El ritmo de las obras de ampliación del tranvía plantea dudas de que puedan ser inauguradas por Muñoz para las elecciones municipales

Todavía no han cruzado Eduardo Dato hacia Luis de Morales y Kansas City

Las obras de ampliación de la línea del tranvía entre San Bernardo y El Corte Inglés de Nervión hasta la confluencia de la avenida Luis Montoto con la de Kansas City aún no han cruzado, salvo para el arranque de los árboles de la mediana, la glorieta de Eduardo Dato en su confluencia con Luis de Morales al cumplirse 16 semanas desde su inicio el pasado 10 de marzo (2022). Según el Diagrama de Gantt que muestra su planificación, toda la obra debe ejecutarse en 48 semanas. Teóricamente quedan 32 de plazo, pero hay que recordar que sólo se podrán inaugurar obras antes de las elecciones municipales del 28 de mayo de 2023 hasta el 3 de abril. Por tanto, el margen del alcalde Antonio Muñoz hasta la fecha límite de cortar la cinta es de 39 semanas. Un retraso de siete semanas respecto de la planificación le impediría hacerse la foto subido al primer tranvía tras la ampliación.

En el proyecto de ampliación redactado en su día por la consultora Ayesa, la de José Luis Manzanares, se incluyó un Diagrama de Gantt sobre la planificación para la realización de la obra civil en el que se veía un plazo de ejecución de 12 meses (48 semanas) para el total del tramo entre San Bernardo y El Corte Inglés, aunque Ayesa camufló el destino final hablando de forma genérica de ‘Centro Nervión’, como si se tratara del centro comercial Nervión Plaza.

En las ‘Consideraciones para la ejecución de las obras’ se decía que se dividirían en varios subtramos (Zona I: Inicio-Glorieta de Santa Joaquina de Vedruna; Zona II: Glorieta de Santa Joaquina de Vedruna-Glorieta de Eduardo Dato; Zona III: Glorieta de Eduardo Dato hasta Avenida de Kansas City), de la siguiente forma:

«Durante la ejecución de la obra civil se restringirá el paso de vehículos. En esta etapa se desarrollarán los trabajos de movimiento de tierras, estructuras, servicios afectados, obra civil del tranvía, urbanización y paradas.

El desarrollo de las obras está sometido a unas normas generales que se indican a continuación:

En primer lugar, se realizará los desvíos temporales de tráfico y reposición de servicios afectados.

La línea roja indica la semana Nº 16 recién franqueada en la planificación de las obras del tranvía

La obra civil del tranvía se llevará a cabo en el momento (en) que la ejecución de los servicios afectados lo permita, realizándose los trabajos correspondientes a infraestructura, vías, acabados y obra civil de las instalaciones.

Paralelamente a la obra civil del tranvía se llevará a cabo la urbanización, realizándose los trabajos correspondientes a movimiento de tierras, drenaje, pavimentación, señalización viaria, jardinería y mobiliario urbano y alumbrado público.

(…) En cuanto la ejecución de los distintos subtramos lo permita se iniciarán los trabajos de instalaciones y pruebas, protocolo de seguridad y pruebas y, por último, la fase de pre-explotación».

Vista general de las obras en las Zonas I y II; al fondo el edificio de Catalana Occidente

Las obras se iniciaron el jueves 10 de marzo de 2022, por lo que si se descuentan esos primeros días por la inminencia del fin de semana, se habría llegado a la semana decimosexta de las 48 previstas sin que se haya iniciado nada de la Zona III salvo el arranque de los árboles para dejar el tramo Eduardo Dato-Luis de Morales como un páramo sin sombra alguna en los meses de verano.

Confluencia de San Francisco Javier con Eduardo Dato
La zona de la mediana, ocupada antes por los árboles

Las fotos aéreas muestran un aparente significativo retraso en la ejecución de los trabajos, aunque sean los más complicados, ya que en las dos primeras zonas se incluye la mayor parte del túnel de 96,20 x 7,85 x 5 metros, destinado a salvar el cruce de la avenida Ramón y Cajal con la de San Francisco Javier.

Por otra parte, han rebrotado árboles en el tramo entre la glorieta de Eduardo Dato y la avenida Luis de Morales, probablemente desde trozos de raíces dejados por los operarios que erradicaron los ejemplares existentes a lo largo de las medianas de las avenidas por las que discurrirá la ampliada línea del tranvía.

En primer plano a la izquierda y al fondo se ven los rebrotes de árboles en la mediana de Luis de Morales

En el caso de Luis de Morales, el Ayuntamiento eliminó los árboles de la mediana que al menos habrían proyectado sombra durante este verano a pesar de que no parece que piense ejecutar ningún trabajo más aquí durante el estío, por lo que la avenida ha quedado convertida en un páramo aún más sin sentido alguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.