Zoido no ha cumplido aún la mayor parte de sus 135 promesas electorales

Ninguna de las iniciativas que le enfrentan a la Junta figuraba en el programa con que acudió a las elecciones

No ha acometido ninguno de los 29 parkings prometidos y ahora promueve dos fuera de programa, Alameda y Prado

No hace nunca referencia a las once promesas cuya realización condicionó al apoyo del Gobierno andaluz

Alude a su falta de competencias para justificar que no ha podido convertirse en el ‘alcalde del empleo’

La falta de competencias no le impidió prometer institutos de Secundaria, centros de salud y hasta un Servicio de Urgencias

 

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, afirmó durante su conferencia de prensa con motivo del segundo aniversario de su victoria en las elecciones municipales del 22 de mayo de 2011 que ya ha cumplido el 60% de su programa electoral y que lo mejor está por venir en los dos años de mandato que le restan.

El análisis de las 135 promesas electorales de Zoido para el conjunto de los once distritos de la ciudad demuestra que Zoido está aún lejos de alcanzar ese 60% que estima como cumplido y, sobre todo, que sólo ha cumplido una de las diecisiete promesas-estrella que hizo durante la campaña: la derogación del Plan Centro de Tráfico.

Según el aserto del alcalde, habría cumplido 81 puntos de su programa electoral y le faltarían 54 hasta mediados de 2015, fecha de las próximas elecciones municipales, pero en realidad son muchas más de 135 las promesas realizadas por escrito en sus once documentos para los once distritos de la ciudad, ya que muchos puntos  incluyen varios apartados. En sentido contrario, hay una misma promesa repetida once veces: la implantación de la Policía de Barrio. Asimismo, hay otra repetida para Los Remedios, Norte y Cerro-Amate: la reordenación de las líneas de autobuses de Tussam para prestar un mejor servicio a los vecinos de esos distritos.

Del análisis también se desprende la existencia de promesas genéricas como la recuperación de la tradición comercial de muchas calles de Los Remedios y del comercio tradicional del Distrito Norte, y velar por que la figura del comisionado especial para el Polígono Sur, en lugar de ser una cuarta Administración, sea el verdadero instrumento unificado de gestión eficaz para los vecinos de esta zona de Sevilla.

UN CONTEXTO DE CRISIS

Cuando Zoido ofrece estas 135 promesas electorales a los sevillanos lo hace en un marco general de tres años de crisis económica, en un país con cinco millones de parados y al borde de la intervención económica y en una ciudad, Sevilla, con 77.000 desempleados y con un Ayuntamiento cuya deuda está estimada por entonces en unos 600 millones de euros. Un hombre de su experiencia política, que ha sido delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha y en Andalucía, secretario general del PP (A) y líder de la oposición municipal durante cuatro años debía ser plenamente consciente de lo que prometía y de las posibilidades de cumplirlo.

Aunque ahora apela a la “herencia recibida” y a la “situación dramática” del Ayuntamiento para tratar de justificar el balance de estos dos años de gestión, en su programa electoral sólo condicionó cinco de sus 135 promesas (el 3,70% del total) a “las disponibilidades de recursos” que encontrara en caso de llegar a la Alcaldía, éstas: una piscina cubierta en el barrio de Begoña, equipamientos culturales en la Fábrica de Vidrio, pistas de pádel en Santa Justa, un bulevard sobre el canal abovedado de la Ranilla y un conjunto de instalaciones deportivas en Santa Aurelia, Padre Pío, La Música….

El segundo condicionamiento de su programa afecta a once puntos, todos relacionados con la Junta de Andalucía, a la que ahora amenaza con llevar a los tribunales tras acusarla de boicotear sus grandes iniciativas, cuya materialización -dice- le convertiría en lo que también prometió ser y aún no ha cumplido: ‘el alcalde del empleo’.

PROGRAMA OCULTO

La gran paradoja radica en que ninguna de esas iniciativas a las que alude (conversión de la antigua comisaría de la Gavidia en un centro comercial, construcción de aparcamientos rotatorios en la Alameda y el Prado de San Sebastián) figura en su programa electoral, ninguna. Es más, incluso lo incumplen, como es el caso del parking en la Alameda, ya que en su programa para el Casco Antiguo promete textualmente “dotación de aparcamientos en el perímetro del Casco Antiguo”. En el perímetro, no dentro. Zoido es perfectamente consciente de que el PGOU vigente prohíbe, por su efecto llamada sobre el tráfico (ejemplo, el parking de la Concordia y su efecto sobre la calle Baños), estacionamientos en el Casco Antiguo y por éso oculta su proyecto de parking en la Alameda.

Sólo cuando ha ganado las elecciones saca a relucir su programa oculto, la venta de la Gavidia para centro comercial y el parking en la Alameda, contrarios al PGOU, por lo que la Junta se ve obligada a rechazarlos, con lo cual el alcalde tiene la excusa perfecta para culpar al Gobierno autónomo de “un boicot a Sevilla”.

