Cuatro perras

corrupcion-y-empleoEl PSOE de Ecija se ha retratado en Twitter al sostener que “a nadie le importan las cuatro perras de los ERE; no son importantes; sí nos importa la corrupción del PP”. A su manera, y salvando las distancias, el PSOE astigitano comparte la doctrina histórica yanki respecto de los sanguinarios dictadores latinoamericanos, personificada en el nicaragüense Anastasio Somoza: “Puede ser un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra”. Mutatis mutandis, la única corrupción importante es la del PP, mientras que, como en el escándalo de los ERE, cuando quienes meten la mano en la caja común son correligionarios, la corrupción es minimizada y se reduce a “cuatro perras”. Un perra chica eran, en tiempos de la peseta, cinco céntimos, pero no son cuatro perras, sino 10 millones de euros defraudados hasta ahora en los ERE según la propia Junta, equivalentes por tanto a 33.277.200.000 de perras. El PSOE ha pasado de predicar la tolerancia cero con la corrupción, a justificarla. Esa es la distancia moral que separa al partido actual del de  Pablo Iglesias y Julián Besteiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.