Las losas de Monteseirín en la Avenida llevan 14 años rompiéndose mientras que los adoquines del Archivo de Indias no se desgastan

Beltrán Pérez denuncia los mismos desperfectos ahora que Jaime Raynaud cuando se colocó el nuevo pavimento en 2007

El aún portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez, denunció el pasado 28 de abril de 2021 el pésimo estado del pavimento de la Avenida de la Constitución, el mismo que a toda prisa ordenó colocar Monteseirín para la pseudopeatonalización de la céntrica vía justo antes de las elecciones locales del 27 de mayo de 2007. Al poco, el entonces portavoz del PP, Jaime Raynaud, detectó tantos desperfectos en el pavimento que incluso amenazó con levantar acta notaria de los mismos para exigir a la empresa Azvi que repusiera las losas deterioradas. Por tanto, desde Raynaud a Pérez han pasado 14 años de constatación de la fragilidad y fracturas del caro pavimento. En contraste, el adoquín del entorno del Archivo de Indias permanece incólume.

El Grupo popular del Ayuntamiento Sevilla ha denunciado la “profunda degradación” de la céntrica avenida de la Constitución. A su juicio sufre un “permanente estado de abandono, con el pavimento levantado”, que supone un “peligro para peatones y ciclistas” y proyecta “una deplorable imagen” urbana.

“El entorno monumental de la Avenida no merece este desprecio por parte de un gobierno municipal que lleva seis años funcionando a golpe de anuncios sin ofrecer resultados reales”, declaró el aún portavoz popular, Beltrán Pérez, en alusión al proyecto del equipo de Espadas de instalar toldos en la céntrica vía durante la época estival.

Parches de asfalto para suplir las losas rotas en la Avenida

Beltrán Pérez ha recordado que hace ya dos años denunció el mal estado del firme de la Avenida de la Constitución, con “más de 1.800 desperfectos”, como losas deterioradas, rotas o sueltas, cableado a la intemperie o “más 1.300 placas de señalización del carril bici y tranvía sin reponer”.

Cruce de la Avenida con la calle Alemanes

“Todos esos desperfectos, dos años después se han multiplicado: proyectan una imagen lamentable de la Avenida de la Constitución y suponen un auténtico peligro y trampa para viandantes y ciclistas”, ha lamentado Beltrán Pérez, el cual ha recordado también que durante este año el Ayuntamiento ha librado más de 300.000 euros en pago de indemnizaciones por caídas en la vía pública en la ciudad. https://www.manueljesusflorencio.com/2021/04/el-ayuntamiento-indemniza-en-tan-solo-tres-meses-con-331-000-euros-por-caidas-de-sevillanos-en-las-calles-pero-sostiene-que-estan-bien-conservadas/

“Mantener así la Avenida y otras calles sólo contribuye a que esa factura continúe aumentando. Los sevillanos no pueden seguir pagando de su bolsillo la incompetencia del PSOE”, afirmó. Pérez añadió que la calle “debe ser accesible para todas las personas que presenten alguna discapacidad, pero el alcalde ni siquiera sabe cuántas barreras arquitectónicas hay en la ciudad”.

Detalle de algunos de los desperfectos, con losas rotas y sueltas

Por eso, ha reclamado un arreglo “urgente” de la Avenida de la Constitución, pero “no parcheando como hasta ahora, sino haciendo un adecuado mantenimiento constante en el tiempo que dignifique la principal vía de esta ciudad, que discurre por un entorno declarado Bien de Interés Cultural”. “La apuesta por el patrimonio de Sevilla comienza por velar por que sus entornos estén en buenas condiciones, y el estado de la Avenida, lamentablemente, no está a la altura ni del entorno ni de la ciudad”, concluyó.

DETERIORO CONSTANTE

Hace cuatro años ya dediqué un artículo en que recordé cómo se ejecutó el proyecto de reurbanización de la Avenida

https://www.manueljesusflorencio.com/tag/avenida-de-la-constitucion-sevilla/,

en la que según uno de sus artífices y hombre de confianza de Monteseirín, Fernando Martínez Salcedo -enchufado otra vez por Espadas en el Ayuntamiento- se realizó una pavimentación “completa, abierta, diáfana y de fachada a fachada, sin obstáculos ni barreras”.

La cantidad de desperfectos, deterioro y roturas que lleva sufriendo la céntrica vía desde su reapertura en abril de 2007 es la inequívoca demostración de la pésima calidad del pavimento, que costó un buen dinero a los contribuyentes sevillanos y que lo ha seguido costando a lo largo de los 14 años transcurridos desde entonces por las reparaciones que ha requerido. En cuanto a lo de “sin obstáculos ni barreras”, la realidad también ha demostrado la falacia de tal aserto, de ahí que siempre he calificado aquel proyecto de pseudo peatonalización.

