Sevilla perdió 200.000 turistas en el Octubre del coronavirus

La cifra equivale a casi las tres cuartas partes de los que la visitaron en Octubre de 2019

El viajero extranjero ha desaparecido prácticamente, con sólo 15.000

Un centenar largo de hoteles ya no abrieron sus puertas el mes pasado

Se han perdido más de 400.000 pernoctaciones hoteleras

Más de dos mil empleos menos en los hoteles de la ciudad

El único salvavidas ahora mismo es el turismo de origen nacional

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el sector turístico español en el mes de octubre de 2020 ratifican un nuevo hundimiento en la ciudad de Sevilla en comparación con el mismo mes de 2019 como consecuencia de la pandemia del coronavirus, que ha espantado especialmente al turista extranjero.

Puede decirse que el turismo procedente del exterior ha desaparecido prácticamente en la capital de Andalucía, ya que en el mes analizado tan sólo visitaron la ciudad 15.308 foráneos, mientras que en el octubre precedente (2019) lo hicieron 173.361. La diferencia, pues, 158.053 menos (-91,16%).

En esta difícil coyuntura también se ha resentido el turismo nacional, que ha caído en más del 42%. De los 96.708 viajeros españoles que visitaron Sevilla en octubre del año anterior se ha pasado a 55.537 (-41.171).

La reducción del turismo a prácticamente una cuarta parte de lo que fue un año antes ha tenido su inmediata repercusión en los hoteles sevillanos, que ya arrastraban las consecuencias de un impacto similar a lo largo de todo el verano del año en curso, tal como vimos en un anterior informe:

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/10/sevilla-ha-perdido-mas-de-medio-millon-de-turistas-en-el-verano-del-coronavirus/

Viendo el panorama, el número de hoteles abiertos se redujo en octubre pasado en más de un centenar en comparación con el octubre anterior: de 235 la oferta se redujo a 125 (-110).

El número de habitaciones disponibles disminuyó en un tercio (de 11.572 a 7.987), al igual que el de plazas hoteleras (7.440 menos). La menor afluencia de turistas y la menor oferta hotelera se ha traducido en una caída de más/menos el 50% del grado de ocupación de las plazas y de las habitaciones, tanto diariamente como durante el fin de semana.

Y este efecto en cascada acabó repercutiendo en el personal empleado en los hoteles sevillanos: 2.345 trabajadores menos que en octubre de 2019.

La estadística del mes pasado y la de los tres meses del verano confirman que el movimiento turístico sevillano se ha reducido a la cuarta parte y que este cuarto es casi exclusivamente de origen nacional. Mientras no se aplique una vacuna efectiva contra el coronavirus y se mantengan las restricciones y la exigencia de PCR negativas para viajar entre países la situación actual no cambiará. Hoy por hoy, el único salvavidas del sector turístico sevillano es el turista español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.