Cultura de pasarela

Aún resuenan los ecos de la polémica entre el Ayuntamiento, propietario del Tesoro del Carambolo, y la Junta, su tutora legal, a cuenta de los 150.000 euros necesarios para pagar el servicio de vigilancia que permitiría su exposición en el Museo Arqueológico y convertirlo así en un atractivo turístico que genere riqueza durante todo el año para la ciudad.

Con lo fácil que sería acordar el abono al 50% de la factura de seguridad (75.000 euros cada uno), pero en último extremo el pretexto invocado para no hacerlo es que carecen de presupuesto cultural suficiente debido a la necesidad de recortar el déficit.

En los últimos años, el Estado, la Junta y el Ayuntamiento le han reducido en conjunto el presupuesto a los dos buques-insignia sevillanos, el Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica, en cuatro millones de euros al primero y en un millón de euros a la segunda.

Para tratar de sobrevivir a las tijeras de los políticos, el Maestranza ha tenido que lanzar una campaña de captación de micromecenazgo entre las empresas y particulares en la declarada por la Unesco Ciudad de la Música, un título al que no le hacen honor en sus Presupuestos ni el Ayuntamiento ni la Junta.

      TIJERETAZOS POR DOQUIER

      Falta de dinero y necesidad de afrontar la herencia recibida fueron los argumentos de la delegada municipal de Cultura, Mar Sánchez Estrella, cuando el año pasado presentó las grandes líneas de su gestión, basada en un recorte generalizado en las ayudas a la creación, festivales y salas culturales.

Para ahorrar, abogaba por convertir en bienales festivales con la promesa de incrementar la aportación más adelante. El South Pop, Alamedeando, el Fest, Zemos 98, Perfopoesía, la Muestra Internacional de Investigación Teatral….. fueron las principales víctimas de la nueva política de austeridad, y luego las promesas se las llevó el viento.

A Perfopoesía le negaron los 18.000 euros prometidos; al Mes de la Danza lo dejaron con 20.000 euros menos; Territorios ha pasado en un trienio de contar con una ayuda de 182.000 euros a 90.000 primero y a 75.000 después. El Southpop no se celebró bajo la promesa de que este año le otorgarían 45.000 euros, luego reducidos a 38.000; el salón del Manga fue dejado en cero euros; a Escena Mobile los recortes le privaron del 50% de la asignación; a Circada le rebajaron un 38%….

Tampoco es de extrañar el cierre de Endanza y del teatro-sala Fli, y que las bibliotecas municipales no se hayan abierto  durante meses por las tardes, coincidiendo además con la época de los exámenes estudiantiles, debido a la falta de personal, al no haber dotación económica para cubrir el déficit de 32 bibliotecarios existentes de atender lo dispuesto en el Plan Director.

      Y EN ESTO, LAS ‘SANTAS’

      No hay dinero, pues, para el Carambolo, el Maestranza, la Sinfónica, los festivales, las salas, las bibliotecas….. y, sin embargo, el Ayuntamiento ha destinado 275.000 euros, más 150.000 (en total, 425.000) de un patrocinio del BBVA a organizar en el convento de Santa Clara el evento ‘Santas de Zurbarán. Devoción y Persuasión’, que desde el 3 de mayo hasta el 20 de julio (dos meses y medio ) combina pintura, moda, música y danza. El presupuesto no incluye otros gastos asimilables a la iniciativa, tales como los arreglos y obras de adaptación realizados en el espacio expositivo, más la devolución del dinero a los espectadores de otros actos culturales que ha habido que cancelar por coincidir con las ‘Santas’.

Tampoco tengo claro si abarca el espectáculo-prólogo  encargado a Eva Yerbabuena (podría haber costado 70.000 euros)  y que según quienes pueden opinar con criterio logra momentos fascinantes pese a estar condicionado por la exhibición de un vestuario poco apropiado para el baile.

Al tratarse de una inversión de dinero público y de un espectáculo representado sólo cuatro noches en un aforo de 400 localidades, el Ayuntamiento debería haber tratado con antelación suficiente de invitar a productores y programadores culturales europeos para que, tras presenciarlo en vivo, hubieran considerado la posibilidad de incorporarlo a sus ofertas el próximo verano.

Sin embargo, Zoido convirtió la noche inaugural en un acto de relumbrón social para los invitados exclusivos del Ayuntamiento. Así se perdió, probablemente, la oportunidad de exportarlo más allá de Málaga y, quizás, de Roma.

      ORDEN DE PRIORIDADES

      El evento tiene aspectos positivos, desde haber logrado la restauración de los cuadros de Zurbarán existentes en nuestro Museo de Bellas artes hasta la cesión y exposición en Sevilla de las ‘Santas’ que cuelgan en museos del extranjero; la proyección mediática por la fama de los diseñadores de papel cuché elegidos para inspirarse en los diseños del pintor y la demostración de que es posible la producción propia de eventos culturales con recursos endógenos, porque uno de nuestros activos menos aprovechados es justamente nuestro potencial cultural.

Ahora bien, a la espera de hacer balance en julio, cabe preguntarse si en el orden de prioridades de Sevilla debe ocupar el vértice de la pirámide las ‘Santas’ o bien nuestras recortadas estructuras culturales; si un evento a un coste superior a esos  425.000 euros oficiales para sólo dos meses y medio o todo lo que da vida a la ciudad durante un año entero.

Las ‘Santas’ se me antoja una buena y original idea para tiempos de bonanza económica pero cuestionable en época de crisis y recortes. Son como la guinda del pastel cultural. El problema es cuando la guinda crece a costa del pastel que la sostiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.