas pérdidas afectan a arbolado maduro de gran porte, en muchos casos ejemplares singulares. No se conocen sanciones o actuaciones públicas relacionadas con la protección de este arbolado emanada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), ni tampoco de las obligadas reposiciones previstas en el Plan General (artículos 7.4, 12.1.2 y sucesivos), ni de las Ordenanzas del Arbolado, Parques y Jardines Públicos del Municipio de Sevilla (art. 3 y 4).

Fincas en las que se ha perdido arbolado (flechas en rojo) y en las que se ha ganado (en verde)

Tan sólo ha trascendido públicamente el traslado y plantación de dos ejemplares de gran porte de algarrobos, procedentes de Palmera 17 y replantados en una glorieta de
la Avenida de Su Eminencia.

Según el informe de la asociación Parque Vivo del Guadaíra, lo sucedido con la implantación de nuevas residencias universitarias al amparo de los nefastos (sic) art.
6.6.2, 6.6.3 y 6.6.4 del PGOU de Monteseirín han supuesto un daño paisajístico y ambiental de una magnitud difícil de evaluar, como muestran las imágenes de la evolución de Palmera 17:

Palmera 17 antes de la construcción allí de una mole universitaria
La mole universitaria colmata la parcela gracias al plus del 80% de edificabilidad del PGOU de Monteseirín
La mole universitaria deja sin intimidad a los vecinos de las casas colindantes

El patrón se ha repetido: una y otra vez:

-Se permite una ocupación de hasta el 80% de la parcela.

-Aunque el PGOU permite tres alturas, para aprovechar la edificabilidad al máximo se añade una planta bajo la cubierta (mansardas) y dos bajo rasante.

-Se utiliza el patio rehundido para hacer habitable el sótano (patio inglés).

-Se construye a menos de 5 metros del espacio público y de linderos. Hay una manifiesta intromisión en la privacidad de los vecinos.

EL EJEMPLO DE PALMERA 38

El informe destaca el caso de la finca La Palmera 38 como «el último capítulo de un proceso lamentable». Y hace historia del mismo: En noviembre de 2021 se apearon todos los árboles existentes y se destruyeron sus jardines. La licencia se había otorgado el 17 de junio de 2021, el mismo día en que se aprobó la moratoria de las normas del PGOU que ha propiciado la construcción de 15 residencias universitarias en la ciudad de Sevilla en condiciones muy ventajosas para sus promotores.

Tabla rasa en los jardines de Palmera 38 tras la demolición, también, de la casa solariega existente

En esta parcela de 5.240 m² existían 44 árboles, que cubrían el 24% de su superficie. Numerosas asociaciones y particulares se habían dirigido al Ayuntamiento solicitando la
revocación de licencia. Las edificaciones previstas supondrían un aumento de la edificabilidad, que pasaría de 1.960 m² a 14.000 m².

La casa solariega Nuestra Señora de Aránzazu, en Palmera 38, antes de la demolición
La triple mole universitaria prevista en Palmera 38

Respecto al arbolado preexistente, según el informe se incumple el art. 12.1.2, que exige un Estudio de Detalle allí donde se van a apear árboles de gran porte o masas arboladas, y el art. 9.1.11, por el que el proyecto debe garantizar el mantenimiento del 75% de la cobertura arbórea existente.

POR LA RECUPERACIÓN DE LA PALMERA

Recuperar la avenida de La Palmera como paseo es, según Parque Vivo del Guadaíra, no sólo necesario por sus valores históricos, paisajísticos y ambientales, sino también para promover los desplazamientos a pie y en bicicleta desde los barrios del Sur de la ciudad hacia el Parque de María Luisa y el casco histórico, con lo que se reforzaría el eje verde Norte-Sur compuesto por el Parque del Alamillo, el paseo de Torneo, Colón, Jardines de Cristina y Delicias.

Para lograrlo, es necesario mantener en buen estado el arbolado existente en el espacio público, cubrir las numerosas marras, proteger el arbolado privado de manera efectiva y la tipología de ciudad-jardín previendo la implantación de usos que sean compatibles con la preservación de esta arboleda.

Para ello hay que ampliar la protección derivada de la ley del Patrimonio de Andalucía a la acera aún no protegida ampliando la delimitación del conjunto histórico, hacer efectiva la protección del arbolado derivada del PGOU, y redactar un Plan Especial de Protección que permita nuevos usos compatibles con la preservación de los valores de este singular sector urbano.

La avenida de la Palmera, vía de entrada a Sevilla por el Sur

También es necesario pacificar el tráfico, evitando que sea usada esta arteria para cruzar la ciudad por más de 20.000 vehículos al día. En coherencia con lo que el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) establece, esta avenida debería tener, a juicio de la asociación, la misma consideración que las rondas históricas; su tráfico, limitado, y la velocidad, reducida. La introducción de estas restricciones debería ser progresiva, para que sea asimilada. Hoy día, atravesar la ciudad en sentido Norte-Sur es más rápido por el eje Palmera-Torneo que por la SE-30, y ello es absolutamente indeseable.

Igualmente, se debe estudiar la viabilidad de sacar los carriles ciclistas y localizarlos sobre los actuales estacionamientos (supondría la pérdida de sólo 384 plazas, lo cual es asumible), ganando espacio para los desplazamientos peatonales, más confortables, y para una nueva hilera de árboles por acera, con el fin de garantizar sombra y protección a los ciclistas.

Por otro lado, respecto a las alternativas de transporte de alta capacidad, Parque Vivo del Guadaíra se decanta por la instalación a corto plazo de una plataforma reservada para el transporte público (BTR, autobuses eléctricos de alta capacidad), dado que la línea 3 del metro en su trazado El Prado-Bellavista difícilmente se va a construir en los próximos 10 años, y el futuro desarrollo urbanístico que va a experimentar el Sur de la ciudad (Pítamo, Cuarteles, Metrovacesa…) a corto plazo va a tensionar gravemente esta avenida.

Más información en: https://www.manueljesusflorencio.com/2022/02/el-ayuntamiento-repuebla-de-arboles-el-tramo-de-la-palmera-hasta-luca-de-tena-que-habia-dejado-sin-plantar/

Más información sobre la pérdida de arbolado en el Parque de María Luisa, en el siguiente enlace: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/fotos-de-satelite-muestran-la-perdida-de-arboleda-del-parque-de-maria-luisa-en-los-ultimos-dieciocho-anos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.