Me tomé en aquel tiempo la molestia de medir metro en mano el espacio que supuestamente quedaba a disposición de los peatones tras la colocación de las vías del tranvía y del doble carril con tachuelas en el suelo para las bicicletas en comparación con las aceras preexistentes; la conclusión fue no sólo que los peatones habían perdido espacio para andar porque en buena parte había sido tomado por los veladores,

Peatones arrinconados entre tranvía, ciclistas y veladores en la Avenida

sino que además tenían que hacerlo atemorizados por la cantidad de elementos en circulación (tranvía, bicicletas, monopatines, segway..) y arrinconados por los enormes soportes instalados con frecuencia por el Ayuntamiento para cualquier tipo de campaña.

Caminando entre enormes soportes publicitarios para todo tipo de campañas

Pasé por la Avenida unos días antes de la reciente denuncia pública de Beltrán Pérez y vi cómo se había acotado con vallas una zona delante del Archivo de Indias en la que figuraba un cartel con la inscripción ‘Gerencia de Urbanismo. Conservación de Pavimentos. Sando’.

Zona acotada frente al Archivo de Indias para apilar nuevas losas con que sustituir las rotas de la Avenida

En la misma se habían colocado diversos palés repletos de nuevas losas grisáceas para sustituir las deterioradas que días después denunció Beltrán Pérez, el portavoz municipal del Partido Popular.

Las imágenes constituían por sí solas una fantástica metáfora, ya que las vallas metálicas y los palés con las caras losas grisáceas para la Avenida se habían colocado sobre el área de adoquines del entorno del Archivo de Indias, adoquines que no han sufrido desperfectos en los catorce años transcurridos desde que se cambió la pavimentación de la Avenida por orden de Monteseirín.

Contraste entre las losas para la Avenida y el adoquín frente al Archivo de Indias

¿Cuánto dinero ha costado la reparación de los desperfectos de las losas de Monteseirín a lo largo de estos catorce años -y los que quedan- en comparación con la solidez del adoquín del entorno del Archivo de Indias, que no ha precisado de intervención alguna?

Palés llenos de losas para la Avenida, demasiado frágiles pese a su grosor

Según el arquitecto Javier Queraltó, reconocido experto en la materia, los pavimentos de piedra, en principio son muy difíciles de romper si son piezas con formato tipo adoquín (con sus tres dimensiones sensiblemente iguales o que no superan una de ellas el doble de las otras dos).

Así eran los grandes que se vendían en Gerena y que hay todavía en muchas calles y espacios (tramo estrecho de Feria, Doña María Coronel, parte de la nueva Becas, muchas del barrio de San Bartolomé, la Casa de la Moneda, las de Hispano Aviación y las del Muelle de la Sal) que superan los 35x17x17 centímetros.  Inicialmente se colocaban sobre terreno simplemente compactado.

En la mayoría de las calles en que se mantiene el adoquín, éste es de menor tamaño, 22x11x11 cms. (de Gerena, cortado in situ al repavimentar una calle, o nuevo de Quintana) y se coloca sobre mortero y plancha de hormigón. Los hundimientos que se observan en calles adoquinadas no son fallos del adoquín, sino del mortero que lo soporta, muchas veces en la proximidad de arquetas o sumideros.

¿Qué pasa con las piezas de formato tipo losa (Avenida de la Constitución) o de medidas alargadas (plaza del Pan o Alfalfa) que se rompen? Pues que tendrían que tener más espesor porque no resisten “a flexión” las sobrecargas de vehículos (en las calles peatonales también pasan vehículos se vez en cuando, sobre todo los de baldeo y limpieza).

Cuando la Comisión Provincial de Patrimonio tumbó el proyecto de reurbanización de la calle Zaragoza, que incluía la sustitución del adoquín, la respuesta municipal fue que entonces la obra acabaría siendo más cara, en una demostración de que el criterio imperante en el gobierno socialista de Espadas no es la conservación del patrimonio ni de las señas de identidad de Sevilla, sino el económico, el puramente monetario, mientras luego el dinero se despilfarra en muchos otros aspectos.

La zona de adoquines frente al Archivo de Indias, cuya solidez contrasta con la fragilidad del pavimento de la Avenida

Y, sin embargo, la comparación entre la Avenida y el entorno del Archivo de Indias demuestra que a la larga conservar el adoquín no sólo es más estético, sino también más barato, porque el adoquín, al contrario que las losas de Monteseirín, no se rompe.

*SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *