El nuevo PMUS infla entre un 37% y un 240% las previsiones de viajes en futuros barrios de Sevilla

Es el caso de Palmas Altas, Cortijo de Cuarto, Pítamo y Santa Bárbara

La sobreestimación sirve para justificar la petición de dos ramales específicos del Metro

El objetivo de los 720.000 habitantes para 2030 no se podrá conseguir sin la ejecución del planeamiento urbanístico

Hay proyectos para 21.128 viviendas en los que aún faltan requisitos desde el PGOU de 2006

La cuarta hipótesis del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) impulsado por Espadas es, tal como apuntamos en un anterior informe

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/el-nuevo-plan-de-movilidad-pmus-se-basa-en-una-proyeccion-de-sevilla-con-720-009-habitantes-en-2030/

que para el año 2030 estarán terminados los desarrollos urbanísticos previstos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del año 2006.

Los redactores del PMUS destacan a título de ejemplo (página 99 y siguientes del documento Propuestas) que en el ámbito Sur de la ciudad (distrito Bellavista-La Palmera, aunque lo denominan al revés) grandes crecimientos futuros como el Cortijo de Cuarto, Palmas Altas y El Pítamo. Se remiten al PGOU, según cuyas previsiones (reflejadas en un cuadro o tabla) se van a construir 18.893 viviendas, que estarán habitadas por 46.171 personas. Ahora bien, de forma prudente introducen al menos un principio de cautela (que denota ya desconfianza en el PGOU) y parten de la base de que en el horizonte 2030 se construirán 7.972 nuevas viviendas (el 60%), las cuales serían ocupadas por 16.533 moradores, tal como se ve en la siguiente tabla:

Y añaden: “Considerando un tamaño medio del hogar previsto de 2,44 habitantes/hogar según la proyección tendencial de los últimos años y admitiendo el mismo ratio actual de 1,95 viajes por habitante, en un futuro en la zona Sur de la ciudad se generarán más de 90.000 desplazamientos que sumados a los actuales supondrán un total de más de 160.000 viajes generados en la zona de Palmera-Bellavista.
Estos nuevos desarrollos urbanísticos, comerciales y administrativos generarán una demanda futura que unida a la demanda actual justificará un sistema de transporte público de alta capacidad que dé un servicio eficaz a estas zonas de la ciudad.

ERRORES DE CÁLCULO

Hay errores en las cifras. Serían en su hipótesis 7.971 viviendas. A razón de 2,44 habitantes por hogar, el total de pobladores serían 19.449. Dado que estiman un 90% de ocupación, a esa cifra habría que restarle un 10% (1.944) y resultarían 17.505 residentes. no 16.533. A razón de 1,95 viajes diarios por persona, generarían 34.134 desplazamientos al mes, un tercio menos que esos “más de 90.000” de los que se habla en el Plan.

En el ya inflado padrón municipal de habitantes de Sevilla 2020 (casi a mitad de enero de 2021 sigue sosteniendo que la ciudad tiene 701.455 habitantes, 10.000 más que los oficialmente reconocidos por el INE el pasado diciembre, 691.395) se le atribuyen al distrito Bellavista-La Palmera 42.238 residentes.

Si suponemos válida esa cifra, a razón de 1,95 viajes per cápita (la ratio establecida en el PMUS), esos vecinos harían 82.364 desplazamientos mensuales. Si en toda esta hipótesis o proyección que se hace en el PMUS se suman a los 34.134 que harían los futuribles habitantes de los futuribles barrios el resultado serían 116.948 al mes, lejos de los 160.000 que dice el Plan de Movilidad.

Pero si nos vamos a la página 113 del documento de Propuestas finales, en la tabla de proyecciones de población y empleo para 2030 que reproducimos a continuación:

se otorga al distro Bellavista-La Palmera (denominado al revés, como por otra parte sería lo lógico, ya que en sentido Norte-Sur La Palmera está antes que Bellavista, pero por influencia de IU en tiempos se impuso la denominación geográficamente ilógica) una población total de 56.885 (ya con los nuevos desarrollos urbanísticos ejecutados). Con la ratio 1,95 viajes por habitante, la cifra mensual resultante sería de 110.925, no los “más de 160.000” estimados por los propios autores del informe trece páginas antes. Es la demostración de la incoherencia del Plan, que no concuerda ni consigo mismo.

Por tanto, la hipótesis de desplazamientos en la zona Sur de la ciudad está inflada entre un 44,24% y un 37,34% en el PMUS con los propios datos o criterios de aplicación de los redactores del Plan (según se tome como referencia 110.925 viajes mensuales o 116.948).

