Sin ton ni son

En la crisis PSOE-IU a cuenta del desalojo de la banda de Las Cigarreras de los bajos del Paseo Alcalde Marqués del Contadero no se ha prestado suficiente atención a las palabras pronunciadas por Maribel Montaño, que últimamente está sembrada. Que el alcalde nos la conserve por mucho tiempo.A la portavoz, ni tocarla, que luego no tenemos de qué escribir. La Montaño no fue capaz de concretar el número de cesiones gratuitas de locales oficiales a colectivos que carecen de contratos a tal efecto o de expedientes administrativos. Y luego aventuró que la situación de hecho de ocupación del local podría ser también de derecho, al haberse rebasado la transitoriedad de la estancia acordada con los músicos. Osea, que no ha pasado sólo con las facturas falsas, el desalojo de los chabolistas de Los Bermejales y el caso Mercasevilla. El descontrol administrativo se evidencia hasta en asuntos menores como éste, donde quien actúa como una banda, pero sin ton ni son ni batuta que lo dirija, es más el (des)Gobierno municipal que la agrupación de Las Cigarreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.