Las ideas «afrancesadas» del PP sevillano: del Pompidou en la Puerta de la Carne al Louvre en la Fábrica de Tabacos

El alcaldable popular, José Luis Sanz, mezcla proyectos copiados a y por Beltrán Pérez y Monteseirín en su programa para las municipales

El candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz, ha metido en una coctelera antiguos proyectos hechos suyos años atrás por su correligionario Beltrán Pérez y por el ex alcalde Monteseirín (PSOE) para sacarse de la manga la aparentemente novedosa idea de trasladar el museo de Bellas Artes a la antigua Fábrica de Tabacos, sede de la Universidad Hispalense, con el fin de crear un Louvre sevillano. Es curiosa la tendencia del PP local a inspirarse en museos franceses, ya que hace 11 años Zoido lanzó la idea de convertir el antiguo mercado de la Puerta de la Carne en el Pompidou de Sevilla. Tal proyecto, que él mismo acabó rebajando a un mero mercado gourmet con espacio para colgar cuadros, ha pasado a engrosar la lista de ideas no materializadas u olvidadas de la ciudad.

Según la referencia de ABC, Sanz quiere trasladar el Museo de Bellas Artes a la antigua Fábrica de Tabacos y convertir este edificio, sede actual de las facultades de Geografía e Historia y Filología, en una especie de Museo Louvre de Sevilla. Es uno de los veinte grandes proyectos con los que el alcaldable popular se presentará a las elecciones municipales del próximo mes de mayo y que irá mostrando durante las próximas semanas. Esta propuesta, denominada «Sevilla Abierta al Mundo», la conoce la Junta de Andalucía, que la estudiará, según fuentes del PP sevillano.

José Luis Sanz, candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla

En la propuesta de Sanz -continúa ABC- se indica que «la nueva pinacoteca en la Fábrica de Tabacos será en Sevilla lo que el Louvre en París, produciéndose la reordenación del Prado, que se convertirá en un espacio para la organización y recepción de los visitantes a Sevilla».

Dentro de esta reordenación el PP sevillano proyecta «la construcción de un intercambiador de transportes vinculado a la línea 1 y 3 de Metro, en el que se integrará la estación del Prado y un importante aparcamiento subterráneo». Y contempla que «la central de la estación de autobuses metropolitanos funcionará también como estación de autobuses turísticos, líneas urbanas e interurbanas,
respetando e integrando el edificio histórico».

Antigua Fábrica de Tabacos, sede de la Universidad Hispalense

Este proyecto incluye también la organización de rutas turísticas, entre ellas los servicios en rutas en coches de caballo, «para los cuales se proyectan unas
instalaciones para albergar los caballos, prestarles atención veterinaria y cuidados adecuados, mantenimiento de los coches, así como servicios para los cocheros, que actualmente tienen que ir al Puerto».

Así pues, la conversión de la Fábrica de Tabacos en el Louvre sevillano sería el motivo para la reordenación del Prado de San Sebastián como espacio para la recepción de los turistas y para dotarlo de infraestructuras como un gran aparcamiento subterráneo. ¿A qué suena este planteamiento? Pues ni más ni menos que al proyecto estrella del correligionario de Sanz, Beltrán Pérez (anterior alcaldable del PP), de convertir en Prado en la gran plaza del siglo XXI, idea copiada al cabo de 25 años a los andalucistas de Alejandro Rojas Marcos, tal como vimos en el artículo dedicado al respecto: https://www.manueljesusflorencio.com/2019/03/la-plaza-del-siglo-xxi-prado-de-san-sebastian/ .

En cuanto a la variante de instalar en tal privilegiada ubicación, trasladándolas desde el Puerto, unas cuadras para los caballos de los coches turísticos tirados por équidos, sólo conozco una situación céntrica similar: los establos reales (Kungliga Hovstallet) de Estocolmo. En su origen se hallaban extramuros de la capital sueca, pero con el tiempo y con el crecimiento urbanístico de la misma se quedaron en el centro.

Los establos reales, en el centro de Estocolmo

Hasta el mismo ABC reconoce que el de Sanz «tampoco es un proyecto exactamente nuevo, porque Alfredo Sánchez Monteseirín, que gobernó la ciudad desde 1999 a 2011, intentó sin éxito convertir en museo ese edificio. Sanz -añade el rotativo- ha elaborado una propuesta más ambiciosa y está convencido de que, si resulta elegido alcalde, vencerá las resistencias del rector de la Universidad de Sevilla, que tiene su despacho en ese edificio».