SANTA BÁRBARA

Para la zona Este, se habla en el Plan de Movilidad (página 107 del documento de Propuestas) del futuro desarrollo urbanístico de Santa Bárbara, con 15.322 viviendas, y la mezclan en otra tabla con los de la zona Sur (Pítamo, 9.433 viviendas; Palmas Altas, 2.870; Cortijo de Cuarto, 5.287)

tras lo cual se dice lo siguiente: “Considerando un tamaño medio del hogar (TMH) de 2,44 hab./vivienda según la proyección tendencial de los últimos años y el ratio de viajes actual de cada zona, Este y Sur de 2,01 viajes/persona en ambas, se generarían 135.818 desplazamientos más al día en la zona Este y 92.659 desplazamientos más en el Sur. La cifra de viajes es ligeramente superior al calculado en el diagnóstico ya que se ha considerado un tamaño medio del hogar superior al fijado en la actualidad por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía (2,4 hab./viv.), El TMH obtenido de la proyección tendencial, se ajusta más a la realidad de Sevilla estando al mismo tiempo del lado de la seguridad”.

Lo lógico (aunque ya hemos visto la ilógica del PMUS) sería que en Santa Bárbara se aplicaran los mismos criterios que los redactores del Plan aplicaron para los futuros desarrollos urbanísticos de la zona Sur, es decir ejecución para 2030 del 60% de las viviendas y un grado de ocupación del 90%. Esa fórmula nos llevaría al siguiente resultado: 9.193 viviendas por 2,44 habitantes= 22.431, menos un 10% de ocupación (2.243)= 20.188 habitantes. Éstos, a razón de 1,95 viajes diarios (la ratio del PMUS) harían 39.366 desplazamientos cada jornada, muy lejos de esos 135.818 de los que se habla en el Plan.

Los redactores del PMUS cambian el criterio y en vez de aplicar una ratio de 1,95 viajes por persona/día lo elevan a 2,01 por considerar que estos nuevos hogares tendrán un tamaño superior. Bien, ¿bajaron la ratio por los otros barrios de la ciudad en que el tamaño de los hogares es inferior a la media? Aplicando incluso esa ratio de 2,01 a 20.188 habitantes, el resultado serían 40.577 viajes diarios, también lejos de los 135.818 que se estiman en el Plan. Si entre 39.366 y 40.577 tomamos como referencia 40.000, los 135.818 estimados en el PMUS suponen un 240% más.

Suelos de Santa Bárbara, en la zona Este de Sevilla

Tras inflarse de esta manera la estimación tanto en la zona Sur como en la zona Este, se puede leer lo siguiente: “Por tanto, será necesario que la red de Transporte Público futura se desarrolle y crezca según las necesidades de movilidad que se generarán en estas zonas de la Ciudad con un sistema de transporte de Alta/Media Capacidad que dé respuestas a las mismas. La línea 3 de Metro planificada en la configuración de la Red de metro y considerando su prolongación hacia el Hospital Virgen de Valme daría servicio a los desarrollos de Palmas Altas Sur y Cortijo de Cuarto, siendo necesario completar la red hacia los desarrollos del Pítamo y Santa Bárbara. A modo orientativo y teniendo en cuenta la ubicación de estos desarrollos se muestra un posible desarrollo de la red de metro más allá del horizonte del Plan 2030”

Así pues, esos datos sobreestimados sirven para justificar la petición de que se construya un ramal específico de Metro tanto para Santa Bárbara como para Villanueva del Pítamo (mientras sigue sin haber una línea en el Casco Histórico), una petición que llenará de júbilo a los propietarios de dichos suelos y a los promotores inmobiliarios, los cuales incluso podrían hacerse propaganda con este gráfico del PMUS en el que aparecen en líneas naranjas con puntos discontinuos pintados los dos ramales citados:

LA SITUACIÓN REAL

Lo que hemos visto hasta ahora son meras hipótesis y proyecciones futuribles que hablan de una Sevilla con 720.009 habitantes en 2030 a partir del supuesto de que para entonces se habrán construido los nuevos barrios previstos en el Plan General, del que en la próxima primavera se cumplirán quince años desde su aprobación en 2006.

Pues bien, de la situación real en enero de 2021de diversos desarrollos urbanísticos -a modo de muestra- da idea el siguiente cuadro, elaborado a partir de los datos de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente y en el que aparecen dos de las grandes bolsas de suelo citadas en el PMUS, como son partes de Santa Bárbara y Villanueva del Pítamo, pero no todo lo incluido en el Plan General:

Para interpretar el cuadro, veamos el significado de cada columna, de izquierda a derecha:

P.E.R.I. (primera columna de la izquierda) es Plan Especial de Reforma Interior.

SUS: Suelo urbanizable cuyo desarrollo ya está delimitado por un Plan Parcial.

SUO: Suelo ordenado de forma pormenorizada.

ARI: Área de Reforma Interior.

API: Área de Planeamiento Incorporado (o sea, que como no se desarrollaron en Planes anteriores se incorporaron al PGOU de 2006).

AD: Aprobación definitiva.

AI: Aprobación Inicial.

AP: Aprobación Provisional.