Curiosamente, de las once promesas electorales que condiciona al apoyo de la Junta de Andalucía y que beneficiarían a otros distritos o sectores que no sean el comercial del Centro no dice absolutamente nada. Son éstos: centro de día para mayores y guarderías en el Casco Antiguo, un nuevo centro de salud así como guarderías, comedores y colegios en Los Remedios, equipamientos para la Macarena, centro de día en San Pablo y San José Obrero, reurbanización integral de Heliópolis, centros de salud e instituto en Los Bermejales, centros de salud en Valdezorras y Pino Montano, equipamientos para el distrito Este-Alcosa-Torreblanca y rehabilitación de viviendas en la calle Neblí (Nervión).

UNA TREINTENA DE PARKINGS

Zoido ha convertido en arma arrojadiza contra la Junta sus proyectos de aparcamientos que no figuraban en su programa electoral por vulnerar el PGOU (la Alameda, el Prado de San Sebastián), y no habla -y cabe deducir que tampoco incluye en ese 60% de su programa electoral cumplido teóricamente porque no ha construido aún ninguno- de los 29 estacionamientos prometidos durante la campaña, de ellos 18 subterráneos (dos en Triana, tres en Macarena, uno en Bellavista-La Palmera, cinco en Sur, tres en Norte, uno en Cerro-Amate y tres en Nervión) y once en superficie (uno en Triana, uno en Los Remedios, dos en Norte y siete en Cerro-Amate), a los que hay que añadir los genéricamente prometidos en el perímetro del Casco Antiguo sin especificación de cantidad.

De todos ellos, el único que hasta ahora tiene visos de iniciarse es el de la Plaza San Martín de Porres, en Triana. Del resto, ni noticia. Prácticamente, Zoido carece ya de tiempo suficiente para ejecutar cualquiera de estos estacionamientos, con lo cual el fiasco en este capítulo puede acabar recordando al de Monteseirín, si bien éste, en su desastrosa gestión al respecto, prometió 40 más que Zoido y acabó amargando la vida de centenares de vecinos que entregaron una fianza por adelantado y que si recuperarán será gracias al actual alcalde.

Zoido, que dice haber cumplido el 60% de su programa, prometió además cinco centros cívicos  (San Pablo/Santa Justa, Cerro-Amate y Nervión), cinco centros de mayores (Los Remedios, Este y Sur), tres centros de día (Casco Antiguo y San Pablo), cinco guarderías (Casco Antiguo, Los Remedios, Este/Alcosa/Torreblanca), una escuela de adultos (Nervión), una escuela-taller (San Pablo) y cinco parques infantiles (Triana), en su mayoría pendientes de ejecución.

EDUCACIÓN Y SANIDAD

En materia de educación y enseñanza prometió luchar por el incremento de la ratio en Los Remedios, cuatro guarderías más (Los Remedios y Sur), un colegio infantil y de Primaria y un comedor escolar en Los Remedios, sendos institutos en Los Bermejales y Distrito Este, tres centros de educación de adultos en Sur y la renovación del CEIP San Pablo.

Aunque a la hora de la verdad se escuda en que carece de competencias, como en materia de empleo, también prometió nuevos centros de salud o mejora de los existentes, en su caso, en Los Remedios, Este, Valdezorras y Las Estrellas y un Servicio de Urgencias en Pedro Vallina.

El alcalde prometió también nuevos centros deportivos o mejora de los equipamientos existentes en Triana (nada menos que seis nuevas instalaciones), Macarena (tres, incluyendo una piscina cubierta), Los Bermejales (todo un pabellón que cabría calificar como olímpico, mucho mejor que el de San Pablo y hasta con pistas de nieve artificial para esquiar), Este y otra piscina cubierta en El Cerro-Amate. La gran mayoría de estas promesas siguen pendientes de materialización cuando sólo quedan dos años para el final del mandato.

El otro gran capítulo de promesas, algunas ya cumplidas como en los casos del Porvenir y la Buhaira, es el de las reurbanizaciones: Paseo de Juan Carlos I, Plaza de Armas, Ronda de Triana, Heliópolis, Pineda, Jardines de Hércules, entorno de la Ronda del Tamarguillo, Jesús, María y José, El Trébol, San Pablo-Santa Justa…..

Los sevillanos también pueden comprobar si el alcalde ha cumplido otra gama de promesas, entre las que figuran sendos parques de bomberos en Triana y Los Remedios, un mercado de abastos en la barriada Villegas, la remodelación de los del Arenal y Huerta Santa Teresa, un vivero de empresas en Alcosa y una comisaría de la Policía Local en Triana (a base de desmantelar ahora la existente en Los Remedios, frente al Parque de Los Príncipes).

Sin incluir aquí los proyectos-estrella, tan sólo este repaso al programa electoral demuestra que a Zoido aún le queda una enorme tarea pendiente en los dos años finales de mandato si quiere cumplir el 100% de las promesas que hizo a los sevillanos para auparse a la Alcaldía.

