El Plan Turístico califica el Día de San Fernando como seña de identidad de Sevilla pero el Ayuntamiento lo eliminó definitivamente como festivo local

En los últimos 27 años sólo ha sido declarado festivo cinco veces y en otros dos coincidió con el Corpus Christi, que lo es de forma habitual

El resultado de la consulta popular de Espadas en el año 2016 facultó al gobierno de la ciudad a sustituirlo por un festivo en medio de la Feria de Abril

Su mayor biógrafo contemporáneo, el catedrático Manuel González Jiménez, calificó en un libro a Fernando III el Santo, patrón de Sevilla, como el rey que marcó no sólo el destino de la ciudad que conquistó y que eligió para descansar para siempre, sino incluso el destino de España. Pese a su objetiva importancia histórica, San Fernando ha sido maltratado por las sucesivas corporaciones municipales, que han acabado dejándolo sin festividad local y lo han sacrificado a los intereses del sector turístico al sustituir su fiesta por una jornada no laboral en la Feria, generalmente en función del calendario festivo de Madrid para así poder captar madrileños en «puente» con los que llenar los hoteles y los restaurantes.

El vigente Plan Turístico de Sevilla, acordado por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía a finales de 2020 dentro de la serie dedicada a las Grandes Ciudades de la comunidad autónoma https://www.sevilla.org/actualidad/blog/plan-turistico-de-grandes-ciudades-de-sevilla , incluye un capítulo sobre los Recursos Etnográficos, en el que puede leerse lo siguiente:

«En la mayoría de las ocasiones, las características definitorias de una sociedad se
perciben a través de elementos materiales y visuales que en ella tienen lugar, así
como otras señas de identidad que forjan la imagen que se traslada al exterior.
Por ello, tan importante es la imagen que los sevillanos tienen de su ciudad como
la que creen proyectar fuera, sintiéndose identificados con ella.

Entre las señas identitarias se encuentran los rituales festivos, entre los que se
incluyen las manifestaciones religiosas, las celebraciones de tipo social, cultural,
eventos deportivos o gastronómicos. El patrimonio etnográfico de Sevilla está
formado por todas estas celebraciones que se caracterizan por su diversidad,
singularidad y arraigo en la población.

La tradición forma parte de la idiosincrasia de la ciudadanía. El disfrute de fiestas
y ferias, la elaboración artesanal de infinidad de productos interrelacionados con
una rica gastronomía y la cultura flamenca identifican a la ciudad de Sevilla como
un lugar amable con el turista».

Portada del vigente Plan Turístico de Sevilla

El disfrute de las fiestas, pues, como idiosincrasia de la ciudad. El Plan Turístico del Ayuntamiento y de la Junta destaca especialmente (página 68) la Semana Santa y la Feria de Abril y dice que además «existen otras fiestas que tienen lugar a lo largo del año y que son seña de identidad de la ciudad». Estas otras fiestas así calificadas en el Plan son la Festividad de San Fernando, el Corpus Christi, la Velá de Triana, la Festividad de la Virgen de los Reyes, la Inmaculada Concepción y la Cabalgata de los Reyes Magos.

Por mucho calificativo que se le otorgue de «seña de identidad» y se le anteponga la palabra «festividad», lo cierto es que el Día de San Fernando ha sido devaluado por las sucesivas corporaciones municipales sevillanas hasta llegar a la supresión final de su mínimo carácter festivo local.

La urna de San Fernando, expuesta en su Día

Y digo mínimo porque he indagado sobre lo ocurrido con el Día del patrón de Sevilla en los últimos veintisiete años y he visto que sólo ha sido declarado fiesta local por sí mismo en cinco ocasiones y que en otras dos lo ha sido digamos accidental o secundariamente por haber coincidido en la misma fecha con el Corpus Christi, que es sistemáticamente uno de los dos festivos locales fijos que declara el Ayuntamiento año tras año. Advierto de que dadas las dificultades habituales en este país para hallar datos estadísticos fidedignos, es probable que haya cometido algún error u omisión involuntario en la cifra a causa de las fuentes consultadas, paradójicamente externas a Sevilla ante la inexistencia de las digamos internas.

La práctica de las corporaciones municipales, hayan sido gobernadas por el partido que hayan sido gobernadas, ha sido la de decretar siempre festivo local el Corpus Christi, «seña de identidad de la ciudad» según el Plan Turístico, y ver si el Día de San Fernando caía en el calendario en sábado o domingo (días no laborables) para así «saltárselo» y subordinarlo a un festivo en la Feria de Abril, festivo que unas veces fue lunes, otras martes y la mayor parte un miércoles.

Una procesión del Corpus Christi en Sevilla, tradicionalmente festivo local

Esta práctica digamos aleatoria fue ya sistematizada por el gobierno de Juan Espadas, que en septiembre de 2016 organizó la que se calificó como primera consulta popular en la ciudad, aunque previamente Rojas-Marcos habría organizado otra «sui generis» y físicamente en las Casas Consistoriales sobre el destino del Prado de San Sebastián, tras la que se decidió hacer allí los Jardines en vez de una gran plaza como la china de Tiananmén, en Pekín.

Espadas, para acabar con la anual polémica sobre las fiestas de la ciudad y trasladar la responsabilidad de la decisión a los sevillanos, organizó una consulta telemática en la que el medio millón de mayores de 16 años empadronados tenían que pronunciarse sobre la posibilidad de que la Feria de Abril se celebrara entre el 30 de abril (último día del mes, para hacer al menos honor a su denominación tradicional) y el 6 de mayo, y de que siempre contara con un día festivo en su calendario.

Una portada de la Feria tras el ‘alumbrao’

Con la primera parte de la pregunta (que permitía alargar en la práctica la Feria un día más, al celebrarse el ‘alumbrao’ un sábado y el cierre y los fuegos artificiales el sábado siguiente) se abría la opción de institucionalizar la celebración de la Feria coincidiendo con el 2 de mayo, festivo en Madrid, para así atraer a los madrileños que salieran de la capital y que llenaran los hoteles y restaurantes sevillanos. Con la segunda parte de la pregunta, y dado que por sistema se decretaba y decreta el Corpus como festivo local, se podía facultar al Ayuntamiento a liquidar definitivamente el Día del patrón como segunda fiesta local, tal como analicé en el artículo ‘Adiós a San Fernando’ https://www.manueljesusflorencio.com/2015/07/adios-a-san-fernando/

Un total de 40.659 sevillanos (tan sólo el 8% del censo electoral) participaron en la consulta sobre la Feria, que no sobre las fiestas locales. El 61,8% apoyó la opción de alargar el festejo un día, y el 81%, que también en medio del mismo se disfrutara de una jornada festiva local.

Fernando III el Santo

Este resultado permitió que definitivamente el gobierno de la ciudad eliminara el Día de San Fernando como fiesta local, aunque paradójicamente el Ayuntamiento, de acuerdo con la Junta de Andalucía, lo siga calificando en el Plan Turístico como una festividad que es «seña de identidad» de Sevilla.

*SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.