Transportes adjudica a dos empresas expertas en puentes el contrato para decidir entre túnel o puente para el cruce del Guadalquivir por la SE-40

La oferta de la UTE ganadora, constituida por la sevillana Ayesa y la madrileña Fhecor, fue la segunda más cara

El dueño de Ayesa, José Luis Manzanares, ya apostó públicamente por el puente y en el portfolio de Fhecor no aparece ningún túnel

Vergonzosa actuación del Ministerio dirigido por José Luis Ábalos al ocultar el nombre de las adjudicatarias en la nota divulgativa, la Sala de Prensa, el Portal de Contratación y el BOE

El Ministerio de Transportes, que dirige José Luis Ábalos, ha comunicado mediante una simple nota de prensa el fallo del nuevo concurso convocado a mediados de diciembre de 2020 para decidir qué solución se adopta, si puente o túnel, para el cruce del Guadalquivir por la ronda de circunvalación SE-40. La ganadora ha sido la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por la sevillana Ayesa y la madrileña Fhecor. Casualidad o coincidencia, ambas compañías son expertas en el diseño y/o seguimiento de la construcción de puentes. En su nota de prensa, al igual que en otros sistemas oficiales, el Ministerio ha ocultado el nombre de las empresas, en un oscurantismo inaceptable en una sociedad democrática.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que dirige José Luis Ábalos, también secretario de Organización del PSOE, remitió en la tarde del sábado 7 de mayo de 2021 una escueta nota a medios de comunicación en la que informaba de la adjudicación del contrato sobre el estudio del cruce del Guadalquivir por la ronda SE-40 sin decir siquiera el nombre de las empresas adjudicatarias, algo insólito en una Democracia, como si se avergonzara de su propia decisión o tuviera que ocultarla por algún motivo.

Item más, la adjudicación no apareció tampoco publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público, ni en la Sala de Prensa del Ministerio, ni en el Boletín Oficial del Estado (BOE), pese a que es el resultado de un concurso público que se convocó en el BOE el 15 de diciembre de 2020.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE

La ocultación a la opinión pública del resultado de concursos convocados en el BOE empieza a ser una costumbre del Gobierno de Pedro Sánchez respecto de Sevilla, ya que también esta misma semana la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció la concesión al Ayuntamiento de la capital de una subvención del IDAE para la ampliación de la línea del tranvía sin que haya aparecido nada aún en el Boletín Oficial cuando se trata de una convocatoria de alcance nacional.

Según recuerda el portal Maldita.es, el PSOE liderado por Pedro Sánchez utilizaba en noviembre de 2014, cuando éste aún no había llegado a la Moncloa, el lema ‘Transparencia y punto’.

https://maldita.es/malditodato/20200928/pedro-sanchez-gobierno-transparencia-ignora-mas-resoluciones-consejo-rajoy/

Sánchez  aseguraba que eran «transparentes» y que «el único patrimonio que exigían los socialistas para tener responsabilidades es el patrimonio de la honradez y el patrimonio de la transparencia».

https://www.youtube.com/watch?v=biCOsPwaxY4

La supuesta transparencia ha sido sustituida por la opacidad más absoluta, aunque extraoficialmente, siempre extraoficialmente, se sabía que el Ministerio de Ábalos iba a adjudicar el contrato de la SE-40 a Ayesa y a Fhecor.

Ayesa ya hizo en 2020 un informe para el Ministerio de Transportes en el que descalificó el Estudio Informativo por el que, casi dos decenios antes, se optó por la construcción de un túnel para el cruce del río Guadalquivir por la ronda de circunvalación SE-40 entre Coria y Dos Hermanas, tal como vimos en su día: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/se-40-la-alternativa-puente-no-fue-disenada-analizada-ni-comparada-de-forma-rigurosa-con-la-solucion-tunel/

y además maximizó los impactos del túnel y minimizó los de un posible puente, del que afirmó que podría convertirse en «un hito visual de interés si se llega a soluciones estéticamente valiosas»:

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/se-40-el-nuevo-estudio-encargado-por-el-ministerio-sostiene-que-un-puente-podria-convertirse-en-un-hito-visual-y-que-su-afeccion-paisajistica-seria-relativa/

Paradójicamente, Ayesa había sido la encargada por el Gobierno del diseño del túnel de la SE-40 bajo el Guadalquivir, cuyas obras se paralizaron posteriormente durante años.

