Espadas se olvida de devolver al Alcázar el dinero que le cogió pese a haber recibido de Hacienda 18,3 millones con el mismo fin de compensar las pérdidas de Tussam

Con los 17 millones del monumento puede desde pagar la subida de sueldo en la empresa municipal hasta financiar la ampliación del tranvía

Pasan los días y ni el gobierno de Espadas, ni los grupos políticos municipales de la oposición ni el Patronato del Real Alcázar hacen alusión alguna a si el Ayuntamiento va a devolver a las cuentas del monumento al menos los 17 millones de euros que le cogió para compensar las pérdidas de Tussam por la pandemia y una vez que, por el mismo motivo, el Ministerio de Hacienda ha transferido al Consistorio 18,36 millones de euros.

El alcalde a tiempo parcial de Sevilla, Juan Espadas, anunció a finales de julio (2021), y luego confirmó el Ayuntamiento, que el Ministerio de Hacienda, cuya titular es la sevillana María Jesús Montero, había ingresado en las arcas municipales 18,36 millones de euros en concepto de compensación por la caída de viajeros y de ingresos sufrida por la empresa municipal de transportes (Tussam) en 2020 como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Tal como vimos en un anterior informe, Tussam perdió el dicho ejercicio casi 39 millones de viajeros (cerca del 47% del total): https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/tussam-perdio-en-2020-el-ano-del-coronavirus-casi-39-millones-de-viajeros/ .

Ante este enorme agujero y dados los desacuerdos en las Cortes y el consiguiente retraso del Ministerio en compensar las pérdidas de las empresas municipales de transportes, el gobierno de Espadas hizo lo mismo que Monteseirín en 2009: meter la mano en la caja del Alcázar.

Monteseirín sentó el precedente de meter la mano en la caja del Alcázar: 6 millones en 2009

Tras la crisis económica de 2008, el inefable Monteseirín, con el argumento de que todas las entidades municipales eran como una gran familia en las que las estuvieran en mejor posición debían ayudar a las demás, le quitó 6 millones de euros al Patronato del Real Alcázar para tapar agujeros de su gestión al frente del Ayuntamiento, dinero que por supuesto jamás devolvió.

Espadas se valió de este precedente para, en diciembre de 2020, coger 21,3 millones de euros de la hucha del Alcázar con el pretexto de afrontar gastos derivados del Covid. De dicha cantidad, 17 millones fueron para compensar las pérdidas de Tussam: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/el-turismo-patrimonial-salva-a-tussam-a-traves-del-alcazar/ .

Siete meses después de aquel «atraco», el Ministerio de Hacienda ha transferido los citados 18,36 millones de euros al Ayuntamiento con destino a Tussam, por lo que en puridad el gobierno de Espadas debería devolver al Patronato del Alcázar al menos los 17 millones de euros que cogió de sus cuentas para la empresa municipal de transportes, pero pasan los días y la amnesia al respecto sigue instalada en la Plaza Nueva, donde por lo que se ve no están dispuestos a reintegrar ni un solo euro al monumento.

Espadas, con María Jesús Montero en una visita de la ministra a Sevilla

De esta manera, «haciéndose el loco», Espadas ha ingresado por el mismo concepto de compensar a Tussam 17 millones del Alcázar por un lado y, por otro, 18,36 millones de Hacienda, hasta sumar 35,36 millones, cuando las pérdidas reales de la empresa municipal ascendieron sólo a la cantidad pedida a Hacienda, ya que el Ministerio exigió el 31 de marzo que las entidades locales le remitieran «toda la información financiera necesaria para poder acceder a la compensación por la caída de ingresos en 2020 de los operadores del servicio de transporte público», como puede verse en el siguiente enlace: https://www.hacienda.gob.es/es-ES/Prensa/En%20Portada/2021/Paginas/20210331-EELL-TRNSPORTE-PUBLICO-COVID19.aspx .

Con el exceso de los 17 millones de euros del Alcázar, que se ha quedado ya sin justificación posible por haber sido compensadas las pérdidas de Tussam por Hacienda, el gobierno de Espadas ha podido, por ejemplo, afrontar la insólita subida de salarios a la plantilla de la empresa municipal de transportes en un contexto de crisis nacional y mundial por la pandemia.

Juan Carlos Cabrera, delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla

Así lo reconoció el delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, en respuesta a una convocatoria de huelga en Tussam en junio por los sindicatos ASC y CSIF, cuando dijo que pese a haber perdido en 2020 casi el 50% de sus ingresos por venta de títulos, la dirección de la empresa municipal aplicó finalmente el alza salarial que se había pactado antes del Covid-19, y que se estaba negociando un nuevo convenio, para el que los sindicatos exigían otro incremento retributivo.

¿Y qué más puede hacer Espadas con los 17 millones de euros que no le ha devuelto al Alcázar? Pues también pagar la compra y el mantenimiento de dos trenes para que den servicio al denominado ‘Metrocentro’ entre San Bernardo y El Corte Inglés de Nervión: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/06/tussam-que-le-quito-hace-6-meses-17-millones-al-alcazar-por-el-covid-esta-dispuesta-ahora-a-gastar-hasta-24-millones-para-el-tranvia-de-espadas/ .

Así pues, a Espadas el dinero del Alcázar le viene de perlas no para financiar las pérdidas de Tussam, que ya se las ha compensado el Ministerio de Hacienda, sino la ampliación de su tranvía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.