La ampliación del tranvía no evita que haya 179 parados más en la Construcción en Sevilla

El Ayuntamiento sostiene que la obra genera casi 500 empleos

Eliminación de los árboles de Luis de Morales pese a que los trabajos allí no se prevén hasta el otoño

El gobierno local sevillano trata ahora de justificar la ampliación de la línea del tranvía hasta El Corte Inglés de Nervión con el argumento de que la obra genera casi 500 empleos en una ciudad que cerró el mes de marzo (2022) con 67.773 desempleados. Sin embargo, según la estadística oficial del Ministerio de Empleo no parece que esta obra esté sirviendo de revulsivo en el sector de la Construcción, cuyo número de parados ha aumentado en vez de haberse reducido.

El Ayuntamiento dice haber utilizado la ratio de Seopan, la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, sobre el impacto en el empleo de las inversiones en obras públicas para sostener que la ampliación de la línea del tranvía genera casi 500 empleos.

La cifra saldría de 304 trabajadores participantes en la obra civil del proyecto y de 175 en los trabajos de renovación de redes y de construcción del denominado Corredor Verde en las avenidas de San Francisco Javier y Luis de Morales.

Sin embargo, a pesar de que las obras se iniciaron el 9 de marzo, no parecen haber tenido el impacto deseado en la creación de empleo ni en Sevilla en general ni en la Construcción en particular. Este sector acabó el mes de marzo con 4.582 parados, es decir 179 más que en el mes previo al inicio de los trabajos de ampliación con la erradicación de los árboles de la mediana de la avenida de San Francisco Javier.

Erradicación de un árbol en la avenida Luis de Morales

En este sentido, también se han empezado a quitar los árboles de la mediana de la avenida Luis de Morales, a pesar de que los trabajos en esta zona no están previstos hasta el otoño, por lo que esta actuación ha incrementado la indignación de los colectivos que denuncian la eliminación de la cobertura vegetal en estas vías públicas del barrio de Nervión para el resto del año.

Eliminación de los árboles de la mediana de la avenida Luis de Morales

La asociación Tranvía Verde denuncia que no se está siguiendo el procedimiento de
trasplante anunciado por el Ayuntamiento de Sevilla con relación a los árboles afectados por la ampliación del tranvía en Nervión. Si el supuesto trasplante ya contaba con el informe desfavorable del propio Servicio Municipal de Parques y Jardines, la asociación ha comprobado «in situ» y bajo el hostigamiento por parte de ciertos operarios cómo ni siquiera se está siguiendo el exiguo procedimiento de trasplante que en el pasado Pleno del mes de marzo y ante la incomparecencia del alcalde, esgrimió el teniente de alcalde, Juan Carlos Cabrera.

Perspectiva de las avenidas Luis de Morales y San Francisco Javier, cada vez con menos árboles

Así, en primer lugar, los árboles no son “podados buscando un equilibrio entre la copa y el sistema radicular”, sino que en la práctica son totalmente desmochados quedando únicamente con sus troncos mutilados. Posteriormente y frente a la “excavación con maquinaria en la zona más alejada del árbol donde el peligro de alcanzar las raíces principales es menor” y la “excavación manual en las proximidades”, se comprueba cómo la excavadora horada el terreno en la misma base de los árboles a escasos centímetros de los troncos, lo que conlleva que se produzca el desmembramiento
violento de las raíces, que en la cercanía de las bases cuentan hasta 30 centímetros de diámetro.

Seguidamente, los árboles son atados al brazo mecánico de la excavadora para tirar de ellos, arrancándolos y cayendo al suelo en forma horizontal. Una vez los ejemplares son descalzados no se procede a “formar un cepellón con yeso, arpillera o similar” tal y como indicó el gobierno municipal, sino que con la motosierra se cortan todas las raíces que sobresalen de los insignificantes cepellones, al tiempo que son envueltos con una tela plástica, antes de proceder a montar los árboles en el camión.

A ello hay que sumar lo conocido esta semana de que una vez que los árboles son retirados de su ubicación no son conducidos a un vivero o a una instalación propicia para su conservación, sino que son llevados a los terrenos de la depuradora de Emasesa, sin un plan de riego o cuidado específico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.