Quite

Si aún no se hubieran fallado los premios de la temporada taurina, sin duda alguna el delegado de Urbanismo, Max Vílchez, sería uno de los candidatos al del quite providencial, con la singularidad de que se lo ha hecho a sí mismo y no a un tercero. No de otra forma que un autoquite cabe interpretar la convocatoria urgente el otro día de una rueda de prensa para informar de que Fran Rivera y Carlos Herrera habían presentado mejor oferta que sus rivales para el mercado gourmet del Barranco…. aunque el concurso no se fallaba hasta una semana después. Se trataba de eclipsar el escándalo de la subida de tasas que preparaba Urbanismo y que le reventó el PSOE, porque ¿desde cuándo se convoca una rueda de prensa para informar sobre unas ofertas en vez de sobre la adjudicación propiamente dicha? Pero bien mirado, si en su tiempo se hubiera informado previa y públicamente ante los medios de que la oferta de Noga superaba en 62 millones de euros a la de de la filial de Sando en el concurso convocado a tal efecto quizás nos habríamos ahorrado el escándalo Mercasevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.