‘Ponemultas’

Dice el editorialista que, si se quiere mirar así, el coche ‘ponemultas’  es una fuente de ingresos extra para el Ayuntamiento en un momento en que necesita mejorar la columna del haber de su libro de cuentas. Hablando de columnas, lo que ignora el editorialista es el problema que se me planteó el día en que me enteré de la noticia y tenía que titular en una columna estrecha que el Ayuntamiento monteseirinesco iba a comprar un ‘vehículo de disciplina vial’, curioso eufemismo con el que ocultaban la función para la que había sido diseñado, que no es otra que poner multas a los conductores. Y como ‘ponemultas’ cabía justito en una columna de una página de cinco, así lo rebauticé y así ha pasado a la posteridad. Me cabe ese pequeño timbre de gloria o de venganza, quién sabe. Y naturalmente que, como todos, pienso (mal y acertarás) que es fuente de ingresos para el Consistorio. Por eso yo no lo asignaría a la Delegación de Movilidad, sino que pondría su volante directamente en las manos de Asunción Fley, la delegada de Hacienda. ¿Disciplina vial? ¡Disciplina fiscal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.