La idea de trasladar el museo de Bellas Artes desde su emplazamiento actual en el antiguo convento de La Merced, a un edificio mucho más amplio, ni siquiera es de Monteseirín, ya que desde hace tiempo se ha preconizado su ubicación desde en la Fábrica de Tabacos hasta en la Plaza de España.

EL PALACIO DE MONSALVES

El alcaldable del PP trata de vender a la opinión pública que la Junta de Andalucía apoya su idea de traslado del museo de Bellas Artes a la actual sede de la Universidad en la calle San Fernando, pero lo cierto es que el único estudio realizado al respecto y generalmente admitido es el denominado ‘Informe sobre la ampliación del Museo de Bellas Artes de Sevilla. Estudio de Viabilidad’, que realizó el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Gobierno andaluz, con la participación de Eduardo Mosquera, Beatriz Castellano, José Luis Gómez Villa, Julia Rey y Víctor Pérez Escolano. Puede consultarse en la página oficial del IAPH, en el siguiente enlace: https://www.iaph.es/export/sites/default/galerias/conservacion-y-restauracion/intervenciones/documentos/1176124224600_informe_sobre_la_ampliacion_del_museo_de_bellas_artes.pdf

En ese informe de 62 páginas, los autores recomiendan no el traslado del museo a otro edificio más grande y relativamente excéntrico, sino su extensión a otro cercano, el palacio de Monsalves, que permita revitalizar y consolidar la zona céntrica articulada alrededor del eje que supone la calle Alfonso XII. Lo dicen con las siguientes palabras:

«A nivel urbano, la ampliación del Museo de Bellas Artes con la incorporación del Palacio de Monsalves como sede de las colecciones del siglo XIX y XX y de otros servicios culturales, presenta una serie de ventajas frente a otras de las opciones analizadas, que la convierten en una posibilidad viable de ampliación.

Patio del palacio de Monsalves

A su favor operan factores de proximidad y de cualidad urbana que posibilita la creación de una conexión peatonal entre ambas sedes. Hay que añadir la capacidad de esta operación cultural de cualificar el tejido en que se inserta con un uso de carácter público, compensando y complementando los rasgos de centro comercial
y potenciando el recorrido turístico.

Se trata de un Proyecto Cultural que se produce de acuerdo a un modelo muy propio del sentido urbano de Sevilla: sedes administrativas como las del entorno de San Bartolomé; comerciales en torno al Duque-Magdalena, Campana–Tetuán, Alfalfa-Salvador-Francos; o corporativas con la Plaza Nueva o la Avenida que se sitúan de forma dispersa en la ciudad, pero generando vocaciones concretas».

Si José Luis Sanz confiaba en vencer las resistencias del rector de la US, Miguel Ángel Castro, se ha llevado un chasco, ya que éste ha declarado que el centro de estudios superiores de una universidad «requiere tener los mejores espacios» y que una pinacoteca «puede hacerse en muchísimos sitios de la ciudad», pero no en el edificio
más emblemático de la Hispalense.

Miguel Ángel Castro, rector de la Universidad Hispalense

Según Castro, el edificio central «no está infrautilizado» sino que, por el contrario es uno de los espacios más utilizados y también «de los mejores cuidados», señala. «Es conveniente que la sociedad lo comprenda y creo que si alguien tiene la intención de hacer una pinacoteca se puede hacer en muchísimos sitios, pero no donde se usa de forma tan excelente».

En paralelo al rector, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha reiterado su apuesta por la ampliación, que no el traslado a otro inmueble como sería la Fábrica de Tabacos, del museo de Bellas Artes (recuérdese, propiedad del Estado, aunque lo gestione la Junta de Andalucía, por lo que ésta no tiene capacidad de decisión al respecto) en cuanto se acabe la reforma del Arqueológico, el cual requerirá una inversión de 25 millones de euros.

Miquel Iceta, ministro de Cultura

Además del rechazo de la Universidad y la falta de apoyo del Gobierno de la nación, la propuesta de Sanz, de materializarse, crearía el problema añadido de qué hacer con el vaciado edificio del actual museo en caso de traslado a la Fábrica de Tabacos y con las facultades y dependencias universitarias existentes en esta última. Es decir, supondría ocupar un edificio en pleno funcionamiento para seguir dejando vacío el palacio de Monsalves y sumarle otro más desocupado, el de Bellas Artes. Con el convenio aún vigente entre el Gobierno y la Junta de Andalucía, la extensión del museo al palacio de Monsalves permitiría llenar de contenido dos grandes edificios del Casco Histórico y mantener el uso actual de la Fábrica de Tabacos, a la que la Universidad también quiere darle valor y uso museístico en parte.

Parece, pues, que el Louvre de José Luis Sanz correrá la misma (mala) suerte que el Pompidou de Zoido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.