Estupor entre los vecinos por el anuncio del gobierno de Espadas de hacer caja con el solar de Divina Pastora en vez de destinarlo a «pulmón verde»

El Ayuntamiento de Sevilla ha pagado 1,8 millones de euros por los dos tercios del terreno aún en manos particulares

Afirma que ahora se podrá ejecutar allí un proyecto privado que genere ingresos para las arcas municipales

En el previo proceso de participación ciudadana el barrio se pronunció sin género de dudas por que se cree una zona verde pública

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla aprobó el pasado 30 de julio (2021) la compra de los dos tercios que aún no estaban en su poder de una parcela del solar sin uso sito entre las calles Arrayán y Divina Pastora para ejecutar un proyecto privado que pueda generar ingresos a las arcas municipales. El anuncio ha causado estupor entre los vecinos, que en previos procesos participativos expresaron su deseo de que se convierta en un «pulmón verde» para el barrio, en el Casco Antiguo.

Según el gobierno de Espadas, la compra del pro indiviso de una de las parcelas (dos tercios en manos privadas, ya que el tercio restante era propiedad del Ayuntamiento) forma parte del plan extraordinario de inversiones a través del Patrimonio Municipal del Suelo y tiene como objetivo poder desarrollar un proyecto integral y con visión de conjunto en estos terrenos, que dé respuestas a peticiones vecinales de la zona, que cumpla con el planeamiento vigente y que genere actividad económica e ingresos para el Ayuntamiento, que puedan ser reinvertidos en otros proyectos en la ciudad.

La parcela objeto de este acuerdo tiene una superficie de 1.643 metros cuadrados y una edificabilidad de 3.432 metros cuadrados. En total, los suelos, calificados en el PGOU como Conjunto Histórico, se han valorado en 2,7 millones de euros, de los cuales una tercera parte (900.000 euros) eran ya de titularidad pública.

Con esta operación, el Ayuntamiento abonará 1,8 millones de euros a los propietarios para adquirir las otras dos terceras partes y una vez asumida el 100% de la propiedad , «se podrá ejecutar un proyecto privado acorde con el planeamiento urbanístico que pueda además generar ingresos» a las arcas municipales.

Imagen aérea del solar de Arrayán-Divina Pastora

«Una vez que hayamos completado esta operación, elaboraremos desde la Gerencia de Urbanismo un diseño urbanístico para esta zona del conjunto histórico acorde con el planeamiento vigente y que logre un equilibrio entre los intereses de las vecinas y vecinos del barrio, la generación de actividad económica y la captación de ingresos para la Gerencia de Urbanismo que puedan ser reinvertidos en proyectos e infraestructuras de ciudad», ha dicho el edil de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

La nota oficial del Ayuntamiento sobre esta operación https://www.sevilla.org/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-ejecuta-una-nueva-operacion-del-plan-extraordinario-del-patrimonio-municipal-del-suelo-y-adquiere-las-parcelas-sin-uso-de-arrayan-divina-pastora remite al plan extraordinario de inversiones con cargo al Patrimonio Municipal de Suelo, el cual se basa no en la compra de terrenos, sino en su enajenación para, con el fruto de la venta, financiar 28 proyectos en la ciudad, como anunció el 18 de junio de 2020 el alcalde, Juan Espadas, y puede comprobarse en el siguiente enlace: https://www.urbanismosevilla.org/noticias/el-alcalde-anuncia-un-plan-publico-de-inversiones-de-53-7-millones-de-euros-en-proyectos-de-reactivacion-de-la-ciudad-para-los-proximos-cuatro-anos-a-partir-de-la-gestion-de-los-recursos-del-patrimonio-municipal-de-suelo

«Tras los estudios pormenorizados llevados a cabo por la Gerencia de Urbanismo en este sentido -reza la nota oficial citada-, este organismo ha realizado un planteamiento de enajenación de terrenos incluidos en esta bolsa que ha sido positivamente validado por los servicios jurídicos y de la intervención del Ayuntamiento de Sevilla….

De esta forma -continúa-, se han identificado una serie de suelos sobre los que ya se ha  constatado la existencia de interés privado sobre los mismos, para su próxima venta. Se trata exactamente de diez parcelas cuya enajenación ya puede programarse y, por tanto, cuantificarse económicamente el ingreso que obtendría por ello la Gerencia de Urbanismo. A esta decena de inmuebles, el Ayuntamiento suma el edificio de la antigua comisaría de policía de la plaza de la Gavidia. En total, la venta de estos espacios repercutiría en unos ingresos valorados por el Ayuntamiento en 53,7 millones de euros. 

Entre estos suelos del Patrimonio Municipal de Suelo de próxima enajenación, el alcalde ha destacado algunas localizaciones de los mismos como….las calles Arrayán y Divina Pastora…».

Presentación del plan extraordinario de inversiones con cargo al Patrimonio Municipal de Suelo

Sin embargo, no era exactamente así, ya que el solar de Arrayán-Divina Pastora es, dentro del plan municipal, la excepción que confirma la regla. Al mismo se le dedica una ficha por completo y alusiones en otra dentro del plan y se habla no de su venta, sino de todo lo contrario, la adquisición del pro indiviso de una de las parcelas que lo componen, como finalmente se ha hecho.

Según una de las fichas del plan citado, «actualmente los suelos constituyen un gran vacío, sin divisiones físicas, pero en realidad se trata de varias parcelas deslindadas, tanto de titularidad privada como pública.

En cuanto a las propiedades municipales, la distribución y superficies aproximadas son las siguientes: hacia la calle Arrayán, nos encontramos con dos parcelas de unos 187 y 160 m². Hacia la calle Divina Pastora, otras dos parcelas de unos 80 y 60 m².
Por último, en el interior y con acceso desde calle Divina Pastora nº 27, una parcela de supeficie aproximada de 1.643 m², sobre la que está constituido el proindiviso, del cual el Ayuntamiento ostenta 1/3 de la propiedad como se ha indicado».

El Ayuntamiento identifica en su plano cinco parcelas como componentes del solar (la número 3 ha sido objeto de la operación de compra venta)

Pero, atención, en el Catastro se refleja la existencia de una sexta parcela independiente, señalada con el número 50 en el plano, de la que el Ayuntamiento se olvida en su informe, aunque presuponemos que esta parcela «fantasma» habría acabado en manos del Consistorio a lo largo de las numerosas vicisitudes y planes que han afectado al polémico solar en los últimos treinta años.

Vista cenital del solar
El en plano del Catastro aparece otra parcela, la número 50, como integrante del solar
La parcela número 50, que sería la sexta del solar, tiene su propia ficha en el Catastro

Y otra discordancia con el Catastro: éste otorga a la parcela pro indiviso (la número 49 en su plano) una superficie de 1.667 m2 en vez de los 1.643 m2 de la medición municipal, discordancia que vuelve a poner de manifiesto la falta de fiabilidad de mapas y estadísticas en nuestro país, como no me canso se señalar una y otra vez.

En la ficha del plan de enajenación de Patrimonio Municipal de Suelo el Ayuntamiento ya señalaba la operación que ha acometido ahora: «Con la adquisición del resto de la propiedad de esta parcela, el Ayuntamiento ostentaría la titularidad del 100% de las parcelas que componen este gran vacío, lo que permitiría desarrollar
un proyecto de forma unitaria sobre estos suelos ubicados en el Conjunto Histórico». Y se añade: «La adquisición de los 2/3 del proindiviso de la parcela de calle Divina Pastora nº 27, se estima que puede suponer una inversión de 1.850.000 €».

Y en la página 66 del plan extraordinario de enajenación de Patrimonio Municipal de Suelo se puede leer la previsión del gobierno de Espadas sobre la venta de todo el solar una vez que el Ayuntamiento, como ha ocurrido ahora, se hiciera con la plena propiedad del mismo: 4 millones de euros por sus 2.130 m2 en total (en el texto hay un cero de más).

Como según la nota oficial del Consistorio el coste final del pro indiviso ha sido 50.000 euros inferior al previsto en su plan de enajenación de Patrimonio Municipal de Suelo, ha pagado a razón de 1.643,33 euros el m2. Si se aplica este mismo precio a la posterior venta de todas las parcelas del conjunto (las cinco que identifica la Corporación Municipal: 1.643 m2; 187 m2; 160 m2; 80 m2; 60 m2), se podrían obtener 3.500.029 euros (2.130 m2 x 1.643,33 euros/m2).

Es decir, medio millón de euros menos de la cifra estimada en el plan extraordinario de enajenación.

Recuérdese que de nuevo el gobierno de Espadas ha justificado esta operación con el argumento de que «se podrá ejecutar un proyecto privado acorde con el planeamiento urbanístico que pueda además generar ingresos».

Otra vista del solar comprado en su integridad por el Ayuntamiento de Sevilla

Cabe preguntarse si el Ayuntamiento, al comprar suelo con el mero fin de revenderlo para obtener mayores beneficios, no está está actuando como un especulador más en el mercado inmobiliario en vez de como una Administración Pública que se dice socialista.