En la columna siguiente aparecen las fechas en las que se produjeron las aprobaciones de esas figuras de planeamiento. Obsérvese que hay casos, como el de la Hacienda del Rosario y el de la Hacienda Santa Bárbara, que datan de hace once y diez años, respectivamente, es decir más tiempo que el decenio que da de plazo el PMUS para la culminación de todos los desarrollos pendientes y la consecución de los 720.009 habitantes.

m2s: metros cuadrados de superficie de la bolsa de suelo.

m2t: metros cuadrados sobre techo, es decir lo que realmente se puede construir sobre ese suelo.

RESIDENCIAL: La edificabilidad para vivienda dentro de los m2t.

Nº viv: número total de viviendas previstas según el PGOU.

VPO: las viviendas de protección oficial.

Libres: las viviendas de renta libre.

TERCIARIOS: Los m2 que dentro de la bolsa de suelo no se destinan a vivienda o uso residencial, sino a oficinas, hoteles, comercios y similares. Pueden haberse asignado en parcelas específicas o/y en los bajos de los bloques de vivienda.

BOLSAS DE SUELO

Aparecen en el cuadro una decena de bolsas de suelo con la aprobación definitiva (AD), pero mientras no exista un proyecto de urbanización en que se recojan los sistemas generales no se puede construir, sean cuales sean las fases previas superadas. El reto pendiente es invertir en obras, las propias de cada unidad y en los sistemas generales que se han asignado.

En el mapa aparecen en distintos colores los desarrollos urbanísticos previstos en el Plan General de 2006

Hasta la fecha sólo se han registrado las siguientes actuaciones:

Hacienda El Rosario: el único suelo ya urbanizado y parcialmente construido.

Regimiento de Artillería: con proyecto de urbanización en trámite desde el 15 de julio de 2020.

La Cruz del Campo: con proyecto de urbanización en trámite desde el 24 de julio de 2019. Ya se ha hecho el proyecto de reparcelación. Aquí es donde se iban a materializar los proyectos de los arquitectos-estrella con los que se fotografió Monteseirín en el balcón del Ayuntamiento, pero estalló la crisis financiera en 2008 y se lo llevó todo por delante, como tantos otros proyectos de la época del ‘boom’ inmobiliario. Ahora hay que invertir en la urbanización propiamente dicha y está por ver si los dueños del suelo, la banca que se lo quedó tras el impago de los créditos que otorgó en aquel entonces, ponen el dinero o lo venden para que el riesgo lo asuma un tercero.

San Nicolás Oeste: todo lo realizado en su día (tenía hasta el proyecto de urbanización y reparcelación aprobados) se ha quedado en agua de borrajas al ser declarado nulo por sentencia Nº 1466/2018 de la Sección Quinta del Tribunal Supremo

https://supremo.vlex.es/vid/743031597

al faltar el preceptivo estudio económico-financiero. Se vuelve al punto de partida. Aquí es donde supuestamente se iba a construir un segundo Ikea y donde Zoido prometió que él iba a desbloquear urbanísticamente todo en uno o dos meses, y hasta hoy. Además, probablemente habrá que realizar un proceso de adaptación a las nuevas normas aprobadas en estos años.

Avenida de la Palmera: en expropiación por Emvisesa.

Santa Bárbara 2: sin proyecto de urbanización aún. El suelo acabó en manos de la Sareb, el denominado “banco malo”.

Naves de San Luis: También acabaron en manos de la Sareb. Se trata de viviendas-taller. Hay previstas 17 viviendas de protección oficial y 21 de renta libre.

Cuartel de Su eminencia: con proyecto de urbanización aprobado.

Villanueva del Pítamo: Una bolsa de suelo en la que confluyen bastantes pequeños propietarios y los bancos acreedores de inmobiliarias, por lo que entre tanta dispersión no se ha hecho prácticamente nada. Sería necesario que apareciera un gran comprador que la adquiriera y la impulsara, por lo que como no surja ese mirlo blanco va a ser difícil que se cumplan las previsiones del PMUS de tal número de viviendas construidas y de habitantes que demanden tantos viajes diarios como para justificar un ramal propio de Metro.

Suelos de Villanueva del Pítamo, en el ángulo superior derecho, tras las torres de Jardines de Hércules

Tan sólo en estos proyectos reflejados en el cuadro hay previstas 21.128 viviendas. Su construcción sería fundamental para que se cumplieran las infladas estimaciones del nuevo PMUS y para llegar a esos 720.000 habitantes con los que Sevilla podrían defender su condición de cuarta ciudad de España frente a la amenaza de “sorpasso” por Zaragoza.

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/sevilla-cada-vez-mas-amenazada-de-sorpasso-demografico-por-zaragoza/

Sin embargo, la mayor parte de esas viviendas, por no decir casi todas, siguen en el limbo a punto de cumplirse quince años de la aprobación del PGOU de 2006 porque, por un lado, los promotores inmobiliarios quebraron y la mayoría de los suelos acabaron en manos de los bancos y, por otro, el Ayuntamiento aún no ha ejecutado su parte correspondiente de los sistemas generales (pese a que el dinero de los convenios urbanísticos fue abonado en tiempo y forma en la época de Monteseirín, que entre otros se lo gastó en las Setas de la Encarnación) que permita a los propietarios la urbanización de los terrenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *