Ciudadanos desvela un pacto con el PSOE para no devolver al Alcázar los 17 millones que le cogió para Tussam

Ambos pretenden destinar a otros usos los 18,3 millones de la posterior ayuda del Gobierno exclusiva para el transporte público

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, ha desvelado que su grupo y el del PSOE, los cuales sustentan el gobierno de Espadas, pactaron en noviembre de 2020 destinar la ayuda que concediera el Gobierno de España a Tussam a otros usos distintos, porque ya entonces el alcalde había decidido adelantarse a los plazos de Madrid y coger 17 millones de euros de la hucha del Alcázar con el mismo fin. Así pues, ni Pimentel ni Espadas tenían ni tienen la intención de devolver el dinero al Alcázar, pero tampoco han caído en la cuenta de que los 18,38 millones de euros concedidos por el Gobierno de España tienen un carácter finalista: están destinados al transporte público y no a otros usos.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, exigió el pasado 26 de agosto (2021) al alcalde, Juan Espadas (PSOE), que «dé a conocer a todos los sevillanos cuál será el destino final de los 18,3 millones procedentes del fondo extraordinario de apoyo al transporte público» concedido por el Ministerio de Hacienda el pasado mes de julio, según una nota del partido naranja: http://sevilla.ciudadanos-cs.org/2021/08/26/ciudadanos-exige-a-espadas-que-de-a-conocer-el-destino-final-de-los-mas-de-18-millones-de-euros-del-fondo-de-transportes/

En este sentido, ha reclamado a Espadas que «cumpla su palabra» y «ejecute el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones el pasado mes de noviembre para que esta cantidad se asignara íntegramente a ayudas directas, planes de empleo y al refuerzo de los servicios públicos y sociales municipales».

Un acuerdo que, además, «permitió que, por primera vez en la historia de nuestra ciudad, parte del superávit municipal no se dedicara a pagar deuda sino al apoyo de aquellos sectores que se estaban viendo más perjudicados por las consecuencias derivadas de la pandemia», utilizando «uno de cada dos euros del ahorro de los sevillanos para este fin», ha señalado.

Pimentel ha recordado que, por aquel entonces, «la situación por la que atravesaba Tussam era especialmente delicada», ya que «las limitaciones a la movilidad provocadas por la alta incidencia del Covid habían provocado una caída histórica de la cifra de usuarios», lo que derivó «en un importante descenso de los ingresos ordinarios y puso en riesgo su viabilidad».

Álvaro Pimentel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla

Para evitar «consecuencias negativas» y, sobre todo, para «garantizar el futuro de la empresa y de todos sus trabajadores», ambas formaciones decidimos «inyectar el dinero de este superávit municipal en las cuentas de Tussam», de modo que «se cerrara el ejercicio 2020 sin grandes pérdidas y la empresa pudiera afrontar todos los gastos previstos».

Así, «el compromiso adquirido entonces recogía que, una vez que se recibiera el dinero del fondo extraordinario de transportes, la ayuda de casi 20 millones de euros adelantada por el Ayuntamiento se destinaría a los fines previstos en el acuerdo», que «no eran otros que estas ayudas directas, el impulso de nuevos planes de empleo y el refuerzo de los servicios públicos y sociales», ha indicado.

El líder de la formación naranja en el Consistorio hispalense ha añadido que, «ahora que esta ayuda del Ministerio de Hacienda ya se encuentra ingresada en las cuentas de nuestro Ayuntamiento, es el momento de que el gobierno municipal demuestre si es capaz de cumplir con lo que acordó en su día», ejecutando de este modo «el compromiso que adquirió con el grupo municipal de Ciudadanos en el mes de noviembre del pasado año».

«Aquí lo que está en juego no es sólo la palabra del equipo de gobierno sino también saber si se posiciona del lado de los sectores más afectados por esta pandemia», que «todavía en estos momentos siguen necesitando de este tipo de ayudas directas para poder iniciar cuanto antes la necesaria reactivación económica y social de nuestra ciudad», permitiendo así que «puedan mantener abiertos sus negocios y conservar todos los puestos de empleo que generan con su actividad», ha advertido.

Pimentel ha instado al equipo de gobierno que «aclare en el menor tiempo posible qué intenciones tiene para fijar el destino definitivo de los casi 20 millones de euros que nos concedió hace más de un mes el Gobierno de España» y que «a, juicio de nuestro grupo municipal, no deberían tener otro fin que no fuera el acordado entre ambas formaciones».

