La Junta de Andalucía publicita el Informe Ambiental Estratégico de uno de los planes parciales de la Hacienda Santa Bárbara

El Plan General permite en esa zona de Sevilla la construcción de 4.184 viviendas

La Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible en Sevilla de la Junta de Andalucía ( Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible) ha dado publicidad al Informe Ambiental Estratégico sobre el plan parcial de ordenación de uno de los sectores de la Hacienda Santa Bárbara, una de las más importantes bolsas de suelo que quedan en Sevilla capital.

El cumplimiento de este obligado trámite administrativo afecta al Sector SUS-DE-04 (Santa Bárbara 4), uno de los cuatro planes parciales en que se divide la ordenación urbanística de esta bolsa de suelo situada en la zona Este del término municipal de la capital de Andalucía.

En concreto, este plan parcial engloba una superficie de 820.447 m2, en la que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) permite una edificabilidad de 498.025 m2, de los que 438.262 serían de uso residencial.

Según las determinaciones del PGOU, en el ámbito de este cuarto plan parcial de Santa Bárbara se podrían construir 4.184 viviendas, de las que en principio 2.720 serían de renta libre y 1.464, de protección oficial.

Situación de la Hacienda Santa Bárbara (a la derecha)

El proceso iniciado es previo y preceptivo. Después vendrá el plan parcial de ordenación con todo su proceso administrativo y sus informes sectoriales, el proyecto de urbanización, el proyecto de compensación, la ejecución de obras…

En el conjunto de la Hacienda Santa Bárbara el Plan General prevé la construcción de 15.322 viviendas, frente a las 9.443 de Villanueva del Pítamo; 2.870 de Palmas Altas, y 5.287 de Cortijo de Cuarto.

Este importante número de viviendas y de población futura fueron razones suficientes para que los redactores del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) plantearan la construcción hasta allí de un ramal específico del Metro.

Los redactores del PMUS plantearon un ramal del Metro hasta Santa Bárbara

Buena parte del suelo de Santa Bárbara acabó en manos de la Sareb, el denominado “banco malo”, tras la quiebra de la empresa inmobiliaria propietaria del terreno porque Monteseirín se gastó el dinero que entregó para la ejecución de los sistemas generales en la construcción de las Setas de la Encarnación y en otros de sus proyectos megalómanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.