Una sola promesa-estrella cumplida en dos años

El alcalde sólo ha cumplido una de sus promesas-estrella del programa electoral, la de derogar el Plan Centro de Tráfico, y se halla en trance de cumplir otra, si bien es un proyecto que data de la era de Monteseirín: la finalización del Museo de Cerámica de Triana, que debe llevar anexa una escuela-taller.

El resto de proyectos estrella prometidos por el alcalde aunque en algún caso no tuviera competencias para ello y todavía incumplidos es el siguiente, por distritos:

Casco Antiguo: Dotación de aparcamientos en su perímetro y Líneas 2 y 3 de Metro.

Triana: Parque de bomberos.

Los Remedios: Proyecto Fábrica de Arte Elcano (Altadis), con un centro de día para mayores, un centro cultural, auditorio y centro de arte contemporáneo.

Macarena: construcción del paso subterráneo de San Lázaro.

San Pablo-Santa Justa: Terminación del Plan de Barrios y ‘Welcome Sevilla’ en la estación de Santa Justa.

Bellavista-La Palmera: Club Deportivo Multidisciplinar con piscina olímpica, pista de esquí artificial, gimnasio, pádel y aparcamientos.

Sur: Solventar los casos de los gorrillas, botellonas, prostitución y tráfico de drogas y proyecto Corazón Parque Central María Luisa, para unirlo con el Prado de San Sebastián, Jardines de Murillo, ribera del Guadalquivir, Jardines de San Telmo y Jardines de la Casa Rosa.

-Norte: Red completa de Metro subterráneo ampliada a Torneo Parque Empresarial y San Jerónimo.

Este: Escuela Internacional de Idiomas y reurbanización del canal de La Ranilla.

Cerro-Amate: Nueva construcción de 540 viviendas en Los Pajaritos.

Nervión: Nuevo Distrito judicial en el Prado  y remodelación de la antigua Fábrica de Artillería incluyendo espacios culturales y de ocio.

Más promesas para el Casco Antiguo y menos para Macarena

El Casco Antiguo es el distrito que figuraba con más promesas en el programa electoral de Zoido para las municipales de mayo de 2011, con un total de 15, y Macarena, el que menos, con 10. Además de por la cantidad, las promesas para el Casco Antiguo, que incluían la derogación del Plan Centro de tráfico, también destacan por el coste de su ejecución, ya que entre las mismas se incluían las líneas 2 y 3 de Metro, la construcción de aparcamientos en su perímetro, la reurbanización del Paseo Juan Carlos I, la remodelación del mercado del Arenal y la reurbanización de Plaza de Armas.

Por el lado contrario, en el Distrito Macarena lo más destacable era el paso subterráneo de San Lázaro y un mercado en la barriada de Villegas, mientras que la construcción de una piscina cubierta se supeditaba a la disponibilidad de dinero.

El resto de las 135 promesas electorales de Zoido se distribuyen de la siguiente forma: 13 en Los Remedios, Nervión, Este-Alcosa-Torreblanca y Norte; 12 en Triana, San Pablo-Santa Justa y Cerro-Amate, y 11 en Bellavista-La Palmera y Sur.

El ‘sin’ de Los Pajaritos

El PSOE denunció el mes pasado que después de dos años el programa de rehabilitación de Los Pajaritos sigue “sin plazos, sin proyecto y sin presupuesto”, pese a que en marzo del año pasado el alcalde acudió al barrio con la ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Ana Mato, para reiterar su promesa de reconstrucción.

La Ranilla, el precedente

El gobierno local prometió un “se arreglará” cuando a principios de año se suscitó un vivo debate sobre la promesa de Zoido de convertir en canal de La Ranilla en un parque verde en el plazo de un año (2012) con 1,5 millones de euros de fondos europeos. Fue el precedente de la petición de paciencia hecha ahora por el alcalde.

El color de Sevilla

Zoido, al igual que Los Del Río en su famosa canción, piensa que Sevilla tiene un color especial. Quizás por éso una de sus más curiosas promesas electorales, en concreto formulada para el Distrito Casco Antiguo, fue la de homologar criterios y colores en el mobiliario de terrazas y también en el mobiliario urbano.

Hasta ascensores

El programa electoral de Zoido para el Distrito Sur también incluía la promesa de otorgar ayudas y apoyo para la rehabilitación de viviendas, especialmente para la colocación de ascensores en bloques de pisos de las barriadas de El Juncal, El Tiro de Línea y Las Letanías, medidas que habrían paliado la crisis de la construcción.

* PDF: Las 135 promesas electorales de Zoido_

* Participe en la encuesta del diario Viva Sevilla: ¿Ha cumplido Zoido con tu barrio?

http://andaluciainformacion.es/sevilla/310293/cumple-zoido-sus-promesas-en-tu-barrio/

 

 

1 comentario en “Zoido no ha cumplido aún la mayor parte de sus 135 promesas electorales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.