El Metro de Sevilla cumple 13 años con una demanda de viajeros que no da ni para un BTR

La media es de 37.992 diarios, inferior a los 40.000 requeridos para una línea de autobuses rápidos

La primera y única línea del Metro de Sevilla cumplió el pasado 2 de abril (2022) 13 años desde su inauguración en 2009 con un balance global de 182.272.703 viajeros, cifra que no cumple los parámetros fijados habitualmente por especialistas y empresas de transporte para justificar la implantación de un servicio de este tipo, por lo que sólo puede entenderse por razones políticas. Como se recordará, el Metro fue fruto de un pacto político entre Chaves y Rojas-Marcos a cambio de que el PA diera la Alcaldía de Sevilla a Monteseirín (PSOE).

La media de viajeros diarios de la línea 1 del Metro de Sevilla a lo largo de 4.745 jornadas de funcionamiento en sus primeros 13 años de existencia ha sido de 37.992. Este número no justificaría la creación de una línea similar en un país como Francia, ni por empresas de transporte que se muevan estrictamente por criterios objetivos de demanda con el fin de racionalizar al menos los costes operativos, pero ya se sabe, como en el caso del ruinoso y cada vez menos demandado tranvía de Monteseirín, que los criterios imperantes en nuestro país suelen ser políticos antes que técnicos o económicos porque de cara a los votantes, que no entienden que con sus impuestos acaban pagando los sobrecostes, luce más dotar de este tipo de servicios, cuesten lo que cuesten, como también ocurre con el tren de alta velocidad.

Esos 37.992 usuarios de media diaria no justificarían siquiera la creación de una línea rápida de autobuses sobre plataforma reservada o BTR, ya que el criterio general es que debe haber al menos una demanda de 40.000 viajeros diarios.

De hecho, la línea 1 sólo cumple dos de los cuatro grandes criterios fijados por expertos y empresas de transporte para la implantación de un suburbano: su velocidad media, que según la versión oficial alcanza los 30 kilómetros a la hora, y su coste por kilómetro, gracias a que se aprovechó la infraestructura que se construyó para dicho proyecto en los años 80 del pasado siglo y que se abandonó tras una campaña en contra de las Administraciones socialistas de la época.

Sin embargo, su demanda de viajeros, el factor más importante y primero a considerar, es cinco veces inferior a la cantidad mínima marcada para este tipo de infraestructuras de transporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.