En este sentido, ha añadido que «encaramos unos últimos meses del año 2021 que van a ser cruciales para la economía de la ciudad» y que, por tanto, «ha llegado la hora de que el Ayuntamiento dé un paso al frente y se posicione del lado de aquellos que peor lo están pasando». Así aprovecharíamos esta importante cantidad de dinero para abrir nuevas convocatorias de ayudas directas» que, «a diferencia de las anteriores, se concedan y, sobre todo, se ejecuten en un corto espacio de tiempo», ha concluido.

DINERO DEL ALCÁZAR

Álvaro Pimentel oculta que el dinero adelantado en diciembre de 2020 por el gobierno de Espadas procedía de los fondos de un organismo autónomo como es el Real Alcázar, gobernado por un Patronato propio, tal como hemos visto en sucesivos informes: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/el-turismo-patrimonial-salva-a-tussam-a-traves-del-alcazar/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/06/tussam-que-le-quito-hace-6-meses-17-millones-al-alcazar-por-el-covid-esta-dispuesta-ahora-a-gastar-hasta-24-millones-para-el-tranvia-de-espadas/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/08/espadas-se-olvida-de-devolver-al-alcazar-el-dinero-que-le-cogio-pese-a-haber-recibido-de-hacienda-183-millones-con-el-mismo-fin-de-compensar-las-perdidas-de-tussam/

La pregunta que se hace Pimentel de que Espadas «dé a conocer a todos los sevillanos cuál será el destino final de los 18,3 millones procedentes del fondo extraordinario de apoyo al transporte público» es de las que lleva implícita la respuesta, porque él mismo reconoce que es un dinero procedente del fondo extraordinario de apoyo al transporte público, es decir, un dinero con un claro carácter finalista: destinado a paliar las consecuencias de la pandemia en las empresas públicas de transporte, como Tussam, pero no a planes de empleo ni al refuerzo de los servicios municipales, como pretende el portavoz de Ciudadanos.

Espadas cogió 17 millones de euros de la hucha del Alcázar para Tussam y no piensa devolverlos

Así se estipula en la Resolución del 9 de marzo de 2021, de la Secretaría de Estado de Hacienda: «Es objeto de esta Resolución -puede leerse- establecer el procedimiento y el plazo de remisión, así como el contenido del formulario para recabar información financiera necesaria derivada de la prestación del servicio de transporte público urbano o interurbano por parte de las entidades locales. Esta información servirá de fundamento para determinar una posible futura concesión directa de subvenciones a favor de aquellas entidades en las que concurra la condición de haber prestado dicho servicio en cualquier modalidad, lo que se determinará, en su caso, en el marco de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones, considerando a estos efectos el ejercicio inmediato anterior a aquel en el que se ha producido la situación de pandemia, y que fue 2019 (….) En consecuencia, no se incluirán ingresos que tengan su origen en la prestación de servicios o realización de actividades ajenas a la del transporte público«: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2021-3837

Si el Ayuntamiento de Sevilla ha recibido del Ministerio de Hacienda 18,38 millones de euros con el fin de paliar las pérdidas de Tussam por la pandemia, lo lógico es que el gobierno de la ciudad devuelva al Alcázar los 17 millones de euros que le cogió con la misma finalidad y no que ahora se gaste una de las dos cantidades al albur de lo que hubieran pactado Ciudadanos y el PSOE y sin nada que ver con Tussam o con el monumento patrimonio de la Humanidad.

Los 17 millones del Alcázar, fruto del interés de los turistas por conocer el patrimonio histórico-artístico de la ciudad, tienen, pues, un origen patrimonial y en último extremo deberían revertir al patrimonio que los ha originado. Si ya no pudiera ser el Alcázar, ahí está un Plan director o estratégico del Patrimonio Municipal, redactado conjuntamente con la Universidad Hispalense, y que el gobierno local presentó a bombo y platillo el pasado mes de mayo (2021).

Hay una lista de 115 bienes patrimoniales https://www.urbanismosevilla.org/noticias/el-patrimonio-historico-municipal-ya-tiene-un-plan-director-que-establece-la-estrategia-a-seguir-para-una-gestion-inteligente-y-sostenible-de-los-115-bienes-del-ayuntamiento necesitados de algún tipo de actuación de conservación, restauración o reutilización, en los que podrían invertirse esos 17 millones de euros procedentes del Alcázar antes que, como dice Pimentel, en el refuerzo de los servicios municipales o, como se está maliciando tanto él como quien suscribe, en la ampliación del tranvía.

El dinero procedente del patrimonio, que acabe en el patrimonio, no en los caprichos políticos de Pimentel y/o de Espadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.