El túnel de los Atlantes, diseñado por Manzanares/Ayesa para la SE-40 y abandonado por el Ministerio de Transportes

Su presidente, el trianero José Luis Manzanares, se pronunció luego a favor del puente, con estas palabras: “Si yo digo que yo soy el autor del proyecto del túnel todo el mundo pensaría que me decantaría por el túnel, porque yo soy el autor del proyecto del túnel porque a mí me encargaron un túnel. Si yo pudiera elegir entrar en mi tierra por el aire o por subterráneo, preferiría entrar por el aire. Política aparte, inversiones aparte, creo que es mucho más agradable circular por el aire libre que por túneles”: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/02/manzanares-y-el-puente-de-la-se-40/

En una entrevista en el portal ‘estructurando’, Manzanares se define a sí mismo como «un constructor de puentes», cuando dice: «si a un constructor de puentes le preguntas si hace falta un puente, te dice que mejor una docena. El que venda bicicletas te dirá que vivan las bicicletas».

Manzanares ha diseñado puentes como el del Cristo de la Expiración, del que más orgulloso se siente, en su Sevilla natal; el del Guardián del Castillo, conocido popularmente como el del dragón, en Alcalá de Guadaíra; el de Ibn Firnas, en Córdoba, y el de la Granadilla, en Tenerife.

Puente del Cristo de la Expiración, en Sevilla

Curiosamente, el ingeniero sevillano abogó en esa entrevista por que las grandes obras sean elegidas en referéndum por los habitantes de los municipios en que se vayan a construir, con estas palabras: «Me parece un buen sistema. Sobre todo, un puente dentro de una ciudad debe estar bien acogido por la gente que lo va a recibir. Sí, creo que es una buena solución». https://estructurando.net/2015/06/08/entrevista-a-d-jose-luis-manzanares-japon/

¿Apoyaría Manzanares un referéndum en Coria del Río sobre puente o túnel para cruzar la SE-40 al ser el municipio más afectado por la infraestructura que se elija y con su Ayuntamiento opuesto al puente que Manzanares defiende ahora tras haber defendido antes el túnel?

Por cierto, en esa misma entrevista Manzanares dice sobre su diseño del puente del Cristo de la Expiración lo siguiente: «en aquel momento, yo no era partidario de que hubiera puentes en Sevilla con estructura por encima del tablero. Después, lo que son las cosas, resultó que los puentes más emblemáticos de Sevilla serían el de la Barqueta y el Alamillo…pero en aquel cuarto de hora me parecía que Sevilla tenía un perfil especial, con los hitos de la Giralda y la Torre del Oro, y no había por qué llamar la atención sobresaliendo con la estructura. Por tanto, me planteé un puente con infraestructura y no con superestructura».

La popularmente conocida como Torre Pelli, en la que Ayesa, que participó en su construcción, ocupa varias plantas

El ingeniero trianero no era partidario de que ninguna obra sobresaliera por encima del perfil especial de Sevilla, por encima de la Giralda, pero en otra de sus contradicciones monetarias acabó participando desde primera hora en la construcción de la torre Pelli, que con sus 180 metros de altura convirtió en enana la Giralda y alteró para siempre ese «perfil especial de la ciudad», una participación en la torre que Ayesa destaca en su página web como «edificio singular». Además, la empresa también se convirtió en inquilina del rascacielos al alquilar varias plantas del mismo: https://www.ayesa.com/es/sectores/arquitectura/edificios-singulares/153-torre-sevilla

EL SOCIO DE AYESA

El socio de Ayesa y de Manzanares en la UTE adjudicataria del contrato sobre la SE-40, Fhecor Ingenieros Consultores, es una empresa de consultoría especializada en ingeniería de estructuras cuyo origen es una pequeña asociación de profesionales creada en 1979 y constituida como sociedad anónima en el año 1986.

