Inicio de la estructura del sótano de la polémica triple mole universitaria en Palmera 38

El inmueble tendrá una superficie construida superior a los 17.500 m2

Las obras del polémico proyecto de triple mole para el alojamiento de estudiantes universitarios en el número 38 de la avenida de La Palmera, gracias al PGOU de Monteseirín, no sólo no se paralizan, pese a las continuas peticiones en tal sentido de conservacionistas, vecinos y arquitectos críticos, sino que se aceleran con el fin de terminarlas cuanto antes, al menos de cara al curso universitario 2023-2024 y conforme al diseño de tres arquitectos (Jaime Varela, Alberto García Martín y Ricardo Gómez Reba) del grupo Novarquia. Este estudio de arquitectura sigue sin hacer público en su página oficial el diseño del complejo universitario, a diferencia de otros proyectos similares, como si en este caso se avergonzara de su propia obra.

Los promotores de la residencia estudiantil en Palmera 38, oficialmente titulada ‘Residencia de Alojamiento Estable y Aparcamientos’, como si se dejaran abiertas otras posibilidades de cara al futuro, ya han comenzado la construcción de la estructura del sótano, a partir de la cota -6 metros.

El arquitecto Jaime Varela

Según la triada de arquitectos citada, para la realización de este proyecto se han tenido en cuenta varios aspectos: el principal, los intereses del promotor en cuanto al programa de necesidades a desarrollar y la posibilidad de agotar la edificabilidad de la que se dispone; por otro lado, el entorno en el que se encuentra y finalmente, pero no menos importantes, las necesidades del usuario final del edificio. El proyecto -afirman- debe dar respuesta por tanto a estas tres premisas de partida de manera que cada una de ellas quede resuelta de manera individual y que funcionen perfectamente a nivel global.

Construcción de la estructura del sótano

También se pretende hacer un edificio en el que, a través de un correcto cálculo de los
sistemas pasivos y activos, envolvente e instalaciones, se desarrolle de forma energéticamente eficiente, a la par de un mantenimiento de las instalaciones sencillo y práctico. Se parte de unas condiciones de posición y forma determinadas por el planeamiento, quedando el edificio retranqueado a todos sus linderos al menos 5 metros, y 6 en el caso de la fachada principal hacia la Avda. de La Palmera.

En el centro de las imagen, la parcela arbolada de Palmera 38 con la casa señorial de Nuestra Señora de Aránzazu

La distribución de estos usos dentro del edificio responde a un esquema muy sencillo; la planta -2 se destina a uso de aparcamiento, y el resto de plantas al de Residencial de Alojamiento Estable. La planta de aparcamientos cuenta con dos rampas de acceso, a ambos lados del edificio, de manera que se dé cumplimiento a la dotación mínima de accesos.

Simulación gráfica de la parcela tras la demolición de la casa y la tala de todos los árboles

El edificio residencial cuenta en la planta -1 con su acceso principal, zonas de uso común y en la parte del fondo se destina a alojamiento. El resto de las plantas se destina únicamente a alojamiento. De las cubiertas de los tres módulos, dos se destinan a alojamiento y la tercera a una zona de esparcimiento con zonas comunes y piscina al aire libre.

El proyecto del edificio responde a un programa de necesidades muy conciso, una residencia de estudiantes. En base a esto, se proyectan un total de 470 apartamentos con seis tipologías que se repiten a lo largo del edificio.

Alzado lateral de la triple mole proyectada, con el garaje en la planta -2
Simulación de cómo quedará la triple mole una vez construida en Palmera 38

Cada apartamento dispone de una cocina y aseo, así como un espacio de estar/dormitorio con el mobiliario básico para su uso y disfrute.
Los espacios comunes se sitúan tanto en la planta de acceso del edificio. Los espacios
intersticiales entre los edificios y en las lindes, se tratarán con jardinería de manera que proteja visual y acústicamente las habitaciones de las colindantes.

La planta de sótano queda destinada para uso de aparcamiento y algunos espacios que
albergan instalaciones generales del edificio. Se dota de 111 plazas de aparcamiento, quedando justificada la ratio de 1plaza por cada 100m2 de superficie útil de Residencia (9.184,32m2 ), de las cuales 13 serán plazas accesibles, una por cada habitación de la misma tipología. Se dota también de 9 plazas para bicicletas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.