Se enfrenta a otra contradicción, puesta de manifiesto en un comunicado por los vecinos del barrio, representados por el colectivo ‘Pulmón Verde’, en que se halla enclavado el solar, un comunicado que no tiene desperdicio y que, entre otras cosas, dice lo siguiente:

«(….) 2.Recordemos que el Ayuntamiento, en respuesta a interpelaciones de grupos políticos y de este mismo colectivo vecinal ante el Pleno Municipal, ha afirmado, por boca del delegado Antonio Muñoz, que dicho solar tendrá el uso que el vecindario decida mediante un proceso participativo, en el que se podrá elegir entre tres opciones:
básicamente, o todo verde, o todo ladrillo o mitad y mitad.

Así que, tras su comunicado, cabe sospechar que el Ayuntamiento tiene ya decidido
el resultado de dicho “proceso participativo” (que, en verdad, es sólo una mera
votación telemática). Y cabe también apuntar que la ciudadanía está harta de que llamen “participación” a cualquier cosa; y de que la llamen a “participar” para nada.


3.Nuestra reivindicación cuenta ya con el apoyo de la Junta Municipal de Distrito,
que en su Pleno de febrero aprobó pedir al Ayuntamiento que no venda el solar y que lo califique urbanísticamente como “zona verde, de servicios y esparcimiento para el
vecindario”.

Hemos recogido ya, tanto presencial como telemáticamente, casi 2.500
firmas apoyando que dicho solar se convierta en un parque público. Y 50 entidades
también apoyan la petición vecinal de que este solar empiece cuanto antes a ser
usado como espacio libre, incluyéndose entre ellas: las AMPAS de seis colegios e
institutos de la zona y la FAMPA Sevilla “Nueva Escuela”; dos asociaciones vecinales;
ONCE; FACUA; siete asociaciones ecologistas, entre ellas Greenpeace…

Cartel llamando a una concentración en la Plaza Nueva en demanda del ‘pulmón verde’

Además, hemos hecho un trabajo a pie de calle de recogida de propuestas de
equipamiento para el nuevo parque, lo que da a la reivindicación y proyecto de parque la legitimidad y solidez de basarse en deseos y necesidades que señala el propio
vecindario, y que versan en torno a zonas verdes, arbolado, fuentes, espacios de ocio
saludable y un lugar de encuentro amable, en el que quepan todas las generaciones.
En fin, que tenemos claro que el proceso participativo se ha producido ya, que el
vecindario ha hablado que quiere un Pulmón Verde en ese terreno y que cualquier otra
solución no da “respuestas a sus peticiones”.

4.Nuestro propio alcalde viene reiterando con rotundidad que quiere otro modelo
de ciudad, más verde y participativo. Queremos creer que dichas palabras no son
hueras, un posado, sino que son el reflejo de una sociedad más deseosa de un
medioambiente y calidad de vida mejores y una participación ciudadana “en serio”, que
no permite un “todo vale” a cambio de ingresos.

Por lo que no entendemos para dicho solar, el único de todo el distrito capaz de
albergarla, otra solución que no sea ese reclamado Pulmón Verde que humanice y
naturalice nuestro barrio, que dé cabida tanto a mayores como a jóvenes facilitando
oportunidades de ocio sano y activo, y que se aleje del urbanismo salvaje.

Por último, señalar que desde este colectivo seguiremos trabajando hasta conseguir que dicho solar sea nuestro soñado parque, lleno de vida, no otro pelotazo y ladrillazo más. Señor Espadas, se puede saber perfectamente cuánto cuesta un terreno; pero,
¿cuánto valen para usted la salud, el bienestar y la participación de un vecindario?».

Véase al respecto el blog vecinal: https://pulmonvecinal.blogspot.com/

Niños del barrio pintan un muro en pro del ‘pulmón verde’ en el solar de Arrayán-Divina Pastora

La contradicción radica en que supuestamente el Ayuntamiento se comprometió a respetar los deseos vecinales en ese proceso presuntamente participativo y que el deseo vecinal de que todo el solar se convierta en un «pulmón verde» le impediría hacer caja con la venta de al menos una parte del mismo para un proyecto de viviendas, atención, ni siquiera públicas, sino privadas, en otra contradicción añadida en un gobierno (¿también presuntamente?) socialista.

Y si se repasa la rueda de prensa del ahora alcalde a tiempo parcial Espadas del 18 de junio de 2020 sobre el plan extraordinario de inversiones mediante la venta de patrimonio municipal de suelo se verá que en la lista de 28 «importantes proyectos de ciudad» figura la creación de un nuevo parque público en Palmete.

Si el gobierno de Espadas puede destinar dinero a crear una zona verde en Palmete deberá explicar a los vecinos del saturado Casco Antiguo por qué quiere especular y hacer caja con el solar de Arrayán-Divina Pastora en vez de, atendiendo a los deseos de aquéllos, crear allí también un «pulmón verde».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.