En su presentación general habla de sus trabajos en materia de puentes y pasarelas (el primer capítulo), estructuras de edificación, estructuras industriales, estructuras marítimas y obras lineales, pero entre todo su catálogo, que abarca 35 años de actividad, no aparece ninguna referencia a un túnel, por lo que «a priori» su experiencia en esta potencial solución (que a nadie se le oculta es la que pretende desechar definitivamente el Ministerio, por su coste económico) para el cruce del Guadalquivir por la SE-40 es nula.

El puente sobre el río Mersey, cerca de Liverpool

Entre los puentes que figuran en su inventario de diseños/obras aparecen el nuevo sobre el río Piave (Italia); la pasarela Padre Anchieta, en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife); la ampliación del puente de Rande, en la ría de Vigo (Pontevedra); la reparación del puente Fernando Reig, en Alcoy (Alicante); el nuevo puente sobre el río Tajo, en Alcántara (Cáceres); el Mersey Gateway Bridge, en Runcorn (Liverpool, Reino Unido); el puente de Montoro (Córdoba), sobre el río Guadalquivir; la ampliación del puente de Los Santos, en la ría del Eo, entre Galicia y Asturias; el puente sobre el río Najerilla, en Nájera (La Rioja), y el puente de la isla de Toja (Pontevedra).

Fhecor también diseñó una solución para la ampliación del puente del Centenario de Sevilla, cuya ejecución finalmente fue adjudicada a la constructora Acciona.

ASPIRANTES EN EL CONCURSO

La Mesa de Contratación del Ministerio propuso como adjudicataria del contrato sobre la SE-40 a la UTE Ayesa-Fhecor por -dice textualmente- «haber sido la oferta más ventajosa económicamente según el Pliego, por importe de 814.483 euros (985.524,43 IVA incluido) y un total de 98,88 puntos. Ser la oferta con mejor relación calidad-precio para la Administración».

La redacción del acuerdo es equívoca porque en realidad la oferta de Ayesa-Fhecor no fue la más ventajosa para la Administración, ya que era la segunda más cara, sólo superada por los 875.747 euros de la UTE Geocontrol, Cemosa Ingeniería y Control y Pedelta. Todas las demás estuvieron por debajo de los 800.000 euros. Como el punto de partida del concurso eran 1.094.000 euros, los 814.483 de Ayesa-Fhecor suponen una bajada del 25,55%.

Todas las empresas participantes acabaron empatadas en la puntuación otorgada en conceptos como autor, equipo de estructuras, equipo de túneles y equipo medioambiental, por lo que el triunfo para Ayesa-Fhecor se decantó gracias a su oferta técnica, que recibió 45 puntos, superior a los 39,92 de la UTE Técnica y Proyectos (Typsa) e Ideam.

Al final, la puntuación global para Ayesa-Fhecor fue de 98,88, mientras que la segunda más alta fue, con 93,67, la de la UTE Carlos Fernández Casado y Esteyco.

Los técnicos del Ministerio desestimaron de entrada las ofertas de la UTE Airtificial CW Infraestructures y Pondio Ingenieros y la de Tecopy y Novo y Asociados, por presunción de anormalidad. Las restantes participantes fueron, además de la UTE entre Ayesa y Fhecor, las siguientes: UTE Carlos Fernández Casado y Esteyco; Urci Consultores, Arenal y Asociados, Ingeniería de Diseño y Geoconsult España Ingenieros; WSP Spain-Apia; TPF Gentsa Euroestudios y EIS Guía Consultores; Técnica y Proyectos (Typsa) e Ideam; Geocontrol, Cemosa Ingeniería y Control y Pedelta; UG21 Consultores Ingeniería, Sistema Ingeniería y Subterra Ingeniería; Conurma Ingenieros Consultores y META; Ingeniería Especializada Obra Civil e Industrial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.